flickr_2 sorting_options_flled-512

20111011

Sitges 11: Revenge: A Love Story (Ching-Po Wong, 2010)

revenge a love story


El Horror tiene muchas capas, y Revenge: A Love Story pretende ir desentrelazandolas todas: La policía investiga a un asesino en serie que está mutilando mujeres embarazadas. El MO es terrible, ya que también mata a sus maridos y extrae los fetos, y los medios no tardan en hacerse eco. Las autoridades pronto tienen un sospechoso al que no es difícil localizar y capturar, comenzando así una espiral de tortura policial. Pero entonces el argumento se detiene ahí, y comienza a saltar de un flashback a otro para desarrollar una historia de terrible injusticia, desesperación y amor incondicional.

Y si a ese interesante guión le sumamos un excelente pericia técnica en la planificación de escenas y en la colocación de la cámara (esos contrapicados son a la vez tan sencillos y tan buen recurso para indicar nuestra superioridad moral sobre la escena...), y una perfecta banda sonora, tan sutil que aparece sólo en los momentos precisos, que bien podría ser una de las películas de este año.

Pero para mi gusto al final se pierde en discursos morales fuera de lugar cuando la posición del director ha sido tan poco neutra y tan excesiva durante el resto de la película. El desenlace es desmesurado en todos los sentidos, ya sea por la propia moralina del mensaje que quiere meter con calzador (como si acabando se hubiera dado cuenta de que la historia era demasiado anárquica y quisiera encauzarla hacia un objetivo al que había olvidado dirigirse desde el principio), o por ese extra bonus de new age bienintencionada y estúpida.

En global, el envoltorio parece una hiperviolenta película koreana, pero con pistolas (no olvidemos que los chinos son lo amos de las películas de tiros). Pero el contenido acaba siendo, por así decirlo, remilgado, con imágenes poéticas de los regueros de sangre de los antagonistas dibujando juntos caminos que los unen, y giros vitales extraños. Y eso cuando lo que había mostrado hasta ese momento era genuinamente horrible, perturbador y nauseabundo.

Extraño, en todo caso.


__________________________________________________________________________________________


y2_2

No hay comentarios :