flickr_2 sorting_options_flled-512

20060103

“Saving face” - Espacial

savingface

Una chica habla con otra. A dicha chica le llamaremos CHICA #1 y a la otra simplemente CHICA #2.
CHICA #1 y CHICA #2 están en unos grandes almacenes de ropa. Almacenes enormes, laberínticos. Hablan de distintas cosas.
CHICA #1 es homosexual, pero todavía no lo sabe. O no lo admite. CHICA #2 es homosexual declarada. Liberal.
Ahora el espacio de los grandes almacenes cobra otro sentido. CHICA #1 y CHICA #2 miran distintos modelos de pantalones y blusas.
CHICA #1 es médico y viste de manera deportiva. Un tanto varonil. CHICA #2 es bailarina, viste con la última moda. Provocativa.
Ahora el espacio de los grandes almacenes cobra otro sentido. CHICA #1 es tradicional y familiar, CHICA #2 es todo lo contrario.
Durante tres cuartos de hora CHICA #1 y CHICA #2 juegan infantilmente al escondite. A no decirse nada y todo a la vez.
Miradas discretamente indiscretas, planos detalle de ojos, manos y collares.
Ahora el espacio de los grandes almacenes cobra otro sentido. Se transfigura constantemente. CHICA #1 y CHICA #2 hablan a través de distintas estanterías con ropa.
CHICA #1 oculta lo que en verdad es bajo una mascarilla para la hidratación de la piel. Oculta lo que en verdad es debajo de un disfraz, de una ropa deportiva, casi masculina. CHICA #2 no oculta nada. Segura de sí misma.

El espacio ha cobrado otro sentido.

Al final CHICA #1 y CHICA #2 salen de los grandes almacenes a pasear por Central Park.

Analizando lo poco que sabemos de los personajes y la situación en sí, ¿sería igual esta situación en otro espacio, por ejemplo un restaurante, un lavabo o una calle muy transitada?

El espacio es una de las herramientas más poderosas del cine y de la que menos se preocupan los cineastas. No es lo mismo un asesinato en un callejón sin salida a plena luz de la luna, que ese mismo asesinato en una feria llena de niños jugando y comiendo algodón de azúcar.

La secuencia antes mencionada sería impensable en otro espacio.



Marc Jardí.

5 comentarios :

kuroi yume dijo...

Curioso análisis.

Hay muchos espacios emblemáticos en el cine:

el bar de Rick en Casablanca, el almacén de los "perros encerrados", "la teta enroscada" para los Gecko, pero también el bosque sin flores de "Muerte entre las Flores", los altos techos teatrales de "Ciudadano Kane", y así muchos más...

Curiosamente, en las "malas" películas de serie B, muchas veces se cuida más el escenario que el argumento.

jajaja!
Ahora necesitaría un ejemplo de una película en la que el escenario no sea relevante y no añada información...

Anónimo dijo...

Lo que digo yo... Marc ve el cine con otros ojos. Aunque no diga nada que no sea realmente "captable" por nuestros sentidos.

--------------------------

Lo siguiente puede afectar a la sensibilidad del lector. He avisao!!!!

Yo la verdad... no me imagino Rocky IV en un ring distinto al de Rusia contra Iván Drago. ;-)

MADMAX

Scari Wó dijo...

Hola, Kuroi Yume, le anuncio que su blog ha sido incluido en el índice de www.bizacoras.net
Más información en http://bizacoras.blogspot.com

¡Un saludo y feliz año!

藤原 弓美 dijo...

LLevo desde ayer pensando en pelis dónde el escenario no sea relevante.

Anónimo dijo...

Deben existir, sólo que son de pelis que nos dejan nada... seguro