flickr_2 sorting_options_flled-512

20060927

Kill Bill (2003)

KillBill

La verdad es que no sé por donde empezar... algo que suele pasarme habitualmente cuando quiero hablar de alguna película. Empezaré a poner los motivos que me llevan a hablar de una película que ya lleva un tiempo en dvd, y no digamos en cine. Simplemente porque me da la gana, y porque la letra "k" de las películas comentadas en el blog de Yume está muy solita (bueno no es sólo eso... pero tampoco quiero desvelarles nada...)

Hablar de KILL BILL es hablar de dos volúmenes. Una misma película, "cortada" ¿hábilmente?, ¿interesantemente? en dos volúmenes, pero pensada como una sola, y que debido a presiones comerciales, y al excesivo metraje, fue una salida correcta a una situación llamémosla "especial".

Nos encontramos ante un compendio de homenajes a las películas con las que ha crecido nuestro aclamado director. Licencias que se permite sin desfallecer durante toda la película (ambas partes), y que dan un toque de distinción a este "fagocitador" de ideas. Ideas que ha engullido durante años viendo películas de serie B y que ha sabido plasmar en toda su filmografía como director. Homenajes a los "spaghetti-westerns", como los de Sergio Leone, a las películas de "samuráis" y "yakuza" japonesas, al cine de kárate de Hong Kong, y en especial al malogrado Bruce Lee; homenajes al "cine de animación" ( incluyendo varios minutos de metraje "anime"),...

¿Cómo conseguir que cosas tan dispares como el cine de Hong Kong y los "spaghetti-westerns" queden bajo el mismo manto y que no parezca algo irrisorio? Pues con Tarantino tienen la respuesta... Para mí el señor Tarantino es un cocinero; ha fagocitado tanto este tipo de cine que lo ha asimilado de tal manera que lo pone, en nuestros días, como si fuera algo que llevase haciendo toda la vida. Está claro que el señor Tarantino no inventa nada... pero los ingredientes están ahí y a ver quién es el guapo que los mezcla y que encima salga algo delicioso para el paladar...

Las películas de Tarantino se visionan, se miran, se admiran y se vuelven a "tastar", tanto que siempre encontrarás nuevos sabores que antes no habías llegado a vislumbrar y que van apareciendo conforme tienes asumidos esos otros que quiere él que saborees primero. Para mí, llegas a saborear toda esa gama de sabores cuando has asentado bien las bases de un guión interconectado pero atemporal; cuando visualmente puedes apreciar todas las imágenes con las que te abruma y sabes distinguir esos "guiños" que tanto le gustan; cuando puedes ver que la canción no sería nada sin esa escena y no te puedes imaginar esa escena con otra canción distinta, están tan "solidificadas" que no se pueden desprender la una de la otra.

Habrá quien diga que esta película no tiene un trasfondo, un mensaje, o una elaboración muy concreta de los personajes. Ahí está el error, creo que Tarantino solamente pretendía elaborar una obra visual adaptada a su gusto, un lucimiento profesional de esas películas que lo encandilaron años atrás.

Intento dejarles aquí mis impresiones con este director que me volvió loco un sábado noche con su película "Reservoir Dogs", y que me llevó a tenerla en mente el resto del fin de semana, y tener que hablar de ella con alguien. Aquella persona fue Yume, por aquél entonces contábamos unos 17 o 18 años. Y ambos coincidíamos en lo sorprendidos que nos quedamos ante aquella película.

Intento decirles que este director me gusta mucho, me encanta, creo que es el único director que iría con los ojos cerrados a ver una película suya al cine, y del que admiro y vuelvo admirar sus películas... por ahora no me ha fallado.



__________

madmax2


6 comentarios :

kuroi yume dijo...

Ahora se ha echo justicia!!

Si no recuerdo mal, no se había hablado (directamente) aún de Tarantino en esta casa...

Liliana dijo...

Sí, señor... es un obseso de la imagen, un fanático del cine, un loco genial. Yo también iría a ver sus pelis con los ojos cerrados sabiendo que no me fallará.
Puede ser que te sature con sus citas, pero si eres amante del cine, ¿qué más quieres?
La escena animada de Kill Bill es magistral. Es que el hombre, a pesar del sangrero, tiene buen gusto, no hay que hacerle.
Buena nota, MadMax.

Hombre Lobo dijo...

Gran película, sin duda alguna.

Ahora, para matizar las cosas un poco, yo sigo pensando que me gustaría ver a Tarantino hacer algo nuevo, porque después de tantos años, llega un momento en el que hacer siempre películas sobre otras películas cansa un poco.

Y esto lo digo teniendo en mente el futuro estreno de "Grindhouse". Y pensándolo bien, el amiguete Rodríguez podría ir tomando nota del mismo consejo.

Alex dijo...

...Y dijo Antonio Gasset:

“Es incuestionable que Kill Bill es una virtuosa obra de dirección. Lo que es cuestionable es si es algo más.”

Es una opinión. Tan buena y respetable como cualquier otra. Yo soy de la opinión de que "Kill Bill", si bien no es la mejor película de Tarantino, sí es la confirmación orgiástica de su desbordante talento visual. El colofón final que debe dar paso a un nuevo estadio.

Ahora, como ya dice hombre lobo, ha llegado el momento de saber si es capaz de evolucionar.

Uruloki dijo...

Adoro esta película. No puedo decir más.

Higronauta dijo...

Me aburrió supinamente... a la primera parte todavía le puedo conceder un pase... pero la segunda se me hizo insufrible, con diálogos de una absurdez tal que provocaban la carcajada de un servidor en medio de la sala de proyección.
Tarantino es un maestro de recosidos... el problema es que se le ven las costuras por todas partes.