flickr_2 sorting_options_flled-512

20061202

Para todos los públicos: Saw III

saw3

Antes de ver la nueva película de James Bond, tenía una deuda pendiente con la tercera parte de "Saw", una película en la línea que roza el "gore". Eso sí nada que ver, al menos esta tercera parte con "Hostel", de la que esperábamos más "sang i fetge". Sigue en la línea que venía dejando la saga, eso sí, la película va al grano. Casi como las otras, nos presenta una escena donde una persona se encuentra en una situación límite, en la que tiene que decidir entre morir horrorosamente o salvarse de una manera un poco "especial". Siempre te dan la opción de vivir, un ejemplo: si quieres vivir te tienes que cortar el pie con un serrucho, y así liberarte de la cadena que te aprisiona, si no morirás en unos minutos...

Es una película que sigue la estela de sus predecesoras, dando una vuelta de tuerca más, si cabe, a las situaciones en la que se encuentran las víctimas del señor Puzzle. Encontrarán su ración de sangre, intestinos, miembros amputados, situaciones límite y violencia extrema en su justa medida. Un guión justito, volviendo a rememorar antiguas situaciones para refrescar la memoria del espectador; algo que a mi entender sobra, porque el público que vaya a ver la tercera parte sin haber visto las otras dos, será mínimo, pero creo que sobra el que te expliquen ciertos detalles de la película con "flashbacks" (aunque me quejo por algo que ya suele ocurrir tanto en la segunda como en la primera!!!). No es una película que sorprenda por su guión, ni por sus diálogos ni por su trama. Es más efectista en lo anteriormente dicho: escenas al límite del "gore" más asqueroso. De todas formas, no sorprenderá mucho a los que ya hemos visto las anteriores tramas: técnicamente la película suele dejar mucho que desear. La fotografía está poco trabajada y cuidada en situaciones con mucha luz (por ejemplo cuando hay algunas escenas en hospitales), aunque las escenas con poca luz se salvan. Una película para los amantes del cine "gore", que verán saciadas, en parte, sus ansias de ver en pantalla de cine miembros descuartizados y salpicaduras (¿a borbotones?) de sangre.

Una película que si os interesa verla porque habéis visto las otras dos, os recomiendo que la véais en dvd, y os gastéis el dinero del cine en ir a ver, por ejemplo, "El Perfume" (que me han dicho que está muy bien) o sino, la última de James Bond... :P

Seguramente no habría hecho ninguna reseña de esta película sino fuera por lo que os comentaré a continuación.

Esto es una crítica tanto a padres, hermanos y familiares de niños y también a los que venden entradas para los cines (tanto a los que están vendiendo las entradas, como al que te coge el ticket para acceder al recinto del cine). Os explico: estaba tan tranquilo esperando que apagasen las luces del cine cuando vi a un grupo de chavales entre 17 y 20 años, aproximadamente, junto con chavales de 8 a 10 años, al menos iban 2 o 3 de ésta edad. A una película que estará clasificada como:"no recomendada para menores de 18 años" (y si me apuran de 13 años...) no pueden acceder a la sala chavales de 10. Es que la película es bastante salvaje, y aunque todos sabemos que lo que ocurre es mentira, la mente infantil de un@ niñ@ de esa edad no es capaz de asimilarlo. Al menos no creo que con esa edad, cuando viendo "Shrek" se asustan, por ejemplo, con un dragón enfurecido. Así que les echo la bronca a los desalmados familiares de esos niños que no les cuidan. Y a los de CINESA (en concreto los de "La Farga") por dejar entrar a ver esta película a verdaderos niños.

Lo mismo no están de acuerdo conmigo. Y yo de pequeño he visto muchas películas poco aptas para mi edad. Sobre todo las de miedo me encantaban, pero ya tenía sobre los 12 o 13 años. Porque antes, poco tardaban mis padres en hacerme ir a la cama. Pero una película de miedo es una cosa y otra muy diferente la de ver miembros descuartizados y personas degolladas, torturadas, etc,... Más si los familiares luego no son capaces de hacerle ver al niño la diferencia entre realidad y ficción. Y si luego, tampoco les recriminan ciertas acciones violentas con sus compañeros de colegio o de juegos. Soy fiel defensor de ver ciertos tipo de películas y dibujos violentos a niños más o menos menores de cierta edad. Pero con la supervisión de los padres, ya que es básico hacerles ver la diferencia y que pueden disfrutar viendo pelear a sus dibujos preferidos, pero que eso no está bien en el mundo que nos ha tocado vivir.


__________

madmax2


9 comentarios :

Anónimo dijo...

Peor aún es ve a qué películas van bastantes padres con sus hijos... ¿es que no se informan antes de lo que van a ver?

Un saludo!

David Escusa dijo...

No creo que este film vaya en la linea de los dos anteriores. Si es verdad que se asemeja bastante al segundo, centrando su especacularidad en los rios de sangre, la primera entrega era otra cosa. Saw, a diferencia de Saw II y Saw III, es un thriller psicológico y engancha al espectador por la tensión emocional que sufren los personajes. Las dos siguientes, mas la 3 que la 2, como muy bien dices "sang i fetge".

David.
http://cinetrica.blogspot.com

Alex dijo...

Curiosamente, yo vi "Mad Max" (a proposito de su nick) cuando tenía 12 años (y en un cine), a pesar de ser una película clasificada "S", nada menos. Por ello no soy quién para criticar esas aptitudes que relata, si bien es cierto que la violencia de "Mad Max" resulta cómica comparada con la de "Saw".

Vi la primera parte de la saga "Saw" y no consiguió interesarme. Un montón de efectismo prefabricados mil veces vistos y muchos guiños a los fans de gore. Poco más. Sus secuelas no me atraen lo más mínimo.

freddyvoorhees dijo...

Pues en lo de los chavales viendo las pelis muy conforme no estoy, que yo ya devoraba cine de terror con gore (o sin él) con menos de 10 añetes... otra cosa es la sensibilidad de cada cual... sobre la pèlícula seguí tu consejo sin saberlo, me gasté el dinero en El Perfume y Casino Royale... y es que ya Saw 2 me pareció abobinablemente mala...

kuroi yume dijo...

Yo tampoco soy un buen ejemplo, así que mejor me quedaré en la sombra...

(y al fin y al cabo tampoco he acabado tan mal)

madmax dijo...

Que conste que yo también he visto películas no recomendadas a mi edad... Como muchos de los que pululamos por la blogosfera y nos suele gustar este tipo de género.
Yo me libraba porque mi hermano (de mi misma edad) sufría de insomnio y solía hablar mientras dormía. Así que mis padres no le dejaban ver según qué películas. Y yo... me libraba!!!
¿Quién no veía: "Noche de lobos"? Hace unos pocos años.

El tema de que vayan menores de ciertas edades a ver esas películas radica no en que el niño vea esas películas, si no que los padres le vayan dando una educación apropiada. ¿De qué nos sirve que un niño no vea DRAGON BALL, POKEMON, SHIN-CHAN, SOUTHPARK o cualquier otra serie con escenas de luchas (centrándonos solamente en animación) y violencia si luego se pelea con algún compañero, o le da una patada a algún anciano sin que sus padres le recriminen nada?
Pues no sirve absolutamente de nada.

El Tete dijo...

Yo siempre he sido un niño muy bueno :-)

Y es cierto, El Perfume es un peliculón.

Jack Sparrow dijo...

Yo he visto las tres peliculas, y sinceramente esta tercera parte no tiene nada que ver con las otras dos! Saw III es como un "zapping" de diferentes muertes sanguinarias y horripantes, enseñándolo todo y en primeros planos! Tiene el mismo argumento que pueda tener un peli porno!

JohnTrent dijo...

Cierto es que Saw 2 y 3 no son, del todo, iguales que la primera. La primera es mas semjante a thrillers tipo Seven, mientras que la 2 y, sobretodo, esta tercera, ya desembocan mas hacia el terror y el gore propiamente dichos, sin olvidarse de los giros argumentales, tal y cual.

Por mi parte, esta tercera entrega pierde calidad respecto a las otras dos correctas entregas. Es floja.

Lo de los padres que van con los niños...decir que, segun creo, cuando fui a ver El perfume, delante mia habia una pareja con sus dos o tres hijos de menos de diez años que pidieron una entrada para esa misma pelicula, El perfume...¿creerian que era un cuento de navidad?.