flickr_2 sorting_options_flled-512

20060911

Carta llena de esperanza a Christophe Gans: Epílogo

piramid_rambo

Estimado Sr. Gans.

Lo primero que debo decirle es que Rambo está bien. Bueno, en realidad está enfermo y no come demasiado, pero yo no tengo nada que ver.

Bueno... No se lo he dicho a nadie, pero creo que mi perrito se ha comido parte de mi colección de lenguas, esa que ya le expliqué que había estado ordenando por frascos de colores en la estantería sobre mi cama. Supongo que lo recordará. Y desde entonces vomita mucho, y no come casi nada, y mi cama huele raro.

Pero yo no le he hecho nada. De verdad.
Y sé que hay gente que no me cree.

Muchos amiguitos se habían preocupado porque le comenté en mi otra carta que le haría daño a mi perrito si no me gustaba su película de Silent Hill. Bueno, en realidad no fueron “muchos”, sólo se preocupó mi amiguita Aura. Ellá sí que es buena, y no como el Juanito de mi clase, que me roba el bocadillo y me tira al suelo, y me pisa los pelos y el reloj. Ella es la niña más buena de todas, aunque ahora esté bajo un encantamiento. Cuando alguien encuentre la palabra mágica y la diga tres veces en voz alta, sé que podrá volver... Pero de todas formas quiero que sepa que yo no le he hecho nada a mi perrito.

Y eso es porque al final, sí que me gustó la película, Sr. Gans. Y pasé miedo, y me reí con risa nerviosa de esa que sale de la parte de abajo de la barriga cuando encuentras las revistas cochinillas del abuelo, o como cuando te soplan flojito detrás de la oreja. De esa. Y me lo pasé muy bien, aunque no sé por qué ha hecho algunos cambios raros, ni sé porqué la foto que tanto me gusta casi no se ve entre tantas cucarachas y bichejos...

Pero no me enfadé mucho, ¿eh? Sólo un poquito. ¿Y sabe porqué me enfadé un poco? Porque no ha entendido una cosa importante, Sr. Gans: Silent Hill son mis pesadillas, y las suyas, y estoy seguro que ahora las de Rambo también. Silent Hill es cuando te despiertas por la noche y gritas “mamá” aunque te dé vergüenza porque ya eres mayor. Es cuando has hecho algo malo y no puedes dejar de pensar en ello y se hace grande y feo y te duele y te avergüenzas y te persigue y no se va y no te deja dormir y al final, cuando te duermes, se convierte en un enorme monstruo con cabeza de pirámide.

Y yo creo que eso no lo ha entendido. Pero no pasa nada, porque sí que ha entendido muchas otras cosas. Y me gustó ver trocitos de los juegos, y escuchar la musiquita esa que hace que los pelillos de detrás del cuello se estiren para arriba, y me gustó cuando matan a la chica tonta.

Jejeje, aún me río cuando me acuerdo.

Por eso no le corté los dedos a las muñecas de mi hermana, aunque ella siempre rompa mis pósters, y coja mis cosas, y me den ganas de tirarle de las orejas muy fuerte, y al final apriete con rabia los dientes tanto que me hago daño. Ni tampoco le hice daño a Rambo, aunque siempre me muerda fuerte cuando quiero jugar con él, y no me traiga el calcetín, ni la pelota de tenis, y revuelva mis sábanas cuando yo no estoy. No le hice nada.

El osito de peluche es diferente. Ya estaba un poco roto y lo rompí del todo. No se piense que fue por su culpa Sr. Gans. Pero es que jugué al CSI con él, y tenía manchas petequiales en los ojos, y la autopsia reveló por la escoriación en el tejido laríngeo, la lengua cianótica y las roturas ventrales de la faringe, que había sido estrangulamiento con las cuerdas de tender. Lástima que las quemaduras de fricción que me hice en las manos me delataron rápido. Esta vez fue una partida muy corta.

A ver si la próxima, no descubren a quién intento envenenar con carne en mal estado...

Atentamente, yume.


__________

y2_2

4 comentarios :

El Vaugan dijo...

Mamá, mamá, dame lápiz y papel que yo también quiero ser niño psicópta!!!

Frank Nicotine dijo...

¡Y yo me creìa el diablo..joderrr¡.
Olle, lamento molestar, sè que debes estar putamente còmodo en tu cripta, pero querìa comentar que me gusto tu post...carajo, me moviò los cojones, seguro. Os felicito y saludame a Satan, dile que el mundo le esta quedando del putas...un poco mas de rojo en el oriente..y todo bien. Saludos.

El Tete dijo...

Er... lo de tomarnos unas cañas, mejor lo dejamos para otro día, ¿vale?

Me das miedo...

Jack Sparrow dijo...

Ya te digo que das miedo....
mira que llamar a tu perro Rambo... es horripilante!!! Y a tu gatito como le llamas?... Braddock??? Brrrrr.. Me da escalofrios sólo con pensarlo... Tu lo que eres es un DESVIAO!!!!