flickr_2 sorting_options_flled-512

20120907

Chernovyl Diaries (Bradley Parker, 2012)

chernovyl

Ésta es una de esas películas que, a pesar de su argumento insulso y poco original, cuenta de partida con varias buenas bazas a la hora de despuntar entre toda la oferta de cine de género que se estrena al año. Aquí seguimos las aventuras europeas de un grupo de jóvenes norteamericanos que terminan contratando un tour de turismo extremo que consiste en pasar un par de horas en Prípiat, la ciudad (ahora fantasma) más cercana a la central nuclear de Chernovyl. Como es de suponer por el trivial argumento, el principal punto de interés es que transcurra precisamente en esa ciudad, cosa que excusaría el error de la falta de carisma y protagonismo de los personajes humanos. Parece que debe ser la ciudad el verdadero protagonista de la película, pero pronto se revela que no es así: No se aprovechan las ruinas industriales de los escenarios ni esas imàgenes desoladoras del parque de atracciones abandonado que tan célebres se han hecho. La mitad de la cinta transcurre en interiores que pueden haber salido de cualquier otra película, y los exteriores son siempre los mismos dos planos. Esto se explica al final de los títulos de crédito: rodada en Serbia y Hungria, debe haber sido imposible replicar con propiedad la arquitectura del lugar y se quedan con los puntos más habituales y populares de las ciudades dormitorio comunistas. La cosa es que para acabar de hundir el resultado final, los mutantes radioactivos que acosan silenciosamente a los jóvenes, parecen de relleno, casi sin importancia en la tensión fílmica, pero aún así son mucho más relevantes para el argumento que la amenaza invisible de la radiación, de la que parecen olvidarse tanto los personajes como los guionistas hasta un desenlace final incluso más manido que el resto de la película. Eso sí, el único sobresalto interesante que tiene Chernovyl Diaries nada tiene que ver con la mitología mutante, y sí en cambio con el folklore ruso y un oso tan fuera de lugar como un pingüino en un ascensor.


__________________________________________________________________________________________


y2_2

No hay comentarios :