flickr_2 sorting_options_flled-512

20091030

Sitges 2009: REC 2

rec2

Por Hombre Lobo

Finalmente he podido ver REC 2 (2009). Confieso sin embargo que no guardaba demasiadas esperanzas; con todo lo impresionado que me dejó la primera entrega de REC (2007) pensaba que su premisa era demasiado sencilla para poder sacar una continuación medianamente decente, y estas dudas se mantuvieron cuando el avance reveló que se irían por el camino de la "secuela tipo Aliens". Resulta al final que estaba equivocado: aquellos que hayan gustado de la primera REC tienen muchos motivos para ver esta segunda parte, ya que no sólo tiene varios de los elementos que hicieron disfrutable la película de Plaza y Balagueró sino que encima es mucho más ambiciosa a nivel de narrativa.

Esto último se manifiesta en la curiosa decisión por parte de ambos directores de situar la secuela inmediatamente después de la primera parte pero aumentando los puntos de vista: si en la primera película se nos mostraba toda la historia desde la perspectiva de una cámara, en esta segunda parte hay tres cámaras diferentes que dividen la cinta en tres capítulos perfectamente definidos que van mucho más allá de un mero capricho estético o una necesidad de variar la trama; por el contrario, se complementan perfectamente. Por lo que he leído acerca de las reacciones causadas por esta película, mucha gente parece haberse sentido defraudada por el giro marcada y explícitamente sobrenatural que toma esta secuela, pero sinceramente a mí me ha parecido un gran acierto debido al tono en el que está presentado, con un muy evidente pero a la vez equilibrado sentido del humor que demuestra que en esta ocasión no se han tomado la película demasiado en serio. Gran parte de este tono entre lo terrorífico y lo cómico viene gracias al trabajo del protagonista Jonathan Mellor, quien con su histrionismo y su marcado acento anglosajón es con toda seguridad lo mejor de la película. No tengo ni idea de quién es este actor ni de dónde ha salido, pero necesitamos verlo más.

Pero el sentido del humor presente tanto de forma sutil en los momentos de revelación pura de cine de terror y de forma más explícita en el elenco joven impide que los aciertos del primer REC hagan su justa reaparición: el mismo edificio de la primera parte se nos vuelve a mostrar como un laberinto donde el peligro acecha en cada esquina, una sensación que se ve aumentada por el hecho de que, si bien hay tres cámaras, nunca se rompe la unidad en cuanto a un único punto de vista simultáneo. La cinta tiene momentos entregados incondicionalmente a la acción (véase de nuevo aquello de la secuela tipo Aliens) pero están dosificados de manera justa y la trama de las fuerzas especiales que toman por asalto el edificio no eclipsa el trasfondo de la niña Medeiros y las posesiones diabólicas que ya se intuían en la primera parte. En este sentido es el clímax de la película, donde tiene cabida el aspecto puramente sobrenatural de la historia, lo que mejor llevado está. Es una lástima que aquellos que no la hayan visto aún ya no podrán hacerlo en una sala de cine, porque vale la pena.

Ahora la pregunta más obvia: ¿está al nivel de la original? No sabría decir; la historia ya no tiene el factor sorpresa del primer REC y en el fondo está tocando material que ya conocemos. Pero lo que realmente juega en su contra es el final, muy decepcionante y hasta cierto punto incoherente con la mitología que Plaza y Balagueró nos han presentado hasta ese momento. Muchos aquí criticarán las dotes actorales de los involucrados en este desenlace, pero honestamente pienso que no se hubiese podido salvar de ninguna forma. Dicho final se siente bastante improvisado, como si hubiese sido creado sobre la marcha al no saber cómo cerrar la película, y para colmo es (esta vez sí) involuntariamente risible. Sin embargo este es el único escollo importante en REC 2, una gran secuela que no puede dejar de gustar a los que hayan disfrutado de la primera parte.


__________________________________________________________________________________________

HL_1

No hay comentarios :