flickr_2 sorting_options_flled-512

20080218

Ilusiones Cortas XV: Crisálida (F. Calvelo, 2006) [v2.0]



Doppelgänger:
Extraído de Wikipedia, the free encyclopedia

“Un Doppelgänger es el doble fantasmal de de una persona viva. Originaria del Alemán, la palabra, escrita aquí (como sustantivo) con mayúscula inicial está compuesta por “doppel”, que significa “doble”, y “gänger” que en este contexto su significado sería cercano a "caminante”. El término, en su lengua vernácula, se refiere a cualquier doble o persona parecida, más comúnmente referida al llamado “gemelo malvado” o a la bilocación. Por otra parte, la palabra se usa para describir el fenómeno en el que se capta la propia imagen con el rabillo del ojo. En algunas mitologías, ver el propio Doppelgänger es un augurio de muerte. Un Doppelgänger visto por amigos o conocidos de una persona, puede comportar mala suerte, o indicar que se acerca una enfermedad o un problema de salud.”

Crisálida es un cortometraje que me fascina.

Partiendo de una premisa sencilla, una desaparición, F. Calvelo, su director, convierte la situación del desaparecido en la fuerza catalizadora de una lucha interna entre un bien y un mal que poco a poco pierden los límites de sus respectivas definiciones. En un terrorífico juego entre secuestrador y secuestrado, víctima y verdugo, mariposa y araña.

De resultados sorprendentes por su sencillez, aunque de una imaginación arrolladora, nos encontramos delante de una obra de ambientación maravillosa, llena de planos magníficamente iluminados, donde la sombra es en sí misma un ente creador y un simple contraluz delata la liberación del mal de una forma realmente creativa. Planos llenos de sonidos terroríficos, afilados brillos y pequeños detalles aún más terribles.

Sencillos efectos visuales, aunque realmente efectivos que nos van introduciendo en el laberinto de la mente. Una enredada tela de araña metafóricamente creada por rejas a contraluz, puertas dignas del más brillante y claroscuro cine expresionista alemán, objetos escenográficos llenos de odio, ira y secreto. Puertas cerradas que se repiten a modo de retorcido juego de espejos que acaban por llevarnos a esa extraña sala donde se entremezclan los dos personajes de la historia: gemelos y distintos, víctima y verdugo, araña y mariposa atrapada, todo en una lucha por ser un único ser. Donde esa tela de araña que envuelve a la mariposa cautiva se convierte en la crisálida de su liberación y su transformación. Y donde el depredador también puede caer en su propia red.

Se retroalimentan. Se recrean. Pero, ¿qué surge de ese intercambio, si el ser doble es un único ser?, ¿si la mariposa y la araña son el mismo sujeto?

La sorprendente imagen final lo resuelve con muchísimo genio. Un silencio y una campanilla. El sonido más dulce de todo el corto pero tan chocante que llega a enervar.

Pero antes estaba ese otro espeluznante sonido...

Un sonido ambiente y de efectos aprovechados al máximo, originales, terroríficos. Una voz interna inarticulada que lleva al paroxismo la definición de miedo. La mejor forma posible de hacer imagen el monólogo interior de la lucha entre el bien y el mal. Aquí no es necesaria la voz para expresarse. El ruido y el balbuceo son tan efectivos o más que las palabras... Y allí donde hacen falta las palabras, en la vida normal de los personajes, la voz humana también puede ser un ente secundario, convertido por el autor en pequeños insertos de texto sobre la imagen, a modo de intertítulo de cine mudo pero sin cortar la narración. Esos rótulos, convertidos hacia el final del corto en la única forma de entender esa lucha (esa terrible conversación) entre los dos personajes, a modo de traducción de ese horrible “lenguaje”, enmarcan la ironía de estar presenciando un bizarro documental sociológico y animal sobre la locura y la caza.

Ese mismo recurso (las líneas escritas, contra el sonido gutural como efecto dramático) es el que ha aprovechado Calvelo para su distribución internacional. Con sólo traducir el texto, el cortometraje ya está listo para ser visto en cualquier parte del mundo. ¿Y cuáles son los idiomas que el propio director pone a nuestra disposición? Pues el indispensable inglés, pero también el más chocante japonés. Calvelo no oculta sus referencias, pero las exprime al máximo.

Un autor a tener muy en cuenta en adelante, sin duda.

Como dice el último rótulo del cortometraje,
Mi Nacimiento acaba de Comenzar
Que así sea!

crisalida



__________________________________________________________________________________________


y2_2

6 comentarios :

kuroi yume dijo...

Versión definitiva de la reseña que se publicó en tdc! el 21/07/06. Ahora, gracias al propio autor, está diponible online el cortometraje.

Espero que ahora que pueden comparar, mis palabras le hagan justicia.

Aura dijo...

Mientras me adentraba en este laberíntico "tour de force" personal, una frase me venía a la mente: "¿por donde caminamos?" Como título y resumen de la dialéctica visual.
Pertubador, sin duda. Ahora me he puesto a escuchar música con bandurrias para equilibrar.

Un abrazo.

jacarma dijo...

La fotografía es alucinante. Lo único, a mí se me ha hecho un poco largo el diálogo.

Un saludo

krisish dijo...

Desde que conocí el expresionismo alemán, el Doppelgänger ha sido uno de mis temas favoritos.
Muy buena revisión del tema.
Y cómo bien dices la frase final nos avisa a todos para que estemos atentos a Calvelo.

Un saludo

Higronauta dijo...

Le concedo que es un espléndido corto, pero, por algún motivo que desconozco no he conseguido meterme... Reflexionaré sobre ello.

trenZ dijo...

Para los que os haya atrapado este corto, os dejo un link para que no perdais de vista.
Lo nuevo de F. Calvelo, ya rodado y en fase de montaje, disfrutad con la reseña.

http://www.santiagodesangre.com/