flickr_2 sorting_options_flled-512

20070204

1er Viaje: MadMax





elviaje_banner



Todos tenemos un concepto de la palabra "viaje", y supongo que pensáis en un concepto relacionado con el "movimiento", el desplazamiento de algo o de alguien hacia un lugar. Algunos más alocados y metiéndonos en jerga estarían pensando en la experiencia propiciada por algún alucinógeno.

Pero considero estos términos algo menores, permítanme esta licencia, ya que considero que nuestras vidas son un "viaje" en sí mismos. Tal y cómo entendía Jorge Manrique la vida: "Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar, que es el morir".

Me gusta más este concepto del "viaje" que puramente el sentido pueril de viajar a sitios no vistos anteriormente, que está bien, no lo voy a negar, pero lo deberíamos comprender como un placer más en la vida. Les explicaré con más detalle lo que quiero decir.

Es como si fuéramos en un medio que nos permite movernos: algunos de nosotros iremos a pie, otros irán en coche, otros en transporte público, otros en bicicleta,... según el gusto, posibilidades y capacidades de cada uno. El destino de éste viaje lo sabemos todos, es irremediable, pero la gracia está (o no, según se mire) en que no sabemos cuándo, ni dónde, ni cómo será el final de nuestro viaje. Algunos pasaremos por esta vida como si fuera un pequeño trayecto en autobús o en metro, unas pocas paradas que nos llevarán a la parada de destino en cuanto menos lo esperemos. Otros sin embargo, serán como una vuelta alrededor del mundo.

Nuestro viaje, más corto o más largo, estará lleno de pequeñas anécdotas, de detalles especiales, sensaciones y sentimientos. Lo más bonito será que coincidiremos durante nuestro viaje con personas. Unas tal y como vendrán se irán, otras se convertirán en personas "habituales" en nuestro viaje, cosa que nos permitirá tener más oportunidades de conocerlas, de intimar con ellas, de que nos cuenten cómo les va el "viaje" a ellos; y, quién sabe, si compartir el resto del viaje con ell@s.

Llegaremos a sitios donde tendremos que despedirnos de alguien, cosa que nos entristecerá, porque sabremos que hasta allí ha llegado su viaje, o que, circunstancias de la vida, cogen otro camino, otro tren u otro medio para continuar su viaje. Pero también llegará el momento en que tendremos que dar la bienvenida a nuev@s amig@s, y otros nos traerán noticias de los que perdimos la pista hacía tiempo,...

Lo bello de este viaje, siguiendo la línea de esta "retórica", es que cada uno tendrá en cuenta unas cosas. Posiblemente algunos de nosotros nos fijemos en lo que va leyendo el compañero del asiento de enfrente si viajamos en tren (por ejemplo); o nos quedemos mirando a aquella persona que nos ha cautivado con su mirada. Tal vez, simplemente nos fijemos en todas las personas que pasen alrededor nuestro, deleitándonos en los detalles de cada uno... Algunas de estas personas pasarán con más pena que gloria en nuestro viaje, y ni los echaremos en falta. Nos darán alegrías, nos harán llorar, reír, tener miedo, sentirnos seguros de nosotros mismos, tener dudas, crecer como personas, etc,... una gran variedad de sensaciones que nos ofrecerá este viaje sin retorno. Seguramente lleguemos a tener la sensación de "vacío", de dudas de dónde nos lleva este viaje y porqué estamos haciéndolo; a tomarnos el viaje como si fuera puramente de placer y aprovechar el momento que vivimos y otros, aún a pesar de no ir en ningún viaje de lujo, disfrutaremos de los pequeños placeres que nos brinda el trayecto que recorremos.

Así que cuando piensen en cómo quieren que sea su viaje, tengan en cuenta estas circunstancias propias de la vida y, no escatimen en hacer más placentero el viaje, pues en muy contadas ocasiones se sabe cuándo se ha llegado al final. La gracia (según se mire) reside precisamente en que no sabemos cuándo va a acabar y tenemos que recurrir a uno de los tópicos más recurrentes de todos los tiempos: "CARPE DIEM: Aprovechad el momento".


__________

madmax2

7 comentarios :

Marc Jardí dijo...

Muy bonito Max. Me ha gustado mucho y creo estar de acuerdo.

Un saludo.

Smegman dijo...

O, como dice la encantadora chiquilla de Hard Candy, Carpe Omniem!!!

Jack Sparrow dijo...

Oh mi capitan, mi capitan!!!!

madmax dijo...

Es una "ida de olla" de 3 pares de "coj..es". Pero bueno... para eso estamos... :D
Qué haría Yume sin mí... (falsa modestia... jajajaja!!!!)

Espero ansioso el resto de "visiones" de los colegas de TDC.

pd.- No pago comisión por las "alabanzas" del señor Marc Jardí respecto a mis escritos... Pero empeño pone en ello... Gracias Marc!!!! :D

Alex dijo...

Lo cierto es que tu reflexión está bien trazada, en el sentido de que puedes verte a ti mismo en lo que otro ha escrito. Y haber conseguido eso es una gran virtud.

Liliana dijo...

Yo veo este viaje de ustedes desde afuera, pero pido permiso para opinar.
Coincido contigo que la vida misma es un viaje y que la gente que conocemos nos acompaña algunos tramos del sendero que recorremos. De lo que sí estoy segura, es que de todos los que se nos aparecen en el camino se aprende, hasta de aquellos que no queremos que sigan a nuestro lado.
Bonito trayecto has delineado.

madmax dijo...

Gracias por todos los comentarios!!!

CARPE DIEM!!!