bloggerflickrimdbtwitter
busca en tdc!

Reseñas para mi hija de tres años: Only God Forgives


only god forgives


¿Cómo se llamaba aquel amigo tuyo tan travieso? ¿Era Leo verdad? Pues imagina que Leo le rompe sin querer un juguete a tu amiga Lucía Y ella llora y se pone triste y te pide que la ayudes a pegar a Leo, por malo. ¿Tú qué harías? Pues algo parecido le pasa a Julian.

Julian no habla mucho porque no tiene papá, y porque su mamá no le dejaba hacer las cosas que le gustaban de pequeño. Por eso, cuando fue lo suficientemente grande, se fue a vivir muy muy lejos de su familia con su hermano Billy. Pero un día su hermano le hace mucho daño a una niña y el papá de esa niña se pone muy triste y se enfada mucho y mata a Billy. Esto quiere decir que Julian nunca más va a poder ver a Billy, ni a jugar con él.

Julian se pone muy triste, y también se enfada, pero como su hermano se había portado muy muy mal, decide que, un poco, se lo merecía. Y aunque le gustaría hacer daño al hombre que mató a Billy decide no hacer nada.

Pero la mamá de Julian y de Billy no piensa igual. Cuando viene a ver a Julian, está muy enfadada. Mucho más que todos los demás, y pide a Julian que le pegue mucho al hombre que mató a Billy. Le pide eso porque ella no es fuerte, y Julian sí. Y porque la mamá cree que si el hombre que mató a Billy llora, se hace mucho daño, o incluso si se muere y nadie vuelve a verlo nunca más, tanto la mamá como Julian ya no estarán tan tristes. Eso es lo que la gente llama “Venganza"

Y ahora, Dana, verás en la película cosas muy feas que alguna gente le hace a otra gente, pero piensa una cosa: esto es el Cine, y todo eso son disfraces, y muñecos, y lo hacen así de feo para que tu pienses que es asqueroso, y malo, y tú también te enfades un poco y entiendas lo que le pasa a Julian. Y es verdad, todo eso es muy malo cuando no pasa en el Cine. Pero en esta ocasión, esa gente son actores, y cuando llega la noche y se quitan la pintura roja de encima, se juntan todos en un restaurante y cenan y se ríen y celebran que han trabajado todos muy bien. Si todo esto pasara en nuestra calle o en tu colegio sería muy triste y muy malo, pero cuando pasa en una película es porque forma parte de una historia ¿Ves la diferencia?

Volviendo a la película, Julian no cree que hacerle daño a la gente ayude, pero de todas formas piensa que tiene que hacerle caso a su madre. Por eso se mira los puños: son fuertes y y sirven para pegar, pero él no quiere usarlos. Por eso no le sirven de nada y se pone más triste aún.

Al final la madre se enfada mucho más todavía porque Julian no le hace caso, y pide a otras personas que hagan daño al hombre que mató a Billy. Pero, ¿que pasa cuando alguien hace daño a otra persona? ¿Y si esa otra persona luego también quiere venganza porque le han hecho daño? Pues que así estarán todo el rato y no acabará nunca. Y todo el mundo se acabará haciendo daño.

Por eso, al final, también le hacen mucho daño a la mamá de Julian. Y también se muere. Eso significa que Julian no va a volver a verla nunca más. Ahora que está sin papá, sin mamá y sin hermano, Julian está muy solo y más triste que antes.

¿Qué puede hacer Julian ahora? Sólo puede hacer dos cosas: UNA, intentar vengarse como le pedía su mamá y hacerle daño a más gente. O DOS, no hacer nada y dejarlo estar.

Al final, Julian decide dejarlo estar, que ya está bien de gente muriendo. Y para conseguirlo, le pide a la policía que le quiten las manos. Sin manos, seguro, seguro, seguro, seguro, que no podrá hacerle daño a nadie nunca más.



__________________________________________________________________________________________




y2_2

Reseñas para mi hija de tres años: Coraline


coraline


¿Qué te parecería que mamá, tú, y yo nos fuéramos a vivir a otro sitio, muy lejos de aquí? No volveríamos nunca más a esta casa, y tendrías que ir a otro colegio, donde no conocerías a nadie. Pero también tendrías muchos sitios nuevos donde jugar y mucha gente nueva por conocer. Sería triste, pero también sería muy emocionante, ¿verdad?

Pues eso es lo que le pasa a Coraline. Ella es una niña muy lista, y cuando se muda a una casa nueva, llena de gente rara, se aburre porque no tiene amigos. Además, sus padres trabajan mucho, y no le hacen caso, ni juegan con ella. Es un poco triste, ¿verdad?

Pero llega un día que encuentra una puerta hacia otro sitio: a una casa igual que la suya, pero más bonita, y donde todos los que viven allí tienen botones en lugar de ojos. Sus otros padres de ese otro sitio (con botones en los ojos) son mucho mejores que sus padres de verdad, son divertidos, y juegan con ella y le dan de comer todo lo que le gusta.

A Coraline le gusta tanto todo eso que decide quedarse. Pero la mamá del otro lado pone una condición: tiene que cambiarse los ojos por botones. ¿A ti te gustaría? (*) No, claro que no.

Pues como tú, Coraline tampoco quiere perder sus ojos, y la otra mamá se enfada mucho. Tanto, que se le cae el disfraz de mamá buena, y ya no es su mamá sino una bruja. Una bruja con patas de araña que había engañado a la pequeña Coraline para que se quedara allí para siempre.

Coraline consigue escapar y vuelve a su casa de verdad. Pero una vez llega, no encuentra a sus padres, y es porque la bruja se los ha llevado para obligar a Coraline a volver. Por eso la niña vuelve de nuevo a esa otra casa para buscar a sus padres de verdad, y los encuentra. Y también encuentra a otros niños fantasma a los que la bruja había atrapado mucho tiempo antes. Como Coraline ha conseguido hacer enfadar mucho a la bruja, su magia se deshace, y por eso todo ese mundo de mentira se acaba cayendo a trocitos.

Al final, con la ayuda de un gato que habla, y un niño que no habla, consigue escapar de nuevo y encerrar a la bruja en el otro lado. Sólo le queda tirar la llave de la puerta de la casa de la bruja a un pozo muy profundo, y ya no tiene que preocuparse por eso nunca más.

Ahora Coraline está muy feliz, porque está en su verdadera casa. A salvo. Y además, sus padres han terminado el trabajo que tenían y ya vuelven a hacerle caso y a jugar con ella.

Y Fin. ¿Qué opinas? ¿Es eso lo que habías entendido de la historia? Esas son mis preguntas una vez acabo de resumirle la película. A lo que ella contesta: "Cuéntamela otra vez". (**)





(*) En realidad dijo que sí muy convencida. Mi hija prefiere un sencillo par de botones en lugar de sus preciosos ojos verdes...
(**) Y por supuesto, lo hago.


__________________________________________________________________________________________




y2_2

Reseñas para mi hija de tres años, o ¿por qué está haciendo eso, papá?


totoro



Mi pequeña se llama Dana. Y con poco más de tres años, está en ese momento en que empieza, no ya a entenderlo todo, sino a cuestionarlo. Y también está consolidando la paciencia necesaria para ver largometrajes de principio a fin. Y claro, nada me hace más ilusión (y me enorgullece más) que ver películas junto a ella.

Por eso, y porque en casa todo lo vemos en versión original, disfrutar de una película se convierte en largos interrogatorios en los que ella pregunta y yo le intento explicar qué está pasando, mientras procuro hacerle entender qué es el Cine y cómo funcionan su trucos de magia. Y les recuerdo que tiene poco más de tres años, (y que yo también estoy intentado entender la película).

Además es evidente que en casa no nos limitamos a ver películas dirigidas al público infantil que (salvo algún ligero guiño) son totalmente accesibles. Y que conste con películas dirigidas a adultos no me refiero, por ejemplo, al tema zombie, que ella maneja con maestría desde hace muchísimo tiempo (supongo que es el signo de los tiempos). Lo verdaderamente complejo son aquellas situaciones cotidianas que, en la vida real de una niña de preescolar, nunca suelen llegar a los límites que alcanzan en el Cine y que, sin disponer de un conocimiento bastante concreto de su significado, es imposible entender de verdad las historias en las que suceden.

Y es aquí donde mi labor como padre se ha autoimpuesto ser totalmente sincero, mantenerme en términos sencillos, y ser tan exhaustivo como sea posible para conseguir que la pequeña Dana entienda (de verdad) las películas que se ven en casa. Ya sean cintas que vemos por ella, o que ella acaba viendo por nosotros.

¿Que cabrá aquí?, pues no acabo de tenerlo claro. Nada ceñudo, nada complejo, puede que cosas que a ojos de adulto parezcan demasiado simples, pero que como experiencia global pueda resultar algo interesante, De momento tengo medio preparadas mis experiencias con las ya esperables Pesadilla antes de Navidad, Coraline, o Only God Forgives...

Será, entonces, esta nueva sección un intento de reproducir las conversaciones y los resúmenes que tengo que improvisar en el momento en que una insistente niña de tres años me pregunta:

¿por qué está haciendo eso, papá?





__________________________________________________________________________________________




y2_2

BloGalaxia