flickr_2 sorting_options_flled-512

20060220

Cierta tendencia al terrorismo



Suelo leer largometrajes, cortometrajes o ideas de camaradas de distintas escuelas de cine, las comparo con las películas españolas que se han hecho durante los últimos años. Películas la grandísima mayoría de ellas subvencionadas por el ICAA. El dinero de todos los españoles, como se suele decir.

Las historias de estos camaradas suelen ser brillantes, si fuera un productor no dudaría en invertir en ellas. Claro que la figura del productor en inexistente en España, como inexistente es la industria en sí. Lo cuál me hace pensar en la situación del cine español, el porqué de la cantidad de ideas que tienen los jóvenes y la cantidad de basura que existen en las asquerosas multisalas de nuestro país.

Esta especie de carta abierta es inspirada al ver nuevamente una foto de José María Otero, director general del ICAA. Pues gran parte de culpa tiene usted Sr. Otero de la situación del cine español. Usted y sus secuaces del ICAA. Gran parte de culpa tiene usted de que mil jóvenes directores, mil jóvenes fotógrafos, ochocientos jóvenes montadores y dos mil jóvenes actores que salen de las distintas escuelas de cine y teatro no tengan trabajo, y ni qué decir trabajo, ni una miserable oportunidad. Porque usted podría ser el artífice de una nueva industria del cine español, pero no le da la gana, porque quiere seguir llenándose los bolsillos.

Usted Sr. Otero es un mafioso y un papanatas, es usted uno de los responsables de que siempre veamos las mismas cuatro películas, con los mismo cuatro directores y fotógrafos, con el careto de los mismos cuatro actores y actrices. ¿Dónde está nuestro derecho de rodar? ¿Dónde está nuestro derecho de elegir un actor de una talla superior a cualquier imbécil que posa su estúpido rostro en cualquier película? lo que pasa es que la cara y el nombre de esos actores no llenaría una sala de cine, como el de los directores y fotógrafos. Se trata de eso, de que usted y sus amiguetes sigan repartiéndose el pastel película tras película, mientras el cine español se derrumba entre películas ridículas y doblajes carísimos.

Es culpa de vosotros, los dueños de los multicines, que no apoyáis al cine de juventud, porque más importante es llenar una sala con el último film de efectos subnormales antes que tener a cien espectadores para ver la primera película del último joven director y de la última joven actriz. Culpa es de vosotros que el cine no sea universal y que no tengamos el derecho de ver a Harry Potter y a Marguerite Duras en la sala contígua. Culpa es de vosotros, pues hacéis más importante un pecho, un pene y una vagina, que una lágrima o un paisaje. De vosotros es culpa que los cines apesten a nachos y palomitas.

Culpa es de nosotros, y por supuesto mía, que nada de esto cambie.

Es muy difícil conseguir la subvención del ICAA u otras instituciones a la hora de llevar a cabo un proyecto, depende de quién nos apadrina, de quién actúa y de quién dirige. Y eso es una de las cosas más tristes e injustas del cine en todos los países. Eso y otras cosas, claro, nos convierten en un país subdesarrollado, muy atrasado en materia cultural.

A veces me reúno con jóvenes cineastas y analizamos humildemente la situación antes mencionada. Pero siempre queda en eso, en palabras y nada de acción. Los jóvenes estudiantes, que somos los primeros que deberíamos movilizarnos no lo hacemos, nos quejamos pero no hacemos nada al respecto. ¡Viva el mayo del 68.! Cuántas veces he hablado con camaradas sobre sabotear sesiones en multisalas, sobre visitas al Sr. Otero, sobre cartas a las pseudo-productoras españolas, pero que va, la época de las revoluciones, de montarnos en los techos de los coches y gritar, la época de los líderes ya ha pasado. Y te das cuenta de que dos personas no pueden hacer nada, no tienen el poder suficiente para mover a una masa tonta de tanto “Gran hermano” y “Al otro lado de la cama.”

Desde aquí agradecer al Sr. Otero y sus secuaces, a los dueños de las multisalas, a los magnates del doblaje y a algunos directores de ciertas escuelas de cine, como por ejemplo la ECAM y la ESCAC, por apoyar el cine de máquina, prefabricado, para estúpidos. Inteligentes sois por tapar de manera brillante vuestra dictadura basada en el monopolio de celuloide y billetes. Desgraciados, a cada pavo le llega su San Valentín, y llegará el día en que los jóvenes tomemos nuevamente las calles y os saquemos a patadas de vuestros asientos de semi cuero mientras os metemos vuestros puros por el culo.


Marc Jardí

11 comentarios :

kuroi yume dijo...

Me alegra de tenerle de vuelta, Sr. Jardí.

Y si no nos cierran el blog, ni nos empapelan por esto, espero leerle por aquí por mucho tiempo.
jejeje!!

Gracias!

Queco dijo...

Quizá un poco duro en la forma, aunque en el fondo tiene razón.

JohnTrent dijo...

Contundente y clara carta. Entiendo tu poiscion y estoy claramente a favor de ella. Pero como dices, aqui no hacemos mucho, solo hablamos y asi nada va a cambiar. Recuerdo que esta gente tambien financio cosas como Frikis buscan incordiar (o algo asi), la del Cardenas ese de Cronicas marcianas o la "pelicula" que defeco Matamoros. Luego, para colmo, no las fue a ver nadie. De pena.

Liliana dijo...

Bienvenido, Marc. Tienes razón en lo que dices, y lo más triste es que es mal de muchos países. Hay que hacer un grupo totalmente independiente, con una pequeña sala, al comienzo, que sea propia, y pagar el derecho de piso... No hay otra, pues cuando no esté ese señor Otero, habrá otro. Son cargos políticos que persiguen fines diferentes a los de los creadores.
Ojalá te sigan tus compañeros. Desde aquí, mi apoyo para lo que haga falta.
Un abrazo
Liliana Sáez

藤原 弓美 dijo...

Yo no creo que a cada cerdo le llegue su San Martín... desgraciadamente. Ojalá.

madmax dijo...

Estoy de acuerdo con 藤原 弓美 tampoco creo que a esos pavos les llegue su San Calentín...

Aunque no carece, tu "manifiesto" (llamémosle así... eh!!!) de cierta utopía. Es muy complicado que hoy en día, alguien no se mueva exclusivamente por dinero... y algo que dé dinero. Y aunque salgan pequeñas estrellas al firmamente en los sitios más insospechados... creo que en el firmamento de hoy en día, parece que la "creación" de nuevas estrellas esté premeditadamente calculada y salga donde tiene que salir...
Este es el mundo que nos ha tocado vivir... en tu sector y en el de muchos otros... Abogados, psicólogos, profesores, biólogos,... que no ejercerán aquello que han estudiado y para lo cuál han de estar preparados.
Como se dice en el país vecino del norte... C'EST LA VIE TOURS LE JOURS!!!!

Pao* dijo...

¡Vaya!...En casa ya te comparan con Dr. Jekyll y Mr. Hyde (y esto ha sido culpa de compartir mi tardía lectura de tu artículo, o "pseudoartículo" segun tú, de Delerue con mi madre...) A mi no me extraña...he visto esa polaridad algunas veces, muchos años atrás...Y debo admitir que siempre me resultó encantadora...gracias a eso se mueve el mundo...
Mi más fuerte abrazo...

El Tete dijo...

Bueno, en cierto modo comprendo tu ofuscación, pero por otro...

¿Qué es una buena película? ¿Una que guste a mucha gente? ¿O una que alaben los críticos y las minorías?

¿Qué productor / distribuidor / exhibidor va a arriesgar su dinero, su empresa, y el pan de sus hijos por algo que puedo no dar beneficios?

El problema del cine en España es que muchos siguen considerándolo sólo un arte, y no una industria.

Lo magnífico, lo digno de matrícula, es saber conjugar ambas facetas.

Y eso, no todos lo saben conseguir.

Pol dijo...

Desde el punto de vista de alguien que estudia comunicación audiovisual y pretende en un futuro estar relacionado con este medio...Es totalmente una utopia, pero hay que buscar soluciones.

Lo que esta claro que un productor no se va a mojar el culo invirtiendo su dinero o buscándotelo para hacer una película que no le vaya a dar beneficios. Sí, lo se...Pero luego vemos bodrios en cartelera tipo Bofill o Frikis que no recaudan ni para el taxi.

En cuanto al tema buena o mala peli...Pienso que si quieres hacer una comedia y que la gente se ría y lo consigues...¿Porqué es una mala peli?
Yo personalmente pienso que la solución, o por lo menos ayudaría, fijarnos en el modelo francés...Que sí...el precio de las entradas están por los aires, pero tienen unas subvenciones increibles, unas cuotas de pantalla en comparación al cine yanky enorme...dinerito fresco para hacer todo tipo de cine. Por ejemplo aquí en BCN ya pagamos más de 6 eurazos por ver una peli...y sin subvenciones y sin cine español de calidad...pocos se salvan.

Jordi Jardi Pamies dijo...

Ese es mi hermano.
Me uno tambien a meterle el puro en el culo al tal señor Otero si lo que cuenta Marc es cierto.

Además me siento orgulloso por dentro como hermano de Marc por todos los logros que ha alcanzado últimamente en cualquiera de sus facetas artísticas y no-artísticas.
No se qué tan antiguo sea este post original, pero.... mi hermano sabe lo que hace.

Joan ( si ese mismo) dijo...

Muy bien Jardi, pero una cosa...

...los derechos no se mendigan, se conquistan. Tu tienes el "deber" y el con que.
Recuerda que al final la historia te espera, egolatra y cinica simultaneamente, pero ella te espera!