flickr_2 sorting_options_flled-512

20061211

Children of Men (2006)

childrenofmen

Varias son las críticas realizadas en la blogosfera de "Children of Men" la película del mexicano Alfonso Cuarón. Un director que ya supo atraerme con su espléndida obra: "Y tu mamá también”. Y que hizo que ambos protagonistas saltaran a la palestra hollywoodiense e internacional, creo yo, gracias a sus papeles en esa sorprendente película.

El caso es que nos encontramos ante una película futurista, apocalíptica, donde las personas intentan sobrevivir como pueden. Algo ya tratado hasta la saciedad en centenares de películas con mayor o menor tino. Creo que en este caso nos encontramos ante una visión acertada, aunque desconozco si podemos tratarla como una buena adaptación de la obra escrita en la que está basada, pero como película "independiente", sin compararla con la novela, creo que es una película muy correcta, llegando a momentos espléndidos.

En esta adaptación de la novela de P.D. James vemos una sociedad que no se aleja mucho de éste futuro, no tan lejano, del año 2027. No nos vamos a encontrar una sociedad feliz, rodeada de lujos y tecnología, ajena a guerras, muerte, dolor y desdichas. Es una sociedad como la actual, en la que nos encontramos que unos pocos viven bien, mientras que el resto sobrevive cómo puede en una sociedad desolada por la certeza de que este mundo se acaba. Una sociedad que se ve abocada irreversiblemente a la autodestrucción debido a que desde hace 18 años no se da a luz a ningún niño. Se supone que la persona más joven del planeta ha de tener 18 años. De ahí que no vayamos a encontrarnos con ningún niño o joven, que son los que suelen sufrir las consecuencias del poco raciocinio humano (guerras, violencia, terrorismo, etc,...). Es una película que muestra un futuro próximo desolador sin posibilidades de deshacer los errores humanos, ni un atisbo de esperanza.

Esperanza que de todas formas llegará gracias a una "Virgen María" que acudirá a su cita "ineludible" con los "Reyes Magos"; que acudirán, esta vez, en un barco llamado: "Tomorrow" (Mañana). Permítanme este desliz metafórico, pero hay varios elementos en la película que te hacen pensar que la nueva esperanza del planeta, era sin duda alguna, una virgen que dará luz un vástago que hará creer en los milagros a las personas de este mundo caótico e irremediablemente sin futuro alguno, tal cuál Jesucristo. Gracias a varios "apóstoles" que ayudarán a esta chica a llegar a buen puerto para que se produzca sin problemas el nacimiento de la criatura que lleva en su vientre. Aunque como siempre, en esta vida, hay algún traidor que quiere aprovecharse de la situación.

Dejando de lado este, les vuelvo a recalcar, desliz paralelístico tan personal y subjetivo, tenemos a un protagonista del que vamos sabiendo más sobre su vida actual conforme va avanzando la trama, y que hace cada vez más visible su manera de actuar y hacer, gracias a lo acontecido en su pasado. Un pasado que le atormenta y que vuelve a revivir gracias al encuentro con su mujer (cabecilla de un grupo terrorista antisistema, que lleva sus ideas hasta las últimas consecuencias), y que no le permitirá desistir en el intento de salvar una esperanza para este mundo, lejos de la corruptibilidad del gobierno y del sistema imperante. Aunque absorbido por ese mundo sin futuro, no abandonará su cometido de buen samaritano, lejos de no arriesgarse por nada y por nadie.

Técnicamente me parece correcta, el director sabe poner la cámara para darnos su visión personal del asunto. Aunque quizás abusa de cámara en mano... pero gracias a ello, consigue darnos, entre otras, una escena impresionante de acción sin corte alguno (al menos aparentemente) que dura varios minutos, persiguiendo a nuestro protagonista (que va en busca de la chica embarazada; único "leit-motif" de éste, desde que se ve atrapado por las circunstancias) entre disparos, explosiones y una guerra sin cuartel entre "refugiados" en el "campo de concentración" y el ejército.

En una visión futura de este presente, no muy alejada de la realidad, sólo me queda decir:

"El último que apague la luz".


__________

madmax2

5 comentarios :

kuroi yume dijo...

Y habría que añadir magistrales interpretaciones, una fotografía bellísimamente triste y una calidad de efectos especiales espeluznante. Y lo de la cámara en mano (sumada a esos efectos especiales), tiene una marcadísima intención documental, con todo el significado que ello conlleva.

Para mí es una (si no la única) de las películas fundamentales de este año.

Uruloki dijo...

Leo y no escribo ya que acabaría loando lo mismo que Kuroi Yume, eso si, disiento en que sea la única película fundamental del año. Creo que el 2006 puede ser considerado como un buen año.

Antes de irme repetir que el trabajo de Alfonso Cuarón es muy, pero que muy, bueno.

Higronauta dijo...

Tengo que verla, tengo que verla, tengo que verla...

Dr. Smegman dijo...

Cometí el error de fiarme del Vaugan para no ver esta película, pero creo que tras tu post, le daré crédito al señor cuarón. Saludos areneros!

Anónimo dijo...

Cuidado - Espoliers

Pelicula correcta politicamantre que no deja ni un lugar comun sin recorrer: No hay futuro asi que no nacen mas niños, negra embarazada inmigrante que salvara el mundo, malos de derecha en el poder, malos de izquierda en la resistencia, viejo hipie bueno, ex guerrilero bueno, barco que salvara a la humanidad que se llama "Tomorrow" y me dejo varias en el tintero. Un canto a la obviedad y a la correcion politica y quien vea cine de manera consciente desde hace 10 años tiene claro el desenlace.