flickr_2 sorting_options_flled-512

20070521

Zodiac (David Fincher, 2007)

zodiac


Existe la tendencia de atribuir a David Fincher, ese artesano eficaz como pocos, una trascendencia de la que carece. Apoyado en impactantes productos ajenos, Fincher siempre se ha limitado a interpretar los sueños de otros al pie de la letra, sin aportar nada de su parte más allá de referencias visuales deudoras de clásicos del cine más reciente.

En “Zodiac” se repite la historia. Un sólido guión, tan gráfico como generoso en datos, le sirve para desplegar su habitual estilismo visual (tan aparente, tan falso en su fondo) matizado mínimamente por el contexto historico de la historia: los asesinatos cometidos a finales de la década de los sesenta y principios de los setenta por un misterio asesino en serie que se hizo llamar Zodiac.

Brillantemente expuesta, convencionalmente desarrollada, “Zodiac” es todo lo buena que podría llegar a ser. No da para más. El lastre que supone el hecho de que el asesino nunca fuese identificado pesa demasiado en tan excesivo metraje. El espectador, que en su mayoría desconoce la historia real, necesita de hechos concretos tras dos horas y media de callejones sin salida. Presionado, tal vez, por satisfacer a la presumible demanda popular, Fincher comete el que probablemente sea su mayor error: señalar un culpable por no colgar sobre los protagonistas de la historia, un dibujante obsesionado con el caso y un policía impotente antes las dificultades de la investigación, el ominoso cartel de loosers.

Con tan innecesario gesto, la urgencia de lo explicito pierde a Fincher, del mismo modo que la arrítmica narración, estructurada para evitar fisuras, termina generando insondables lagunas. Es ése su mayor debe, por encima del pobre carisma emanado por Mark Ruffalo o los ametrallados diálogos cruzados por los personajes (al más puro estilo Hawks) que, pensandos para mantener el rítmo de la historia, no cumplen con otro cometido que añadir desconcierto a la creciente confusión.

Demostrado queda con “Zodiac” que Fincher precisa de que la complejidad necesaria en toda obra mayor venga expresada en su recipiente original: el guión. Si le sirven malvadas moralejas tamizadas de cinismo y crueldad habrá más “Seven” o “El Club de la Lucha”. Si por contra continua en su tendencia de dirigir historias tan impecablemente escritas como carentes de alma, dispongámonos a disfrutar de más artificios de lujo en los que todo funcione a la perfección y apenas nada consiga inquietar. Así ocurrió con “La Habitación del Pánico”. Así ha ocurrido, lamentablemente, con “Zodiac”.


__________

álex

18 comentarios :

forfy dijo...

Yo creo que la carencia de alma en la que nos ocupa es totalmente intencionada. Es la historia de una frustración y nosotros mismos como espectadores podemos sentirnos frustrados al ver a los personajes dar vueltas sin rumbo.

¿Que se señale a Arthur Leigh Allen como Zodiac? Me pareció perfecto por muchas cosas. Primero porque la película se basa en el libro de Graysmith y para él era el asesino. Y segundo, porque no se le señala con un dedo inquisidor que despeje toda duda al espectador. Quienes le culpan son principalmente Toschi y Graysmith y en esa resolución en la que Graysmith y Leigh se miran unos segundos comprobamos como el dibujante consiguió su propósito (mirar al Zodiaco, o a quien cree que es el Zodiaco a los ojos). Pero no el espectador que puede quedarse con esta teoría o manejar otras, pues es, de lejos, el que más información tiene del caso.

Me pareció una película muy arriesgada, sobre todo por mantener dos líneas narrativas alternativas y por relatar un caso abierto. Tiene un ritmo excelente para todo lo que cuenta aunque su desarrollo sea más un documental sobre la investigación policial que una película de serial killers al uso. Lo cual es bastante difícil de aceptar en los tiempos que corren.

Y Mark Ruffalo me parece con diferencia lo mejor de la cinta. La viste en V.O?

Excelente reseña, yo llevo atascado dos días y no soy capaz de escribir una sola línea.

kuroi yume dijo...

Yo tampoco he sido capaz de escribir una sola línea al respecto de esta película. Cuando terminé de verla (es larga sí, pero la tensión es constante y no aburre), pensé que había visto una cinta de cine policíaco clásico. No tanto al respecto de su estilo (que deslumbra de efectismo moderno en esos planos secuencia-travelling cenitales o esas gruas desde las alturas) sinó de espíritu. Y eso me gustó mucho. La ambientación es excelente, y las tonalidades, y la magnífica progresión de la banda sonora (que se mueve con los tiempos) me recordaban constantemente al cine de "policias" de cuando era pequeño. Esto gustó mucho.

Pero por otro lado, en cuanto se pierden de vista las imágenes de los crímenes, todo el desarrollo de relaciones e impicaciones se hace algo confuso.
A pesar de todo eso, me parece una película bastante bien resuelta y entretenida.

Y lo que más me sorprende es que ese "clasicismo" se contrapone al toque postmoderno de Fincher, ese que se ha convertido en marca de la casa.
Un choque la mar de curioso.

forfy dijo...

Por eso precisamente estoy bloqueado. Es que es Fincher pero sin serlo... y eso desconcierta.

El caso es que hasta sus aparentes fallos, como es esa confusión en la investigación que dices Kuroi me parecen aciertos (no contribuyen a que como espectador estes confuso...igual que los protagonistas?)

A ver si en un par de días saco algo en claro, de momento y sin dormirla mucho me ha parecido de lo mejor que vamos a ver este año.

T-Bag dijo...

Como bien dice "forfy" y al estar basado en el libro de Graysmith, sólo cuenta lo que pasó, o lo que Graysmith relaat que pasó, no se inventa nada, sólo lo plasma en imágenes (por otra parte, muy setenteras como debe ser, una especie de Todos Los Hombres del Presidente siglo XXI), así que el supuesto error de Fincher no es tal... alguien que conozca un poco el caso (es verdad que se vé con otros ojos) agradece muy mucho que los productores y/o distribuidores que finalmente aceptaron el proyecto de Fincher no le exigieran un final cerrado, eso hubiera sido un desastre.

Y si realmente no les ves como loosers, no sé que peli debes haber visto.

Es curioso como cada uno procesa la información.

Alex dijo...

Precisamente, t-bay, es el final cerrado el mayor error de Fincher. Porque lo cierra al señalar un culpable para satisfacer al espectador. Error doble, pues el desastre de taquilla de la película en el mercado americano habla por sí solo. Desconozco la novela, pero si ha mantenido el final del libro me parece un error. Pienso que la mejor manera de expresar la frustación y desorientación de los protagonistas habría sido el dejar el caso tal y como ocurrió: en suspenso. De hecho, como sabrás, la investigación fue reabierta en marzo de este mismo año. Prueba evidente de que los cuerpos policiales siguen tan perdidos como el primer día.

Por otra parte, la película cambia u omite algunos datos reales en función de su progresión dramática. Ese final cerrado, en el que uno de los supervivientes señala un culpable, me pareció un rendición por parte de Fincher a la dictadura de la taquilla. Batacazo que, como dije arriba, finalmente no se pudo evitar.

Técnicamente la película es impecable. Insisto en que me parece un producto digno, para nada aburrido o cargante. Su problema es lo poco que consigue transmitir. Lo aséptico de su desarrollo.

Sr. Yume, yo a Fincher le tenía como un esteta que bebiendo de fuentes clásicas había conseguido crear un universo propio hasta que leí el guión de "Seven". Entonces me di cuenta de que es un artesano eficaz con imaginación suficiente para recrear mundo ajenos, pero no un autor. La prueba de ello está en "The Game" o "La Habitación del Pánico". Atmósfera gélida, puesta en escena recargada dentro de su impostado minimalismo y cierto tono moralista (dicho esto en el sentido menos peyorativo posible) del que sólo escaparía "El Club de la Lucha". Pero bueno, que no se dé una mala interpretación sobre mi opinión de Fincher. Un tipo que ha dirigido dos películas del nivel de "Seven" y "El Club..." puede permitirse el lujo de patinar cuanto quiera.

Forfy, será un placer comentar en tu blog cuando publiques una reseña completa.

Lucinda dijo...

Sólo puedo decir que quiero verla...

T-Bag dijo...

A ver, no lo cierra con un culpable para satisfacer al espectador, quizás no me expresé bien.

El presunto culpable, que no culpable porque nunca se probó, es el que fue, no el que Fincher se ha inventado, Finche no se ha inventado NADA, son los hechos y punto, no hay más.

Precisamente el final queda totalmente en suspenso, totalmente abierto y siento decir que lo que la taquilla américana transmita en números es lo que me hace pensar, aún más, en la calidad de la peli, los más grandes batacazos en la taquilla américana han sido, casi todas, grandes peliculones.

Precisamente tengo entendido que el final abierto es lo que no ha gustado nada, la gente pide culpables y en este caso no los hay, vamos, es que lo veo clarísimo.

Anónimo dijo...

He visto la peli este fin de seman y me ha encantado, solo he visto un par de fallitos sin importantancia...

1. Jake Gyllenhaal no se cambia de cazadora en el transcurso de casi 30 años....

2. No veo que interroguen a la chica que secuestra con su bebé, que fue la que realmente vio la cara al asesino....

Que alguien me corrija por si no me enteré bien...

Pero me parece un peliculón, y no se hace larga para nada

Rosenrod dijo...

Álex,

como sabes, en este caso discrepamos. Creo que esa construcción de la sombra del psicópata a partir de la mirada de los verdaderos personajes le da una enorme fuerza, y que Fincher acierta con la forma en como lo plasma.

Por cierto, el otro día, en el programa de radio, tuvimos ocasión de entrevistar en directo al verdadero Robert Graysmith. Y me confirmé en la sensación con la que salí de la película: casi casi el personaje que más miedo me da es él, con esa capacidad obsesiva llevada al límite...

Un saludo!

Alex dijo...

Que no, hombre, t-bag, en ningún momento afirmo que Fincher se invente nada. En cualquier caso estaría llevado a cabo las ideas del escritor de la novela. Insisto en que el final es cerrado pues señala un culpable pese a carecer de pruebas sólidas que le incriminen. Sólo es una opinión, tan buena o mala como cualquier otra.

El único hecho cierto en el caso del asesino del zodiaco es que no hay pruebas sólidas contra nadie. De hecho, repito que el caso fue reabierto en marzo de este mismo año.

No me di ni cuenta de lo de la cazadora, la verdad. Supongo que en la realidad sí interrogaron exhaustivamente a la madre superviviente de uno de los ataques. Supongo que como lo que declaró no cuadra con la teoría que inculpa a Arthur Leigh, terminaron por deshecharlo. Lo que no deja de ser una interesada manipulación. En ese sentido, tampoco me cuadra que no muestre fotos de Leigh a la hermana de la primera víctima. La que está encarcelada. Más, después de haber recordado el nombre del tipo extraño de la fiesta.

Bueno, Rosenrod, a mí me pareció una buena película. Sólida, aparente, pero sin poder de fascinación.

Seguro que esa entrevista con Graysmith debió ser interesante. Ignoro si Jake Gyllenhaal le hace justicia físicamente, pero lo cierto es que soporta el peso del personaje, durante la segunda mitad de la película, con brillantez y solvencia.

Hombre Lobo dijo...

A mi me gustó bastante, aunque reconozco que, como bien dices, quizás el tiempo de metraje sea algo excesivo.

Pero claro, yo pertenezco a ese grupo de personas que opinan que si una película va a durar más de 90 minutos, más le vale tener una MUY buena razón XDXDXDXD.

JohnTrent dijo...

Me permito copiar lo que ya he dicho en el blog Un día de furia.

Aun no la he visto, pero por lo que veo Fincher lo ha vuelto a hacer.

1. Fincher es el tipo que dirigió la entrega de Alien con menos acción y apariciones de alienígenas. Solo había uno y salía poco. Consiguió cabrear a medio mundo, aunque su película es más que correcta. Esta infravalorada.

2. Fincher sorprendió a ese mismo medio mundo con su siguiente propuesta, Seven, para la cual creo una nueva escuela dentro del psycho thriller, que ha tenido diversidad de alumnos en los últimos doce años.

3. Fincher se partió el culo en la cara de ese mismo medio mundo con The game, su siguiente película. Un juego, sin más, que jugaba con el espectador hasta venderle un rocambolesco final al que muchos le quisieron buscar respuestas y un realismo imposible. Fincher se hizo macarra.

4. En su siguiente trabajo, El club de la lucha, demostró que lo de ser macarra no era un aviso, sino una realidad. Estamos ante una de las películas más macarras y off Hollyood de los últimos años.


5. La habitación del pánico se puede considerar un punto muerto, un transito desde su etapa macarra de The game y, sobretodo, El club de la lucha, hasta llegar a lo que de verdad parecía importarle: Zodiac, la sobriedad después de la borrachera.

Hellhammercito dijo...

Todavía no la he visto pero no me la pienso perder.

Me entran sarpullidos de no poder comentar la película que en el programa Días de cine han denominado como la primera obra maestra del siglo XXI.

¡Ah! Y la de Alien no es que esté infravalorada, es que es una mierda directamente.

¡¡Saludos!!

Dani Lebowski dijo...

Excelente crítica. Yo estoy bastante de acuerdo con lo que dicen forfy y Trent. A mi me ha gustado mucho y creo que al ser tan explícita es donde radica originalidad. A mi no me parece para nada convencional, tampoco creo que abandone los elementos de puesta en escena y se dedique a soltar dialogos sin ton ni son.

Pero en definitiva estamos de acuerdo en que es un Fincher diferente. Puede leer mi opinión aquí: http://danilebowski.blogspot.com/2007/05/zodiac-crnica-de-un-asesino-de-rostro.html

Alex dijo...

A mí la secuela de Alien que dirigió Fincher me disgusta profundamente. El resto de tus puntos, johntrent, con alguna discrepacia que otra, me parece acertado.

¿La primera obra maestra del siglo XXI? Juas, juas, juas... Ya veo que los chicos de la inquisición continuan a lo suyo (hace tiempo que no veo "Días de cine"). Debe ser que no han visto "Million Dollar Baby" ni "Old Boy". En fin...

forfy dijo...

Es que ya sabemos como se las gastan en Días de Cine... No tiene ni pies ni cabeza esa afirmación.

Alex, mírate esto, lo escribí hace mucho eso sí:

http://forfy.blogspot.com/2005/07/pelculas-reivindicar-alien-3.html

Tampoco quiero defender lo indefendible: Alien 3 es mala. Pero me gusta muchísimo más que Alien Resurrección.

Saludos!

JohnTrent dijo...

Cómo que Alien 3 es mala? ¡Forfy no me seas eh!

::::WEBARGAS:::: dijo...

Un saludo.

Su artículo "Zodiac (David Fincher, 2007)" Ha sido seleccionado para hacer parte del nuevo número de la revista virtual BLOGJUAN (http://revistablogjuan.com), del mes de OCTUBRE.

Si por alguna razón no desea que esta entrada aparezca en la revista,
favor dirigir un correo a vargasvargas2@gmail.com manifestando su
deseo.
Una felicitación por su bló.