flickr_2 sorting_options_flled-512

20060822

La TV pública es una bazofia: el espantoso programa de Anthony Blake

anthonyblake


Notre TV


El jueves diez de Agosto presencié uno de los peores programas de televisión que haya visto en mi vida. Se trata del especial de Anthony Blake emitido por televisión española, la de todos nosotros.


Al acabar el programa me sentí indignado, molesto y violento. Inmediatamente pensé en escribir algo que mostrara mi desprecio por el programa y por la figura del señor Blake.


Después de recordar durante unos instantes lo sucedido en el programa, me di cuenta que poco tenía que reprocharle al señor Blake, puesto que a nadie engañó, ya que al final de su especial recordó a los telespectadores que todo lo que acababan de ver era producto de su imaginación. Es decir, que si te lo has creído o no, es tu problema. Me duela o no, en veinte segundos ha justificado su espantoso programa, y aunque no esté de acuerdo con él, he de aceptar que no me ha timado.


Así que el especial del señor Blake me sirvió como excusa para escribir sobre la televisión pública.


La televisión pública es una bazofia, la última prueba de ello, la hecatombe, el acabose de la paciencia, ha sido el espantoso programa de Anthony Blake.


No es posible que una televisión pública emita este tipo de programas un jueves en hora punta. Por supuesto, lo que no voy a hacer es exigir una ópera, un documental sobre tiburones o una película de Bergman. Parecería un político en precampaña si lo hiciera. Lo que le pido a los directivos (que son muchos, ni os imagináis cuántos), es que hagan sondeos, encuestas y que se rodee de mejores consejeros. Porque esa es la manera en que consideraré esta televisión la del pueblo.


No nací ayer, sé que todo se mueve por el dinero generado por las audiencias. Sé que es más importante la guerra de ratings que una programación de calidad. Pero por eso mismo ¿qué le hace pensar a los señores directivos que con esta basura de programación ganarán dichas batallas? y esta pregunta me genera otras ¿quién tiene la potestad en una televisión pública de apostar por cierto tipo de programas? ¿se disculpan si se equivocan.?


Más allá de la parrilla de Radio Televisión Española, el panorama televisivo es desolador. Si la televisión y fue el inicio de la destrucción del cine, hoy día esto es más crudo todavía, puesto que como lo que echan en el cine es inhumano, y en la televisión tampoco podemos refugiarnos, lo que nos quedará, al parecer, es el suicidio colectivo. Por supuesto, se lo achacaríamos a la televisión de nuestro país.


También he pensado en qué hubiese sucedido si no existiera el programa de Blake. Seguramente hubiesen emitido un documental sobre la Guerra Civil, porque al parecer, poco estamos informados sobre ella, a juzgar en la cantidad de documentales de dicha temática que emiten a lo largo del año: más de una quincena.


¿Qué hacemos?¿Con qué llenamos estos espacios?¿Con el anacrónico Grand Prix? Pues ante el especial de Anthony Blake hubiese sido una opción.


Lo que pasa es que volvemos al tema del pastel ¿qué pasa con la cantidad de comunicadores audiovisuales que salen de las universidades cada año? ¿qué no tienen ideas? upsss... perdonen, es que no tienen trabajo, y es justamente por lo contrario, porque tienen ideas, y a la televisión española en general le interesa mantenernos atontados cual mascarilla de avión, para que paguemos impuestos, no compremos cava catalán, tengamos miedo xenófobo al terminar de ver los telediarios y nuestros hijos salgan imbéciles con tanto teletubbie.


Lo siento, es que no puedo creer que con tanto directivo, tanto profesional trabajando en una misma empresa y sobre todo, tanto dinero, nos echen tanta cantidad de basura encima. Y lo que es peor: los pasteles que se comen y la posterior mierda que sacan por el culo, es pagada por nosotros.

__________


marc2_1




10 comentarios :

Hombre Lobo dijo...

¡¡¡Eso es, caña!!!

Y sí, la televisión pública es una basura. Sin embargo, como podemos ver recientemente, parece que la televisión por cable se está convirtiendo en el último refugio creativo para muchos. A eso sí merece echarle un vistazo.

The DangerminD dijo...

¿Quieres television de calidad? PUES PAGA!!

Los señores de TVE se han estado quejando y llorado que estan en bancarrota.
No me extraña ni una pizca con los telebrodios que ponen.

Creo que tendria que haber una ley que prohibiera los telebodrios y la telebasura con multas millonarias. Que pasa? acaso no hay buen cine? o es que se les han acabado las ideas a las productoras de tv?

Sres. Solo puedo decir una cosa... Me quejo, me quejo y me quejo.

saludos

Higronauta dijo...

Desde hace ya un tiempo tengo clara una cosa: tenemos la televisión que nos merecemos, independientemente de si es pública, privada, por ondas o por cable.

La única solución posible para esto es la televisión a la carta con una cantidad tan infinita de canales que todas las temáticas y gustos estuvieran (o estuviesen) representados. Y no puedo creerme (ojalá me equivoque) que esto llegue a suceder en un futuro próximo.

Pero les aseguro una cosa: hace cuatro meses que no conecto emisora catódica alguna y vivo la mar de feliz con mis raciones varias de deuvedeses. ¿La solución? Quizás no, pero es un buen reducto, al menos para un servidor.

Eki dijo...

Lo que hay que hacer es emigrar a la TV extranjera. Bajese usted las series que le gustan, que apuesto que ya lo hace como todos, Alias, Lost, Galactica, House, Prison Break, Invasion, los 4400... las series son de lo poco bueno que hay hoy en dia.

Y si quiere mas television, echele un ojo al canal VH1 americano o bajese directamente los capitulos de tele-pseudo-realidades como FLAVOR OF LOVE (1 temporada ya completa y la segunda empezando fuerte fuerte) o la sublime WHO WANTS TO BE A SUPERHERO. Ademas, esta gente tiene TOP100's de montontes de cosas molonas, como el top100 de ninyos actores con sus respectivos 'que fue de...'

Yo no tengo tele ahora mismo, y veo mas tele que nunca!!!

Liliana dijo...

Yo no creo que haya que dejar un espacio como la televisión... digo: no creo que haya que refugiarse en otros sitios (aunque también haya que hacerlo), pero no dejar un espacio por el que se paga con los impuestos para que la tv se convierta en el opio del pueblo.
Sí creo como Marc que los directivos deberían hacer encuestas y tratar de mejorar la calidad de los programas. No se puede dejar el territorio para que cada día el opio sea más intenso y la gente se vuelva más tarada de lo que se está volviendo.
Y sobre todo, pienso que la tv pública debería concursar los cargos de quienes la programan, porque son quienes se han preparado para ello.
En Buenos Aires no tenemos a Blake, pero tenemos a Tinelli. Da vergüenza ajena, puedo asegurarles.
La queja es válida y debe ser insistente e intensa, porque como dicen en mi país, "el que no llora no mama".

Higronauta dijo...

Uno de los problemas, creo que fundamentales es el tema de los estudios de audiencia. Con una población de más de 40 millones de personas, que sólo existan en el territorio celtibérico 3.305 audímetros resulta menos que representativo para si quiera plantearse hacer una estadística generalizadora. O eso, o las clases que a un servidor le impartieron de dicha materia no eran muy académicas (cosa que dudeo, y mucho). Luego está el tema de las encuestas, pero oh casualidad, oh cultura popular, el ciudadano de a pata tiene tendencia a visionar siempre de cara a la galería, documentales y deportes.

En cuanto a buscar un reducto mejor, creo que es la única manera de sobrevivir ante el amasijo fotoclónico-bazofioso cultural en el que nos vemos inmersos. Y es que no pasa únicamente con la televisión. Música, literatura, pintura, cine... suelen sufrir los mismos complejos y malos hábitos y el único recurso que queda es explorar campos que, de otra manera, sería imposible descubrir y degustar (internet, divino tesoro, reducto cultural por antonomasia).

Dr.Benway dijo...

Yo hace tiempo que dejé de ver la tele, en serio Yume es mucho mejor no hacerlo el dinero de nuestros impuestos va a ir a financiar en parte RTVE así que da igual que lo veas o no van a malgastarlo igualmente.

Prácticamente me limito a ver las noticias (y no siempre porque a veces me aburren) y algún partidito de fútbol o baloncesto.

Hombre Lobo dijo...

Pues yo veo únicamente "Los Simpsons" y de vez en cuando las noticias. Para colmo, elijo siempre el peor telediario: el de Antena 3, y eso porque viene después de Los Simpsons y me da pereza quitarlo.

Marcela Barbaro dijo...

Marc,
Entiendo tu bronca y me acoplo. Que la tv se haya vuelto un instrumento de manipulación cerebral es un problema serio y en expansión.
En Buenos Aires se ve de todo. Pero a diferencia de uds. la tv pública tiene buena programación. Vuelca su mirada hacia nuestra propia cultura, a nuestros artistas, a aquellos que vale la pena homenajearlos por su talento y trayectoria, etc. Sin embargo, cuál es el problema?: tiene muy poca audiencia. Creo que el público tiene una idea lastimosa al respecto: "ese es un canal que tiene poco presuesto; carece de produciones caras; es aburrido...". Como verás es un desperdicio.

Saludos,

Alex dijo...

Atacar a la televisión desde un punto de vista moral es fácil, Marc.

Sin embargo no creo que el problema esté en el medio en sí tanto como en quien demanda esos formatos.

Saludos, Marc.