flickr_2 sorting_options_flled-512

20111011

desde sitges 2011... (III)

cabecera



Sábado 8


Mientras Duermes (Jaume Balagueró, 2011)
mientras duermes I
Primero, Luís Tosar es un actor increíble y cuando se pone a acojonar es un uténtico fenómeno. Y luego que Balagueró ha madurado muchísimo, y se muestra sobrio y contenido en este relato sobre el horror de una personalidad antisocial que, para desgracia de su entorno, trabaja de cara al público. Sutil en todo momento, ese conserje incapaz de ser feliz se va inmiscuyendo en la vida de los vecinos de su edificio para hacer sus vidas penosas y desgraciadas, con especial dedicación en el personaje de Marta Etura, un verdadero reto por ser de esas personas optimistas que ven siempre lo bueno de las cosas. Así, en un tono corrosivo cercano a la comedia se desencadena un horror de baja intensidad pero tan terrible como el de traca y casquería. Como el punto de vista es en todo momento el del asaltante, es sorprendente identificar los recursos fílmicos (como puede ser el uso de la intensidad de la música para subrayar la tensión de ser descubierto, en vez de poner énfasis en la indefensión de la víctima) con los que consigue que sintamos empatía con ese monstruo.


Arirang (KIM-KI Duk, 2011)
arirang
La sorpresa más grata que me he llevado de momento. Con una cámara Mark II, el director se retrata a sí mismo tras tres años de retiro voluntario. A través de la representación de varias voces interiores y de un montaje consciente y muy premeditado, el director analiza los porqués de su huída, de su necesidad de replantearse su existencia pasada y futura, y de la imposibilidd de mantenerse más tiempo alejado del cine. Mientras un KIM-KI Duk doliente justifiva su actual estado delante de su inquisitivo alter ego pre retiro, el KIM-KI Duk resultante procede a montar lo que nace de su lucha vital. Y al final ganan las ganas de cine, ya que se desdobla en varios personajes más (incluso el actor que lleva dentro) para conseguir un final impactante propio de su filmografía anterior. Estoy completamente enamorado de esta película.


Attack the Block (Joe Cornish, 2011)
attack the block
(con la presencia del director)
cornish

Sin duda, la mejor del presente año, por el momento. Y apuesta segura para aparecer en la parrilla de premios. Porque es difícil mejorar ese ritmo endiablado que adquiere desde los primeros instantes (la música tiene parte de culpa, por supuesto) y porque la acción no decae, más al contrario, el crescendo va ganando tintes épicos y no cede terreno en ningún momento. Y es que esta historia sobre una invasión alienígena que se encuentra con una barrera difícil de superar (esa banda juvenil que pretende defender su bloque ante cualquier enemigo) queda perfectamente definida con las palabras de su director cuando la etiqueta como Super8 + 8 Millas. Porque lo importante aquí son los niños y cómo se va haciendo explícita su personalidad. Y hay que olvidarse de los grupos de niños ochenteros al estilo de Monster Squad. Estamos en tiempos difíciles y ahora las cosas no son tan dulces como las recordamos de nuestra infancia. Imaginen a los pequeños de The Wire, dando sus primeros pasos en el mundo del tráfico de drogas, casi sin haber pasado por la inocencia de la niñez (maravillosos los personajes de los más jóvenes, Problems y Mayhem) se decantan por el bando de los malos porque es lo que viven en su día a día. Y a pesar de todo ello, acaban convirtiéndose en un supergrupo heróico como lo eran los niños buenos de las viejas películas de aventuras de la productora de Tito Spielberg. El sino de lo tiempos. Me pregunto qué sería de los Critters si dieran con nuestro planeta en la época actual... Porque permítanme que lo diga, pero estos aliens peludos de dientes fluorescentes són bastante más terribles que las adorables bolitas dentudas de nuestro amable recuerdo.


S.O.S. Invasión (Silvio F. Balbuena, 1969)
SOS invasion
Hay una única manera de acercarse a este despropósito de ciencia ficción, y es a través del humor. Y Viruete y Paco Fox lo saben y son expertos en reírse de todo. Por eso, la sesión que prepararon de su Cinebasura no podía tener mejor objeto de análisis. S.O.S. Invasión es infumable y sin esos dos muchachos pisando los diálogos estúpidos y remarcando los fallos garrafales, la sesión hubiera acabado de una forma muy diferente. No lo intenten en casa!


__________________________________________________________________________________________


y2_2

No hay comentarios :