flickr_2 sorting_options_flled-512

20100614

Ilusiones Cortas XXVIII: Lucía, Luis y el lobo (Niles Atallah, Cristobal Leon & Joaquin Cociña)

Si vd. es uno de esos avezados internautas que se dejan acariciar por esas páginas (benditas) que recopilan vídeos, curiosidades, y demás, es posible que ya haya visto hace tiempo este maravilloso corto en dos partes.

Si es su caso, puedo ponerme en su lugar sin mucho esfuerzo. Puedo imaginar perfectamente la sensación que le lamió esas partes oscuras de la fruición infantil que impulsa a asomar la cabeza al abismo, un poquito más cada vez. No son necesarios muchos artificios, está claro: hay vectores del miedo que el ser humano tiene bien enterrados, muy adentro, y que ansían devolvernos la mirada tanto como nosotros somos incapaces de dejar de mirar.

Lucía, Luis y el Lobo es un cortometraje intelectualmente fácil de concebir: pura escenografía y perversión de la inocencia infantil combinadas para golpear con ese lugar común tan efectivo como son los niños chungos. Pero por otra parte, está realizado de forma tan magistral, con tanta capacidad para reconvertir la fotografía tradicional en stop motion de calidad, y con tal excepcional sentido artístico, que creo que si no son de ese grupo de gente que lo descubrió hace tiempo, deberían perder poco tiempo más en leer estas palabras y dejarse acariciar por los susurros de Lucía y Luís. Nos vemos a la vuelta...








Ya lo ha visto? Qué opina? Se ha fijado un poco en lo que se acaba escondiendo detrás de la maravilla de la artificación de los elementos cotidianos?

Le ha provocado algo de temor?

Lucía, la niña miedosa, se acaba bestializando en su amor por el niño silvestre y su odio hacia el vecino, cosa que se entiende por la destrucción paulatina de la casa, la más clara representación de su cotidianidad. Luís en cambio se va civilizando, la podredumbre se convierte luninosidad, en una habitación blanca, ordenada y ornamentada. Se disfraza (puede que de animal, o puede que de humano) para acercarse a Lucía, aunque el resentimiento sigue ahí, ahogado en un grito y una voz gutural e incompresible que impreca y se estrangula mientras sopla como lobo de cuento para ocultar lo sucio y oscuro.

No está nada mal, no cree?

Y por si quiere un extra, creo que este grupo de creadores merece que tengamos un ojo puesto en ellos... y si no, tire del hilo de este vínculo y ya me contará...
Weathervane


__________________________________________________________________________________________


y2_2

1 comentario :

carmen rosa dijo...

Estimado Blogger, visité tu blog y está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi Web y así beneficiar ambos blogs con más visitas. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme a: rosamcgonzales@gmail.com


Espero tu Respuesta.

Un cordial saludo