flickr_2 sorting_options_flled-512

20061021

Sitges 2006: Princess

portada

Todo empieza con un cortometraje. “Araki, The Killing of a Japanese Photographer”. Con él, Ander Morgenthaler se gradúa de la Escuela de Cine Danesa y empieza a ser reconocido y a ganar premios de la crítica tanto en Berlín como en Cannes de 2003. En una efectiva mezcla de imagen real y animación, “Araki...” nos lleva a la hiperviolenta venganza de un siniestro tipo que quiere acabar con el fotógrafo japonés que introdujo a su hermana en la industria del S&M y el bondage. Ella ha muerto, y el hermano se ha de encargar de su sobrina de pocos años, a la vez que lleva a cabo su plan: acabar con la industria porno japonesa y con todos sus consumidores.

araki

Con un estilo de dibujo muy personal de lineas simples y colores planos, en sintonía con la animación oriental a la que hacer referencia, mezclados con imágenes reales de video casero, somos testigos de una sombría y descarnada masacre, no desprovista del humor salvaje del cartoon americano, en la que rápidamente se ve envuelta también la pequeña niña, siendo testigo y parte de esa espiral de muertes. Finalmente, Morgenthaler, se da el gusto de preparar un inesperado giro ético final, que si bien no desentona en la historia, sí que enerva por el tono cómico del metraje anterior. Baste decir que se oyeron silvidos en el Auditori de Sitges ante tan frustrante ending...

Tres años después, con la idea más madurada, y con bastante más experiencia en el mundo de la animación, el director recurre a la misma historia para llevar a cabo “Princess”, largo que extrae las mejores ideas del cortometraje y lleva a cabo un análisis más certero y profundo de las relaciones apuntadas en la versión corta.

August, un cura de mediana edad que se ha pasado los últimos años en las misiones, vuelve a casa a causa de la muerte de su hermana Christina, superestrella del porno en decadencia cuyo nombre artístico era “Princesa”, muerta de sobredosis. Ella había dejado a Mia, su hija de 5 años, criándose con Karen prostituta dueña de un burdel. Por eso, August decide llevarse a su casa a la pequeña y convertirse en su guardián. Acosado por la pena y la culpa, decide vengar la muerte de Christina y se embarca con Mia en una cruzada para limpiar el nombre de su hermana de connotaciones pornográficas. Poco a poco, su misión empieza a convertirse en una carrera violenta y brutal mientras August intenta desesperadamente proteger la única cosa a la que tiene cariño, Mia.

august_mia

Mia, criada en ese burdel, y amamantada por la industria del porno, choca frontalmente en su brutal inocencia contra su nueva vida y contra August, que hará todo lo posible por alejarla de ese mundo y del pasado de su madre, representado por todas esas revistas y películas (que la niña ve como normales) y por todas las cintas de video casero que August rodaba cuando era adolescente, y que son el testigo objetivo de la ascensión y caída de “Princesa”. Pero lo que parece no intuir es que en ese proceso de socialización de la niña, acaba arrastrándola a una degradación aún mayor al convertirla en parte de la escalada de violencia. Se acabaron los abusos sexuales y la vida dolor y drogas a la que estaba acostumbrada, pero se ve inmersa en más dolor, locura, sangre y mentiras que nunca

Con el mismo concepto de imagen que el cortometraje, Morgenthaler mezcla imagen real entre el resto de animación, rodando con cámara doméstica las escenas pornográficas y las de la joven Christina, a modo de flashback con el que Mia acaba de completar la terrible historia de miseria moral de su madre. Todo ello en un entorno de animación orientalizada pero mucho más adulta que la apenas esbozada en el corto. Perspectivas radicales, colores planos pero muy bien iluminados, y una animación sencilla en la que cuesta entrar en un principio por su realismo crudo, pero que acaba agarrándote de las tripas por su dureza y emotividad. Un estilo visual valiente para una película de profunda temática adulta y con un declarado interés crítico hacia la industria pornográfica.

christina
Queda clara, entonces, la postura del director en relación a la pornografía, pero creo que igualmente queda expresa su posición respecto a la violencia sin sentido. A pesar de que veamos a August como un hombre justo con métodos demasiado expeditivos y algo fascistas, él es el héroe de la película. No pide nada que no sea respeto hacia su hermana, aunque lo haga de la manera equivocada. En este sentido, no pasaría de ser una película al más puro estilo “Charles Bronson” (como he leído por ahí). Pero en el momento en que la niña, el verdadero personaje inocente aunque nos haga ruborizar la mayoría de las veces que habla, se convierte en fuente y objetivo de esa violencia, queda claro que a nivel de guión se está equilibrando el peso de la amoralidad en las dos vertientes: tan obscena es la industria del cine X, como la violencia desatada y sin sentido.

Globalmente, cabe decir, que las tintas críticas se han cargado de forma explícita hacia el cine para adultos, y en cambio lo violento se cubre algunas veces por el matiz de lo cómico. Aunque para ser sincero, la crudeza de algunas de las escenas te deja exhausto por su planteamiento moral, no por su agresividad (de la que estamos siendo desensibilizados por los estilos exhibicionistas de los noticiarios, más que por el cine como apuntan algunos...)

En definitiva, nos encontramos con una de las películas de animación más interesantes de las que se pueden ver actualmente. Animación para adultos sin cohartadas argumentales infantiles y sin cortapisas de ningún tipo. Valiente, brillante, emocionante, dura y terriblemente triste. Capaz de abrir debates éticos, a la vez que ser abrumadoramente disfrutable a nivel visual.

mia_multe

__________

y2_2


14 comentarios :

Alex dijo...

Interesante exposición, Sr. Yume. Me entraron ganas de ver "Princess", aunque las películas con una carga moral tan poco sutil, suelen repelerme.

Se podría discutir mucho acerca del submundo del cine pornográfico. Su leyenda me fascina (tengo algo a medio escribir sobre ello que a este paso no terminaré nunca). Y fue Paul Schrader quien se hizo más (mucho más que Paul Thomas Anderson o Joel Schumacher, por citar dos...) por su comprensión en "Hardcore".

Y sobre la violencia y su uso, digo lo mismo. Se podría discutir mucho sobre el tema y nunca se llegaría a un punto de encuentro.

Una cosa está clara... Si el personaje de "Araki..." pretendía acabar con la industria porno y sus consumidores, necesitará vivir unos 2000 años.

Echaré un vistazo a las fechas de estreno de "Princess", si es que se llega a estrenar en cines por aquí.

Saludos.

kuroi yume dijo...

En la propia película no hay debate posible. Es una carrera sin retorno hacia la destrucción de la industria pornográfica danesa. Así, sin más justificaciones que una simple venganza. El debate es el que se crea en el espectador, que no sabe qué es más duro para esa niña, si la "malvada" vida que llevaba antes, o la nueva vida de libertad...
Es una película muy interesante porque plantea el tema desde un punto de vista muy original, aunque sin olvidar el puro entretenimiento escapista.

Tiene su errores, entre ellos una innecesaria escena final, pero por lo demás ese choque de texturas entre lo real y la animación, entre la fantasía y la realidad cruel, me encantó tanto como me impactó.

txolo dijo...

Veo que está pasándolo bien, esperamos más reseñas!

kuroi yume dijo...

Txolo! Ahora recuerdo su nueva aventura. A ver si puedo mover el tema un poquito. Saludos!

freddyvoorhees dijo...

Jopelines, me quedé sin verla :(, pero bueno, fue para poder repescar ese dia Brick (el primer dia que la pasaron preferí esperarme y ver "La Caja Kovak") y va a ser que la elección está lejos de ser insatisfactoria :D

Rosenrod dijo...

Me parece muy interesante el planteamiento de esta película. Y no es un tema baladí, cuando en tantos países se censura el sexo y no la violencia.

Un saludo!

kuroi yume dijo...

freddyvoorhees: Sea bienvenido, es todo un placer! No ha visto "Princess", pero no podrá quejarse: 42 películas!! (lo siento por "Moscow Zero", jeje). Yo no sabía nada de "Princess" y me pilló por sorpresa. Pero la verdad es que cada vez que la recuerdo, me gusta más (quizá porque al momento es bastante dura y no la "disfrutas")
Espero que nos sigamos leyendo!

rosenrod: La verdad es que ambos temas no resultan fáciles de asimilar de una película de aimación. Pero ahí está una de sus grandezas.

Aunque ese mismo planteamiento, depende de cómo, puede ser uno de los errores de la película: no profundizar en el tema del sexo, no dar ninguna posibilidad a esa industria.

Pero en definitiva es una reflexión sorprendente sobre infancias truncadas.

Galoy dijo...

Parece interesante... y tal como la pintas un retrato bastante realista y cáustico. A ver si le puedo echar un vistazo. Espero que no eche mano en exceso de los efectismos típicos del manga japonés.

kuroi yume dijo...

galoy: Carece completamente de efectismos japos. Es más una influencia estilística que de recursos.

dvd dijo...

interesante, a tenerla en cuenta para futuros visionados.

¿se estrenara en cines?

forfy dijo...

A mi me gusto muchísimo pero me esperaba un poquillo más, a quien voy a engañar. Pero es tremenda, por fin animación adulta de calidad que es europea!

Tiene un moralismo un poco chungo pero joder, creo que eso es lo que la hace atractiva. Ahora, el final "new-age" me sobra un poco también.

Genial reseña!

P.d1: Tiene un momento BRUTAL, de quedarte pegado a la butaca (cuando esta bañando a la niña y...)

P.d2: Cuando te mando el disco de Enya?

kuroi yume dijo...

dvd: tiene distribuidora española, pero si se estrena será fugazmente. Yo creo que en un corto plazo saldrá a la venta y ya está.

Forfy: ¿No es un final un poco chungo?, en fin, nadie es perfecto... De todas formas ya lo he decidido: tarde o temprano empezaré una sangrienta campaña anti finales con túneles de luz o playas desiertas...

ABAJO GHOST!!
ARRIBA EL DOCUMENTALISMO BRITÁNICO!!!

Alejandro dijo...

Aviso de utilidad pública:
No sólo ahórrense el mal rato de ver esta película, que es una pérdida de tiempo y un engaño con estilo, sino que además es de una mojigatería propia de la inquisición... el director -el que nos estafa- impone una historia al espectador cargada de resentimiento, frustración y manipula un tema -la pornografía- que desconoce de primera fuente (como queda claro al ver el dvd y sus extras)... dejando cualquier intento por hacer cine en un mero ejercicio onanista y además inmoral (pues la férrea moralidad que defiende da asco hasta el más conservador de los espectadores.
Yo me equivoqué, la carátula me pareció atractiva, pero es lo peor que he visto en muchos años

Nahuel Sifón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.