flickr_2 sorting_options_flled-512

20080529

Ilusiones Cortas XIX: Edgar Allan Poe - Cap.1

El mundo del cortometraje y la literatura se complementan a la perfección, ya que, por regla general, su finalidad artística alejada de lo comercial permite experimentar sobre obras sin tener que preocuparse a priori por derechos y licencias. Gracias a ciertas organizaciones antipiratería es posible que eso se acabe pronto, pero eso es otro tema...

Por descontado, el relato corto es una de las fuentes preferidas para los cortometrajistas, y pocos escritores de cuentos se han visto rodeados por un prestigio mayor que el gran Edgar Allan Poe. Lo fascinante de sus historias de delirio, muerte y dolor; lo mucho que aún hoy interesa la interpretación gótica de sus relatos, y, como no, la belleza de sus escritos, le hacen ser uno de los preferidos a la hora de recrear mundos en películas cortas.

Empezamos aquí un estudio de varios (todos sería imposible, ya que mientras leen vds. esto, una decena de cortometrajes basados en “Cuentos de lo Grotesco y Arabesco” se estarán rodando por todo el mundo) de los mejores cortometrajes basados en la obra de Poe.

Y quiero empezar con la que probablemente sea una de las que más proliferan, debido a la fuerza de una de las más inmortales y conocidas historias del autor: “El Corazón Delator”.

Grandes productoras, autores amateurs; con grandes actores o con aficionados, en imagen real o en animación… Una búsqueda de “The Tell-Tale Heart” en youtube refleja lo mucho que fascina esa historia de locura, asesinato y remordimientos.

Hay muchas, cierto, pero no demasiadas cuya calidad no desmerezca el producto inicial. Desde la maravillosa versión de la Metro [+ info] dirigida en 1941 por Jules Dassin (primera obra del que sería recordado como el director de Rififi o Topkapi, y que pueden ver aquí), hasta llegar a la osada versión de Raúl García [+ info] con grabaciones de Bela Lugosi como narrador, ha pasado mucho tiempo y muchas visiones.

Pero no es lugar este para recopilarlas, sino más bien para seleccionar las más destacables. Por eso, entre muchas, he escogido la versión animada de Columbia Pictures de 1953 dirigida por Ted Parmelee por varias razones: Por la voz de James Mason, por lo genial de la animación, tan clásica y tan vanguardista como podía serlo, por la violencia, por la fuerza, por ser el primer corto de dibujos calificado “para adultos” en el Reino Unido… Véanlo, y ya me dirán.


The Tale-Tell Heart (Ted Parmelee, 1953)




Y para terminar, y alejándose un poco de la historia original, cosa de agradecer entre tanta repetición temática, nos encontramos con la aportación del ovetense Alfonso S. Suárez, con una obra excelente en su visión clásica, y con la magnífica aportación (una piedra más en la leyenda) de Jacinto Molina, contenido como pocas veces le hemos visto. Verán pues una película que trae reminiscencias de las “Historias para no Dormir” de Ibañez Serrador, e incluso aporta toques paródicos del gran clásico del horror que es “El Exorcista”. Espero que les agrade tanto como a mí.

El Corazón Delator (Alfonso S. Suárez, 2001)



__________________________________________________________________________________________


y2_2

3 comentarios :

Higronauta dijo...

Intersantísimos ejercicios narrativos, ambos dos por los claros motivos que usted enarra. Aunque si le soy franco, no acabo de ver ese comedimiento naschyano que comenta.

Y un dudeo: ¿se conoce el por qué del doblaje de los actores?

kuroi yume dijo...

jejejeje, creo que de ese doblaje viene la mesura del viejo histrión...

drzito dijo...

El doblaje es un toque a serial radiofonico encantador. Yo lo entiendo en el marco de espiritu viejuno que posee el corto, estupendo, por cierto. Aunque tenian perras para hacerlo, eh?