flickr_2 sorting_options_flled-512

20060713

Aeon Flux Animated Series

portada


A simple vista se observa que en el mundo de la animación televisiva actual ha aumentado considerablemente la vertiente destinada a adultos. Muchas son las series de dibujos que no tienen como objetivo los horarios infantiles, y sí en cambio horarios intempestivos al presentar temáticas de alto contenido “políticamente incorrecto” u “obsceno”.

Hay que agradecer el efecto catalizador de una creación tan importante como “Los Simpson”, indiscutible líder en el campo, y a su multitud de irreverentes hijas, la mayoría de ellas nacidas en unos moralmente convulsos EEUU. Series de un alto contenido irónico, atadas por ello a un realismo impregnado de poco sutiles gotas de fantasía, en las que encontramos retorcidas vueltas de tuerca a la habitual Sit-Com (comedia de situación) de larga tradición en aquel país. Y poco más.

Tenemos que irnos al otro lado del Pacífico, a Japón, para impregnarnos de fantasía para adultos de calidad. Aunque hayan sido los propios japoneses los que se hayan basado en escritores occidentales para convertirse en los reyes del fantástico, del ciberpunk, y del surrealismo.

Aunque la historia de la animación ha pasado por infinidad de etapas, de la mayoría de las cuales han surgido innumerables obras maestras del género (y como no, del cine en general), siempre ha preponderado la animación para adultos (en importancia, que no en cantidad). Al contrario de lo que sucede en la actualidad: la mayoría de la animación actual está dirigida al público infantil, y muchas veces ni siquiera se le respeta como espectador, tratándolo como idiota en vez de como a niño.

Dejando atrás los primeros cortometrajes animados que se proyectaban previo a las grandes películas de los grandes estudios (de ahí surgieron los maravillosos “Cartoons” de la Warner, aunténticas joyas de la experimentación y que han dado pie a la mayoría de recursos estilísticos del cine actual) y la revolución que representó la aparición de las series televisivas, se puede decir que a parte de la animación 3D, poco se ha avanzado.

En ese escenario, que aparezca una serie de ciberfantasía norteamericana, que con tan solo 10 capítulos se haya convertido en una serie de culto no es sólo un echo curioso, si no una sorpresa tan agradable como irritante.

Irritante porque se ha convertido en éxito gracias a que hemos olvidado la genialidad del cine de animación de los países comunistas. Auténticas joyas irrepetibles de la fantasía, la magia y el terror como las de Jiri Trnka, que ahora parece que Henry Selick y Tim Burton hayan inventado con sólo tres películas. Porque hemos olvidado el propio cine underground de los EEUU de los 70, con Ralph Bakshi como principal artífice. O porque hemos dejado de lado la animación fantástica y surrealista europea de maestros como George Dunning,, Bruno Boceto, Réne Laloux , Raoul Servais, Jean-François Laguionie, Paul Driessen… Gracias al desconocimiento de todo ello, esos 10 capítulos son un derroche de imaginación, de originalidad y una revolución sin precedentes.

Pero no quiero quitarle mérito a dicha serie. Realmente es importante haber sabido adaptar todas esas fuentes a la actualidad, y haber sabido adaptarlas bien. De ahí ha surgido una de las obras más imaginativas, originales y revolucionarias de la animación actual. Y eso no es poco.

Ha tenido que ser una cadena como MTV, abanderada de la juventud “universal” la artífice de dicho éxito. Tanto ha sido así, que esa serie “underground” ha dado pie incluso a una de las últimas películas de acción “mainstream” de superhéroes.

Hablo de “Aeon Flux Animated Series

No tengo el “placer” de haber visto la película, por lo que de momento la obviaré, pero no quiero dejar de comentar varios puntos sobre esos alucinantes 10 capítulos de una de las series más sorprendentes que he visto últimamente.

Con un argumento a priori “convencional” (que no en la forma de presentarlo, ya que no es hasta que se han visto varios capítulos cuando captamos qué sucede), nos presentan la historia de Aeon Flux una militar-espía-asesina que no deja de enfrentarse una y otra vez al dictador del país vecino.

af6-1


O bien podría definirse como la historia de Trevor, un gobernante tiránico, justo, malvado, pacífico, utópico, que no deja de enfrentarse a una espía-asesina del país vecino.

af3


Esa dicotomía se lleva al extremo si consideramos lo curioso de la relación entre los dos personajes. Un amor y odio llevado lo más al límite posible, siendo finalmente más una historia de amor que una historia de guerra. Todo ello aderezado por complicadísimos argumentos, increíble imaginería tecnológica y sociocultural, y una acción trepidante y fantásticamente resuelta.

af7


Si a ello le añadimos un estilo gráfico de líneas claras, colores planos y atrevidos encuadres (todo eso muy cercano al cine de dibujos oriental), junto con un desarrollo del movimiento inspirado la animación totalmente independiente y artesanal de Bill Plympton, pero con una temática y estilo similar al de "Heavy Metal" (basada en los cómics de Roger Corman), o a la fantasía francesa como "El planeta salvaje" ()de Réne Laloux o a los álbumes de Enki Bilal, nos encontramos con un maravilloso pastiche de influencias bien resueltas que realmente se queda corto con esos escasos episodios.

af5


Nada de argumentos fáciles, masticaditos y moralizadores. Libertad, lucha, principios, traición, amor, redefinición de lo que es una línea temporal y mucha atención a prestar por nuestra parte. Un esfuerzo cognitivo que la mayoría del cine americano actual no está dispuesto a exigir, y que sorprende aún más al provenir de un producto televisivo y de animación.

Espero sinceramente que sea un precedente, y no una anomalía.

Y pronto, rajaré la película…

Yume.

11 comentarios :

Hombre Lobo dijo...

Yume, ya le he escrito ese correo, así que a ver cómo quedamos para mañana en la sala Montjuic. Saludos.

Ah, y Aeon Flux, bueno, reconozco que siempre me perturbó un poco esa ambigüedad sexual de sus protagonistas, pero creo que merece el status de culto que tiene. Aunque del señor Peter Chung, me quedo con "Alexander".

ifrit dijo...

Lo siento, pero Aeon Flux me pareció una mierda...
Y si te gustó la serie no veas la peli...
http://cinemafriki.bitacoras.com/archivos/2006/02/06/futurismo-de-deseno

El Tete dijo...

A mí la estética me ha recordado por momentos a Rock & Rule.

Bueno, ya me la pasarás, a ver qué tal.

Babeco dijo...

Tengo muchas ganas de ver esta serie... la pelicula... gracias a dios no fui a verla, pero me faltó poco.

Alex dijo...

La adaptación al cine, más que rajada, merece ser degollada.

Liliana dijo...

Buen post, Yume. Has despertado mi curiosidad.

kuroi yume dijo...

Hombre lobo, nos vemos. ;-D

Ifrit, ¿hiciste un artículo sobre la serie? No lo encuentro. La película sera una basura casi sin duda, pero ahora ya tengo que verla...

Tete, cuenta con ello!!!

Babeco, a tí lo tengo un poco más difícil para dejártela, jejeje. Un saludo!.

Alex, jejeje "PRÓXIMAMENTE..."

liliana, me alegro mucho. De todas formas, los clásicos (al menos en este caso) siempre estarán por encima, claro.

JohnTrent dijo...

De la serie ni idea, pero la pelicuila bastante irregular. Pero como ya digo, no se que tal sera la serie por lo que no puedo entrar en comparaciones.

Juanma Sincriterio dijo...

No he visto la peli, y por lo que contáis tampoco es que me muera de ganas, la verdad... Pero de la serie vi algunos capítulos, cuatro o cinco, y estaba muy bien. Recuerdo mucha violencia y una estética particular. Y sí era compleja. Los capítulos los vi desordenados, y no me enteré de casi nada :(
Pero tenían un punto hipnónico muy atractivo.

Saludos, Yume!

Anónimo dijo...

VEO QUE LAMENTABLEMENTE LOS PESIMOS COMENTARIOS DE ESTOS TORPES SON CAUSADOS POR SU IGNORANCIA Y FALTA DE BUEN GUSTO ANTE UNA SERIE TAN EXCEPCIONAL Y ROMPEDORA DE ESQUEMAS COMO AEON FLUX, ES DE LEJOS UNA O LA MEJOR SEIE ANIMADA QUE SE HA REALIZADO, POR OTRO LADO ESTA LA PELICULA QUE ES BASTANTE BUENA Y CAPTA MUY BIEN EL MUNDO DE AEON FLUX, SU FILOSOFIA E INCLUOS LO CUAL ES EXTRAORDINARIO SU AMBIENTACION Y PAISAJES FUTURISTAS.
RECONSIDEREN SUS AMBIGUOS Y OCIOSOS COMENTARIOS

Anónimo dijo...

La película aeon flux es una de las mejores de la década. Con todas sus limitaciones. Básicamente es una gran idea magníficamente ambientada . Pero la historia deja flecos sin explicar. La idea da para varias películas. Y en ella se pueden plantear numerosos conceptos, desde la biología, la psicología de la conciencia,el auge y caida de las civilizaciones, la arquitectura y su relación con la psicología ...Puede dar para una larga serie de TV y/cinematográfica.