flickr_2 sorting_options_flled-512

20101027

y una más sobre fringe, ahora con buenos malos recursos, cálculo de causalidades, y diversas tremperas mayúsculas.

fringe two worlds

No deberías leer el siguiente texto si no has visto hasta el capítulo S03E03 de esta serie.

Cuando fue evidente que la tercera temporada de Fringe iba a girar alrededor de las dos deslocalizadas Olivias (cosa de la que me di cuenta, más o menos, en la última escena del último capítulo de la segunda temporada) levanté un poco mi ceja izquierda, así como de gesto de incrédula ironía. Cada vez hay más recursos de mal guionista que, por sobados o directamente estúpidos, deberían (como ya he dicho en alguna ocasión anterior) condenar inmediatamente al escritor que se esconda tras ellos a “ser flagelado con tiras de su propia piel”.

Y el tema del doppleganger fuera de lugar, que no es identificado por ninguno de los demás personajes, es un recurso tan manido como irritante. Así que tras el capítulo dos de la tercera temporada, The Box, acabé bastante molesto. En este episodio, nadie parece darse cuenta de que la malísima Olivia Alternativa, con todos sus extraños cambios comportamentales, es una infiltrada de el otro lado. "¿Y cómo es que Peter tampoco se da cuenta que esa no es su Olivia?", podrían preguntarse los espectadores. "Pues porque no le importa, porque esta Olivia sí que folla", parece que podrían contestar los guionistas. La cuestión es que una alerta se me disparó en algún sitio: "esto huele a guionistas perezosos!!!"

Y entonces llega el tercer capítulo, The Plateau, iluminado diferente, con un atrezzo ligeramente diferente, casi irreal, y además con la magistral idea de que los capítulos que sucedan en el Otro Lado tengan unos títulos de crédito de color rojo, en vez del habitual azul (o de aquel maravilloso 3D ochentero del capítulo en el que vemos el pasado de Walter). Y así, casi sin darle más importancia, arranca uno de los mejores capítulos de toda la serie. Divertido, es poco. Sabiendo cómo le gusta a la mente humana encontrar causas y efectos, ¿qué se puede esperar de una guión en que un personaje es capaz de calcular matemáticamente causalidades y usarlas para provocar muertes? Es de trempera y copazo.

Pero si además de ser un gran guión, resulta que le da un impulso creativo monstruoso a la serie, ya que la convierte en dos series totalmente distintas y complementarias, parece que no se le pueda pedir más: Por un lado, tenemos la serie de Este Lado, más convencional, ya que ocurre en nuestro mundo, con algunos de los recursos repetitivos de cualquier serie de ciencia ficción, pero con los pequeños toques de brillo que han hecho sobresalir a Fringe sobre otras de discurso similar. Y por otro lado, tenemos la serie del Otro Lado, que se desarrolla en un mundo diferente del nuestro, con un terreno tan virgen y abierto para la fantasía que corta el aliento, y que parece que se va filtrando poco a poco hacia la otra dimensión, “la nuestra”. Se me pone la piel de gallina ante semejante abismo de posibilidades.

Porque sé que es mentira... Que si no, diría que estoy sin habla.



__________________________________________________________________________________________


y2_2

2 comentarios :

EKI dijo...

1- Refierete a la "Olivia Alternativa" por sus motes oficiales: B-Olivia o Mole-Ivia. Gracias.

2- "¿Y cómo es que Peter tampoco se da cuenta que esa no es su Olivia?" Si que se da cuenta, y si que interviene lo de follar en quitarle importancia al tema...

3- Un Amigo y yo maldijimos al inventor de las cortinas al ver el S03E04

4- Seguimos hablando.

kuroi yume dijo...

jajajaja,
ok, hablaré con propiedad