flickr_2 sorting_options_flled-512

20101018

(con retraso) Desde Sitges10... (IX)

cabecera


Viernes 15

Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives (Oficial Fantàstic en competición)
Uncle Boonmee
Hablar de esta película es algo complicado. Desde luego, es de las pocas que podría encajar en lo que todos esperan de la sección oficial (en el fondo es una historia de fantasmas y monstruos del folcklore tailandés), pero a parte de la premisa, es una historia más apropiada para un museo del cine que para un festival de cine fantástico. Tío Boonmee se muere, y mientras tanto, el espectador es testigo de pequeñas cápsulas de otros personajes (en teoría antiguas o futuras vidas del protagonista). Todo ello sin nexos, sin lazos que ayuden a seguir una coherencia de la historia. Pero no importa, lo importante es ese camino final que recorre Boonmee: intenta cerrar con dignidad su vida y sus otras encarnaciones muestran otras formas de llevarlo. Desde luego es una película reflexiva, más de contenidos que de discursos, y quizá por eso es cualquier cosa menos entretenida. Puede ser una obra de arte, y puede ser CINE en mayúsculas, pero desde luego es un peñazo importante. Y si no me creen, que alguien se apiade y me explique el significado de ese delirante final...


Bedevilled (Oficial Fantàstic en competición)
Bedevilled
El cine coreano tiene entre sus filas las que son probablemente las mejores películas sobre la venganza. El ejemplo más puntero, la trilogía de Park Chan-wook (Sympathy for Mr. Vengeance, Oldboy y Sympathy for Lady Vengeance) a pesar de repartir el protagonismo entre dos hombres y una mujer, el tipo de venganza que proponen es de lo más masculina: frenéticas, testosterónicas, hiperviolentas. En cambio, Bedevilled es todo lo contrario. La historia se desentrelaza pausada, doliente. Las dos protagonistas son personajes que han sufrido la violencia masculina, pero la chica de ciudad, culta e independiente, puede encontrar válvulas de escape que a la mujer de pueblo se le niegan. Por eso es la campesina, de la que abusan todos los que la rodean, y en cierta medida incluso su amiga de la infancia que huye de Seúl, es la que no puede hacer nada más que no sea revolverse y enfrentarse a todo lo que se mueve a su alrededor. Y hasta esa venganza que arranca desde la más dolorosas de las pérdidas, la muerte de un hijo, es muy femenina, casi delicada a pesar de surgir de una hoz afilada. Está claro que éste es el año de las venganzas en el Festival de Sitges, y hay que reconocer que ésta película es una de las que más destaca en este ámbito.


Let me In (Oficial Fantàstic Galas)
let me in
Con la presencia del director Matt Reeves y los actores Kodi Smit-McPhee y Chloe Moretz
let_2
Parte de un gran handicap: ser un remake de una gran película que se estreno poco tiempo antes. Y aún teniendo es cuenta este punto, Let me In sigue siendo una magnífica película. Funciona en muchos aspectos tanto o más que la versión sueca, ya que siendo igual casi plano a plano, no adolece de la relativa falta de ritmo de la versión original (que se podría decir que era una película demasiado sueca). Otra cosa en la que me parece que la versión es superior es en la acertadísima elección de los dos niños protagonistas. La relación que muestran en pantalla es tierna y muy creíble, cosa que no funcionaba tan bien con la frialdad de la película nórdica. Por lo demás, hay que reconocer que es bastante menos correcta que innecesaria. Quizá si hubiera tardado unos años más en realizarse, y la distancia con la película anterior hubiera sido superior, la acogida entre los espectadores del Festival hubiera sido más cálida. De todas formas, es una lástima que acabe convirtiéndose en la más popular de las dos visiones, simplemente por ser la norteamericana.



__________________________________________________________________________________________


y2_2

No hay comentarios :