flickr_2 sorting_options_flled-512

20101015

Desde Sitges10... (V)

cabecera

Lunes 11

Fase 7
fase 7
Es evidente que los medios para rodar esta película fueron escasos, pero para nada se hace necesario mayor esfuerzo en este intimista fragmento del apocalipsis vírico, en el que seguimos la historia de una comunidad de propietarios en una gran ciudad argentina, intentando seguir adelante en tan pequeño ecosistema. Los actores están impagables del primero al último (una lista que incluye a Federico Lupi con escopeta y gafas a lo Videla!) que construyen una tragicomedia de extremos, bastante alejada del drama en el que suelen convertirse este tipo de películas. Aunque, como está pasando mucho en el presente Festival, peca de exceso de duración y de sobrecarga de finales y cierres.


Super
super
Quizá la película más celebrada de la edición de este año. Y los motivos son claros. Siendo argumentalmente la misma película que Defendor, se parece más en sus intenciones a Kickass. Esta sí es una película de superhéroes, hecha a medida del aficionado medio y del pajero exigente: Aparecen actores del entorno geek, hay guiños a mansalva, mucha mala leche, la voz de Rob Zombie y mucha sangre. A grosso modo es la película de esta generación, la que todos querían ver. Lo único que acaba sorprendiendo es la absolutamente ambigua posición moral. Hacía tiempo que no veía una película que remarque posiciones tan fascistas sin que haya un castigo real para ellas, aunque el humor siempre es una buena medicina y, por supuesto, la mejor de las vaselinas.


Not Quite Tarantino
not quite tarantino
Cortometraje de esos que sólo son una excusa para acabarlo con un chiste aunque al principio parecía que quería decir algo más interesante. La verdad es que no, y decepciona bastante la historia de un director de cine que quiere rehacer e incluso mejorar Pulp Fiction de Tarantino. Los actores van poco a poco cansándose del director y éste acaba recibiendo de su propia medicina tarantiniana. Graciosillo.


Dream Home
dream home
Lo que más llama la atención de esta película es su extraño montaje. Siendo una historia clásica de vidas duras que acaban desatre y en un estallido de violencia, es a través del montaje donde todo queda confuso se convierte en un reto a la imaginación (y la paciencia) del espectador. Una mujer asalta un piso y acaba con todos sus habitantes de las formas más salvajes y creativas que se le ocurren. Además, como si fuera su propio piso, comienza a hacer limpieza entre los malos vecinos. Éste arranque frenético es lo único que quiere contar la película, pero se ve constantemente interrumpido por flashbacks que explican paso a paso, cómo ha llegado a esa situación. Y lo hace de forma tan pausada que cada vez que cortan al pasado se convierte en un puñetazo en la boca del espectador sediento de gore. Es, por sí decirlo, lo contrario de lo que suele pasar, y se hace extraño, pero para nada es una mala película. A parte de que te impacientas para ver cómo acaba la carnicería y te cansas del drama vital de la mujer, la película es bastante interesante. Es gracioso que aparente ser una crítica a la explotación inmovililiaria, pero que la cosa quede en poco más que en imágenes de exteriores rodadas como si fueran maquetas (el efecto fotográfico tilt-shift de nuevo). Es curioso que Hong Kong parezca una ciudad de juguete, y que sean sus habitante los que lo sufran.


Ongbak 3
ong bak 3
No era mi intención entrar a ver ésta (aunque me habían hablado bastante mal, era más cuestión de que no he visto la 2), pero me equivoqué de sala y ya era tarde para canviar de cine. Así que tras un pequeño resumen en los títulos de crédito de la historia hasta ese punto, me encontré con una película reflexiva, muy espiritual y con pocas, poquísimas ostias. Una lástima, porque sin esa baza a su favor y con una historia habitual de superación y victosia final, la película acaba en una nadería simpática (siempre son de agradecer unas cuantas patadas de elefante). La otra anécdota fue que me pasé toda la película intentando decidir si uno de los protagonistas, el reverso oscuro de Jaa, era Tony Jaa u otro actor. En todo caso, es ese otro personaje el único que reparte buenas leches, así que habrá que agradecérselo, sea quien sea...


The Red Chapel
the red chapel
Valiente documental en el que un grupo de cómicos (unos auténticos kamikazes) de origen koreano, pero de nacionalidad Danesa, se desplazan a Corea del Norte con la intención oculta de ridiculizar el régimen y de forma posterior para denunciar la maldad del régimen de Kim Jong-il. Muy divertido, y a ratos muy emocionante, consigue hacer tantas reflexiones sobre la sociedad norcoreana, como sobre el ofico de provocador televisivo. De esta forma consigue hacer más un retrato crítico sobre el propio director de la película, que un documental subjetivo y sesgado que era lo que se podía esperar de este proyecto.


Everything will be Fine
Everything will be Fine
Thriller bastante estándar sobre un guionista de cine, en pleno bloqueo creativo cuya vida real se acaba mezclando con el trabajo que tiene entre manos. En este caso se ve envuelto en un complot del gobierno por ocultar unas fotos que incriminan a los soldados daneses en un escándalo de torturas, mientras intenta reahacer su matrimonio y escribir su guión. Destaca el uso del efecto tilt-shift (otra vez, creo que al final me cansaré de él) aunque en esta ocasión tiene cierta explicación, ya que el guionista trabaja con maquetas para proyectar las escenas. Así, a su vez él es un personaje de una maqueta superior al quedar todos los exteriores grabados de esa forma tan peculiar. Al menos esta película está en la sección Noves Visions, porque tal y como está el certamen este año, podría haber entrado sin muchos problemas en la Sección Oficial Fantàstic.

__________________________________________________________________________________________


y2_2

No hay comentarios :