flickr_2 sorting_options_flled-512

20060514

H.P. Lovecraft's Dagon. La secta del Mar

No quería terminar el "espacial Lovecraft" que sin querer he estado llevando a cabo, sin hacer dos cosas que tenía pendientes:

La primera de ellas era ver "Dagon" de Stuart Gordon. Una vieja recomendación de Hombre Lobo, a la cuál me lancé en cuanto me hice con una copia (pronto te devolveré tus cosas, DangeminD). Y la verdad es que no defraudó mis espectativas.

dagon
"Dagon" (2001) es un nuevo acercamiento del director al universo lovecrafiano (recordemos "Re-Animator", "Re-Sonator", o el más actual capítulo de "Masters Of Horror" llamado "H.P. Lovecraft's Dreams in the Witch-House") y lo hacía de la mano de Bryan Yuzna y su barcelonesa Fantastic Factory. Como el resto de producciones de esta factoría, nos encontramos con una co-producción española, con sus obligados secundarios famosetes para rellenar (en este caso una agradablemente discreta Raquel Meroño y una aparición estelar de Francisco Rabal en su último papel en el cine), pero coincido con Hombre Lobo en que es probablemente la mejor película que salió de ese ya difunto proyecto.

Y la culpa de todo ello la tiene el empeño de Gordon en trasladar a la vida actual todo el universo de escritor de Providence. Hasta ese momento se había quedado en la parte más científica (y terriblemente cómica, por qué no decirlo) de las historias de Lovecraft. Medicos luchando por ser dios, o científicos invocando científicamente portales dimensionales (cosa que ha vuelto a plantear en "Masters Of Horror")... Pero faltaba que se introdujera en los sombríos arcos argumentales de los horrores primigenios. Y Dagon era la forma perfecta, porque encajaba dentro de las premisas de la Fantastic Factory (un terror con monstruo para el mercado internacional, de costes reducidos, y resultón en cuanto efectos), pero a la vez se destacaba de las otras por una historia interesante y más que bien resuelta por el director. Con todo eso, nos encontramos con una magistral adaptación del realato original, fielmente adaptada a localismos gallegos que le dan un toque exótico, realista e interesante a las ideas originales. Inssmouth pasa a llamarse Imboca (juego léxico bastante curioso), pero la atmósfera es la misma. Estamos de verdad delante de adoradores de Dagon y su amiguito Cthulhu.
dagon_jp
Aquí el cartel japonés, Dagón, primo de Godzilla

A mi parecer, falla en el intento de que nos sintamos identificados con el protagonista. Torpe, débil, cerrado de mente... un genio despistado en la línea del carismático Jeffrey Combs, pero que no llega al nivel del actor de los clásicos de Gordon, todo un actor de "slapstick" de cine mudo rodeado de locura gore.

Es, en definitiva una grata película, bien adaptada, y sin duda una de las mejores películas sobre el universo lovecraftano de las que se han rodado, Pero también me hace reafirmar en mi empeño de que la mejor translación de la obra del gran escritor, por su estilo, por su fidelidad y por sus intenciones es "The Call of Cthulhu".

Quiero por otra parte recomendar un mejor análisis de esta obra por parte de Hombre Lobo en este artículo. Él, fan de Lovecraft, y sus monstruos marinos, mejor que nadie sabe explicar los recovecos de una película que desafortunada e injustamente ha pasado bastante inadvertida.



La Segunda cosa que tenía pendiente en este "especial Lovecraft" era colgar un pequeño cuento que escribió en 1986 Neil Gaiman (admirador confeso de la obra del autor de Providence), sobre los "Mitos de Cthulhu". Se trata de un curioso monólogo en primera persona de "El Durmiente", que me he permitido traducir para todos aquellos que les dé pereza leerlo en su versión original. Pido disculpas por anticipado ante posibles errores garrafales, aceptaré cualquier fustigación y/o modificación que crean necesaria.

"I, Cthulhu" (Cuento Original): http://www.neilgaiman.com/exclusive/shortstories/chulthhustory

"Yo, Cthulu"

6 comentarios :

Uruloki dijo...

Buff, Dagón, buff... recuerdo que me hice muchas ilusiones con las Fantastic Factory, un proyecto que pormetía bastante más de que lo finalmente fue.

Quizás dentro del grupo de serie B que completaron este proyecto, Dagón, fue la que más me gustó. El tema 100% Lovecraft y además rodada en Combarro... aquí en Galicia. El reparto bueno... superable, los FX dentro de lo esperado y la realización bastante mejor que lo que hace Yuzna.

Pues nada, es mala pero soportable, muy superior a Faust, Aracnid y demás...

The Big Kahuna dijo...

En efecto, DAGON era la única mínimamente decente de la Fantastic Factory. El ambiente de pueblo pesquero lovecraftiano estaba bastante bien conseguido. La peor de todas fue sin duda la de la araña aquella con Neus Asensi, que no había por dónde pillarla.

kuroi yume dijo...

jejeje, "Aracnid" es infumable...
y no sé si la habéis visto en V.O.

¡Es realmente brutal!

JohnTrent dijo...

A mi tambien me gusto Dagon, de lo mejorcito de la FF, que tampoco es decir mucho, pero ya es decir algo. Coincido en que lo mejor es la atmosfera, bastante conseguida, pero el protagonista es infubale, que tio mas soso, y digo yo ¿de donde pillaran a estos tipejos que no saben mover un musculo de la cara? ¿quien hace los casting? porque en estas producciones de la FF casi siempre pillan a uno de estos.

Hombre Lobo dijo...

Joder, y yo llegando tarde a este artículo. En primer lugar, muchas gracias por la recomendación (y por el especial de Lovecraft que nos estás regalando). En segundo lugar, ya entrado en el tema de "Dagon", yo insistiré siempre en que es una película en la que se nota por todos lados la obsesión de Stuart Gordon por todo lo que tenga que ver con Lovecraft (y al parecer con Jeffrey Combs, porque disfrazar al prota con las "gafapastas" para que se parezca más a su actor fetiche es como mucho).

Eso y claro, la inolvidable escena de la inseminación asistida de Raquel Meroño por el Señor de los Profundos, desde ya una de las escenas clave de las películas por mi reseñadas.

Nos vemos.

pablo dijo...

Cuando yo entre a una venta de liquidación en Hollywood Video, vi muchas peliculas en VHS a buen buen precio. Entre ellas estaba DAGON, con su portada azul/amarillo y un rostro extraño con dientes afilados. Compre otras, pero cuando vi DAGON me gustó porque en esta pelicula al protagonista le suceden muchas cosas y lucha por seguir hasta el fin, de lo que mas me impactó es que gran parte de la pelicula sucede mientras llueve, se le rompen los lentes y se lastima. Me gustó mucho, aunque ya cuando se meten al mar y salen unos monstruos y eso, se me hizo medio mamucas, pero su objetivo era entretenerme y lo consiguió.