flickr_2 sorting_options_flled-512

20080607

Ilusiones Cortas XX: Edgar Allan Poe - Cap.2

Y quiero retomar a Poe, con otra de las versiones cortas que consiguieron mostrar algo más que pasión y buenas intenciones. Repito, busquen "The Raven" y a parte de la maravillosa versión larga de Corman (que poco tiene que ver, de todas formas, con el poema original), se encontrarán con centenares de rodajes de aficionados de escaso buen gusto y capacidad.

Pero tuvo que ser el gallego Tinieblas González el que en 1999 consiguiera acertar con una versión tan respetuosa como espectacular. Con ligeras variaciones del poema de Edgar Allan Poe (simples recortes de estrofas, imagino que por simples motivos de ritmo cinematográfico) y preocupándose más por la atmósfera sobrenatural que por la caracterización del autor (les recuerdo que el poema está narrado en primera persona y siempre se había representado al protagonista con las facciones del autor de Boston), González se mantiene con suficiente fortuna en el escueto límite entre lo pirotécnico y lo contenido. Juzguen ustedes lo apropiado de la apuesta. Desde luego es valiente.

Les dejo con The Raven... Nevermore



Una vez, en una lúgubre medianoche \ mientras meditaba, débil y fatigado \ sobre curiosos y extraños volúmenes \ de ciencias ya olvidadas \ Mientras cabezeaba \ casi dormido \ de repente oí un ruido \ Es algún visitante \ que pide entrada en mi aposento \ Para aquietar los latidos de mi corazón \ seguía repitiendo \ algún visitante tardío \ que suplica le abra \ la puerta de mi aposento \ Oscuridad \ y nada más \ Largo rato permanecí \ con los ojos clavados en la oscuridad \ maravillado \ temeroso \ soñando sueños que ningún mortal \ antes se había atrevido a soñar \ Pero el silencio no se rompió \ ninguna señal recibí de la quietud \ y la única palabra que allí se pronunció \ fue un susurro \ "Leonor" \ "Leonor" \ Y el eco me devolvió la palabra \ con un murmullo \ Simplemente esto \ y nada más.




De nuevo en mi aposento \ con el alma abrasándome por dentro \ pronto oí una llamada \ algo más fuerte que la anterior \ Seguro, seguro que alguién llama a mi celosía \ Es el viento \ y nada más \ Cuando, con gran viveza y gran batir de alas \ irrumpió en mi aposento un majestuoso cuervo \ de los santos días de antaño \ "Aunque tu plumaje sea liso y raso \ no pareces ningún cobarde \ Espectral y viejo pájaro \ que errando llegas desde la Orilla Nocturna \ decidme \ cuál es vuestro señorial nombre \ en las Plutonianas Riberas de la Noche" \ "Nunca Jamás" \ "Mucho me maravilla oir \ cómo tan feo pájaro habla claramente \ aunque escaso significado y oportunidad \ haya en tu respuesta \ pues por fuerza tengo que reconocer \ que ningún ser humano viviente \ fue jamás bendecido con la visión de un pájaro \ sobre la puerta de su aposento \ cuyo nombre fuese Nunca Jamás" \ Nada más dijo después \ ni una de sus plumas agitó \ hasta que yo murmuré más que dije \ "Otros amigos han volado antes \ Por la mañana \ él se alejará de mi \ como se han alejado ya \ mis esperanzas" \ "Nunca Jamás" \ Pero el cuervo siguió haciendo \ que mi semblante sonriera \ y que colocase una silla mullida \ delante del pájaro del busto \ y de la puerta \ Entonces, \ hundiéndome en el terciopelo \ me puse a encadenar fantasía con fantasía \ pensando en lo que aquel siniestro \ pájaro de antaño \ en lo que aquel torvo \ espectral, siniestro pajarraco \ quería decir al graznar \ "Nunca, nunca jamás".




Esta y otras cosas trataba de adivinar \ con mi cabeza cómodamente reclinada \ en el forro de terciopelo del cojín \ que reflejaba la luz de la lámpara \ Pero en cuyo terciopelo violeta \ sobre el que se reflejaba \ la luz de la lámpara \ ella \ nunca más \ se sentará \ Entonces me pareció \ que el aire se hacía más denso \ que agitaba serafines \ cuyas pisadas \ sonaban en el alfombrado suelo \ "¡Miserable! \ Tu Dios te ha permitido \ a traves de estos ángeles te ha dado \ descanso \ y mi descanso y olvido de tus recuerdos \ amada Leonor \ ¡Bebe! \ ¡Bebe de este dulce filtro \ que te hará olvidar \ a tu Leonor perdida!" \ "Nunca Jamás" \ "¡Profeta! \ ¡Cosa maligna! \ ¡Profeta, ya seas pájaro o demonio! \ Tanto si te envia el tentador \ como si la tempestad te ha arrojado \ a esta casa frecuentado por el horror \ ¡Dime! \ ¡Te imploro! \ ¿No hay ...? \ ¿No hay bálsamo en Galaad? \ ¡Dime! \ ¡Te imploro!" \ "Nunca Jamás" \ "¡Profeta! \ ¡Cosa maligna! \ ¡Profeta, ya seas pájaro o demonio! \ Por ese cielo que se cierne sobre nosotros \ por ese Dios que ambos adoramos \ dile a esta alma abrumada de dolor \ si en el lejano Edén \ podrá \ abrazar \ a la santa doncella \ a quien los ángeles llaman \ Leonor \ Abrazar \ a la rara y radiante doncella \ a quien los ángeles llaman \ Leonor" \ Dijo el cuervo: \ "Nunca Jamás" \ Y la luz de la lámpara \ que sobre él cae \ proyecta su sombra sobre el suelo \ Y mi alma \ de la sombra que yace \ y flota sobre el suelo \ no se levantará \ "Nunca Jamás".


[poema original: the raven]

__________________________________________________________________________________________


y2_2

No hay comentarios :