flickr_2 sorting_options_flled-512

20080123

Carta abierta a J.J. Abrams, Chris Carter, Jeff Lindsay y alguno más que seguro me olvido.

gomas de pollo


El otro día me gruñó una amiguita.

Y no es normal en ella, que es muy limpia, y muy lista, y hace cosas divertidas. Y tampoco lo hizo por lo de las agujas de coser, porque estoy seguro que todavía no lo sabe. Creo que me gruñó porque ya no vengo a jugar con ella. Ni con los demás tampoco.

Y llevo días pensando, y hasta he llorado un poquito, porque quería venir a jugar pero estaba convencido de que me había quedado sin juguetes. Eso es, evidentemente, una metáfora. Porque juguetes tengo un montón, desde la guitarra que se conecta a la consola, hasta la colección de gomas de pollo verdes en montoncitos, que de noche, y con poca luz, parecen espaguetis o gusanos, y que al meter las manos dentro da mucho asco.

Tengo juguetes, pero lo que no tengo es ganas de jugar.

Y gran parte de la culpa es vuestra, J.J. Abrams, Chris Carter, Jeff Lindsay y alguno más que seguro me olvido, porque sois muy listos y muy malos y hacéis vuestro trabajo muy bien.

Pero no os hinchéis de orgullo demasiado pronto, como hacen los cochinillos del pueblo de mi abuela la semana antes de la matanza del cerdo. Que se hacen más y más gordos hasta ese día en el que el aire huele como a hierro oxidado y lloran como niñas tontas. Porque vuestra culpa es sólo una parte. La parte buena, la de reírse y la de cosquillas en las partes que no se pueden decir porque te riñen.

La parte mala es otra: y en ella hay cosas que no os importan mucho; como que mi madre haya tirado mi colección de lenguas porque era una guarrada, y no sabía que iba a ser de mí, y me quisiera menos, y llorara mucho, y ahora me mire raro. Eso son cosas que puedo arreglar yo mismo. Pero hay cosas y cosas que sí que os importan. Y una de ellas es que tampoco hago eso que tanto me gustaba antes que era ir a ver películas, y hablar de ellas mucho y gracioso. La verdad es que ahora me aburro y ya os he dicho que parte de la culpa es vuestra. Pero también os he dicho que no toda.

Porque el cine ya no es divertido. Y me enfado. Y le rompo los pequeños ponys a mi hermanita pequeña, y le pongo uñas cortadas bajo la almohada, hasta que se me pasa el enfado porque me vuelven a reñir. Y no es divertido porque no se parece a lo que hacéis vosotros en la tele, pero también porque se ha convertido en una tontería para que los padres compren palomitas y nachos y cocacolas y chocolates.

Y no hay solución, porque ni a vosotros, que parece que sabéis hacer las cosas chulas, os salen bien cuando os ponéis a trabajar en pantalla grande. ¿Qué pasa? ¿No os dejan? ¿Tan diferente es una cosa de la otra?, ¿o es que me engaño y todo es suerte y yo soy tonto?

Estoy triste.

Así que creo que voy a hacer caso a mi amiguito Marc. Hay que crear nuestra propia industria (sea lo que sea que signifique eso). Yo ya he empezado a rodar mis propias películas. Por ahora sólo sale mi hermanita. Y de momento no las puede ver nadie, para que nadie se enfade, pero estoy seguro que los grandes genios también empezaron así: con una cámara, pocos personajes y un par de centenares de gomas de pollo verdes.

Sigo pendiente a lo que hacéis.



Atentamente,
yume.




__________________________________________________________________________________________




y2_2

14 comentarios :

Higronauta dijo...

Un servidor al final tuvo que subir al altillo y bajar el Cinexin, que, tal como está el panorama, es el mejor recurso para poder disfrutar de buen cine... Y sobre todo, no confíe en nadie.

Y lo de romperle los ponys a su hermana, pase, pero lo de las uñas, con todo el respecto, es una atrocidad guarroide sin parangón. Que lo sepa.

Hombre Lobo dijo...

Tranquilo, hombre, que ya falta menos para el 31 de enero. Aunque claro, tal como están las cosas, parece que el subidón nos durará sólo ocho semanas.

Por cierto, ya he vuelto de las tierras del currywurst con ketchup y las pfandkuchen con azúcar glaseada. ¿Para cuando nos vemos?

Estrellita Mutante dijo...

Qué gracioso y naïf, me ha encantado. Pero cuanto desencanto.

kuroi yume dijo...

estrellita, está todo el desencanto de álguien que ha visto sólo un par de películas en estos últimos tres meses (desde Sitges), y que no ha escrito nada decente desde entonces (más o menos). Procuraré que esto sea una vuelta, pero no prometo nada.

hombre lobo, esta misma tarde Maese Higro se toma la molestia de abandonar su abadía de conocimientos celtíberos y sus estudios mostrencos para darme audiencia, así que igual le interesa un tripartito conversacional...

M.A Berrakus dijo...

¿Acaso ha visto usted esa cosa rara de Monstruoso? El godzilla dogma de J.J.
No sé, como veo que ha citado a "mi pequeño pony" pues voy a cerrar el ciclo transcribiendo unas líneas del libro sobre David Lynch.
"Proyectos: Lynch prepara un film de animación para Dreamworks basado en los juguetes infantiles de My Little Pony"
Que conste que no es el día de los inocentes, os juro por lo más sagrado que no me lo invento.
Tendremos que agarrarnos a eso (y al 31 de enero)

Aura dijo...

:-)

Nosotros también seguimos pendientes.

(Me ha parecido muy bonito leer ésto)

Aura dijo...

Quería decor :_)

Aura dijo...

Decir!!!!!

Alex dijo...

"Lost" es como una peli de Hitchcock a la que han añadido lo sobrenatural. Soy un adicto, lo reconozco. Un crítico que es adicto. Por eso creo que hoy iré a TVE para destrozarles el vídeo del Everton-Chelsea (lo echarán en diferido, claro) que han colocado esta noche (sí, lo sigo por televisión. La pantalla del ordenador hace que me sangren los ojos).

Qué buena serie, que malo es J.J. cuando hace cine y que hijos de puta los programadores que un día te colocan tres capítulos de sopetón y otro te dejan en blanco.

Madmax dijo...

No te hagas mala sangre, querido amigo Yume... yo confío en que mejores tiempos lleguen a nuestras pantallas (aunque sea en las de plasma del comedor o de nuestra habitacion...).

Lejos queda en el tiempo, aquél génesis de 'corto' con un bote de 'gomas de pollo' (que no de poll@..'uy lo que he dicho'...) como 'macguffin'.

No sé, habrá que hacer caso al inestimable colega Marc.

jacarma dijo...

Espero que pronto vuelvas a estar tan ocupado de sesión en sesión que no tengas tiempo de aburrirte.

Un post genial.

krisish dijo...

Fantástico escrito (y un poquito siniestro también, esas agujas de coser...)
Lo que dice m.a berrakus ¿es cierto?
Aún tengo los ponys con los que jugaba de peque, combinados con Lynch no sé qué puede ocurrir.

Javier dijo...

Jopeta, cómo cambia el cuento en cuanto te descuidas un poquito de nada, mi madre siempre me decía, niñooo, deja de ver la caja tontaaa, que te vas a quedar gilipollaaas perdidoooo, y ahora en cambio no hace más que insistirme, hijo mío, tienes que ver más la tele, ser más sociable, no ves que si no estás al día de las series te quedarás fuera de todas las conversaciones interesantes y te convertirás en un marginado social...

Menos mal que os pueden dar a todos por el cacas, porque yo cada día estudio en mi cuarto el Sagrado Necronomicón y cada noche traigo de las sombras primordiales a Nyarlathotep y Subnnigurath, rezo a Yog-Soggoth, y pronto llegará el día en que los Dioses Preternaturales estarán comiendo de mi mano, y así podré esclavizaros a todos y hacer que sólo veáis, constantemente y en bucle, ad eternum y ad nauseam, "Le llaman Bhodi" y "Campo de Batalla: La Tierra"... muwha-haha, muwha-haha, muwha-hahahahahahahaarglglglgg....

M.A Berrakus dijo...

Sí Javi, sí. Lo que tú haces es encerrarte en tu estudio a ver en bucle el vídeo de Two Girls One Cup que, por cierto, merece un post en sí mismo, a ver cuándo me pongo.

Pues sí Krisish, lo de Lynch y mi pequeño pony es cierto. Claro que es un proyecto y luego, conociendo los precedentes no creo que llegue a buen puerto. Como ocurrió cuando escribió la letra del himno de Barcelona 92 o cuando presentó su vaca mutilada y purulenta al cow parede de nueva york.