flickr_2 sorting_options_flled-512

20060504

El Horror de Dunwich

Dunwich_Horror


Hace unos días hice un artículo sobre "The Call of Cthulhu" donde afirmaba que ésta era con toda seguridad la mejor versión de una historia de Lovecraft. En los comentarios de aquel post, varias personas me recomendaron (unos para bien y otros para mal) que me hiciera con una copia de "El Horror de Dunwich" película del 70 de la productora de Roger Corman.

Tras su visionado debo reconocer que los dos bandos tenían razón: es una penosa traslación de las desventuras del pueblo de Dunwich, pero es a su vez una interesante película que explotaba la moda satánica de la época camuflada bajo el velo invocativo del Necronomicón.

Basada remotamente en la historia original (se conservan los nombres y algunos pequeños detalles pero poco más), la película nos cuenta los intentos de un joven del pequeño pueblo costero de Dunwich, de invocar a "los antiguos" (bueno, en mi copia decían "los viejos", pero supongo que es cosa de la traducción), a través del sacrifico ritual de una joven a la que mantiene a su lado durante toda la película en un grado de intoxicación química importante.

Usando la excusa de Lovecraft, la factoría Corman nos presenta una película bastante típica y más bien flojilla, pero con todas las características de las producciones que se solían hacer basadas en el escritor: aparece el Necronomicón (que es lo importante), y se va a invocar a criaturas todopoderosas que una vez dominaron la tierra y que ahora esperan dormidas.

dunwichhorror02


Hay un joven estudioso que, siguiendo su estirpe familiar, las quiere invocar, y también hay inteligentes autoridades locales que lo intentarán evitar.

dunwichhorror07


Pasaremos por un pueblo asustado por los sucesos que ya ocurrieron una vez hace muchos años y que tarde o temprano se convertirán en una turba furibunda que morirá a manos del ser tentaculado de turno.

dunwichhorror003


Y al final, ya en el altar con la inocente, virginal, y bastante desnuda muchacha, veremos prevalecer el bien tras la muerte truculenta del aprendiz de brujo y el cierre in extremis del portal con los dioses primigenios asomándose ya.

dunwichhorror04


Y eso es todo lo que da de sí ésta, y el resto de versiones.

Bueno, me dejo que aquí hay que añadir el toque Corman: músicas estridentes de Therebin, xilófono, baterías o cualquier instrumento exótico que tengamos a mano. Junto con músicas psicodélicas setenteras. También planos en los que la cámara rueda desde detrás de los objetos, como con vergüenza. Y, claro está, el toque Corman definitivo. La síntesis de años de estudio de las emociones humanas y de las formas de provocarlas. La forma definitiva de dar emoción a un plano (Technicolor mediante) que es...

2


Cambiar de color los fotogramas!, teñirlos de los colores básicos!
Por todos los dioses ancestrales!, cómo hemos podido seguir sin usar ese avance!?

A parte de la simplicidad de ideas y de medios, y de la sencillez de su factura, debo decir que no deja de ser una película interesante para todos los aficionados al fantástico, aunque cualquier aficionado a Lovecraft sensible, debe alejarse de ella por todos los medios.

Yume.

4 comentarios :

Hombre Lobo dijo...

Creo que lo más significativo (y la mejor advertencia acerca de qué va la película) es ese póster que has incluido, en el que un adefesio con tentáculos babea sobre el escote de una damisela ligera de ropas que no para de gritar pero que tampoco hace nada para apartarse del engendro. Si le hubiésemos añadido la cara del tipejo este haciendo la morisqueta con las manos a los lados de la cara hubiésemos tenido un póster digno de cualquier colección que se respete.

Saludos.

kuroi yume dijo...

jeje
pues sí, había posters menos llamativos, pero me parecieron demasiado serios para las intenciones de la película.

Imagina al tío, con las manos al lado de la cara, y sin parar de gritar "yogg sothoth!!!"

Alex dijo...

En mi opinión, lo mejor de la película es la atmosfera hermética y desangelada que Corman crea.

El resto es pura psicodelia coyuntural con una Sandra Dee pezones al viento, tratando de que la tomen en serio y se olviden de su época cursi.

kuroi yume dijo...

Cierto, Alex.
Todo el trozo de la invocación está estéticamente bien resuelto (que no formalmente, por larga en exceso y repetitiva), y es verdad que la atmósfera de tranquila tensión de Dunwich y el efecto de las drogas en la chica es bastante correcto.

Por eso digo que lapelícula es interesante, pero el resultado final es bastante pobre.