flickr_2 sorting_options_flled-512

20121029

Sitges 12: Cabin in the Woods (Drew Goddard, 2012)

cabin




Después de haber estado engavetada por casi dos años, The Cabin in the Woods (2012) parece haberse beneficiado del resurgir comercial de su productor y co-guionista, Joss Whedon, quien actualmente vive uno de sus mejores momentos profesionales, y que tiene en esta película una muestra más de su conocimiento del cine de género y de su capacidad de analizarlo desde una perspectiva novedosa a la vez que rinde tributo a toda una tradición a la hora de llevar el terror a la pantalla. Sin duda estamos no sólo ante una de las películas más entretenidas del año, sino que además se trata de una cinta tremendamente inteligente que parte de lo que en un principio se percibe como un argumento muy sencillo y ya explotado en varias ocasiones: un número impar de jóvenes que se recluyen en una cabaña en medio del bosque para pasar un fin de semana y terminan enfrentados a las fuerzas del Mal.

Pero lo que en un principio parece ser una mera reinvención de The Evil Dead (1981) adquiere un matiz mucho más complejo al intercalar la odisea de los jóvenes con un segundo nivel narrativo mostrándonos una misteriosa organización directamente vinculada al horror por el que los protagonistas están pasando y que da a la película su toque de distinción. Honestamente es mejor que no diga nada más sobre el argumento ya que mientras menos sepáis de él mejor, y mientras menos os lo destripe más disfrutaréis las sorpresas que os depara el director Drew Goddard en cuanto al destino de los protagonistas y el verdadero motivo por el que se encuentran en la cabaña. Cierto es, sin embargo, que gran parte de este misterio ya se anunciaba en el trailer correspondiente, por lo que no estamos lo que se dice ante una de esas sorpresas que se dejan para el final (la verdadera premisa de la cinta es aclarada casi desde el principio), pero está claro que los responsables de la película han querido mantener gran parte de su tema central oculto, y aquí se ve por qué. Entre otras cosas, una de los puntos fuertes de The Cabin in the Woods, y algo que la encumbra por encima de muchos otros estrenos de este año es que con ella Goddard y Whedon logran construir una película Total que va más allá de la simple parodia de los típicos clichés del cine de horror. Por el contrario hay un esfuerzo real en escudriñar el sentido ritual (nunca mejor dicho) de la fascinación del horror americano que incluso pretende darle toque de universalidad y transposición cultural (atención al equivalente japonés que se vislumbra en la película), todo esto en un tono desenfadado desprovisto por completo de solemnidad y sin cometer nunca el error de tomarse demasiado en serio su propio discurso.

Queda por comprobar si después de la visita a esta cabaña del bosque el cine de terror comercial americano puede seguir siendo el mismo ahora que las constantes lúdicas de dicho género han sido tan maravillosamente diseccionadas. En sus esfuerzos por sacar un ángulo original a una de las premisas más trilladas del cine de terror actual, Whedon y Goddard pueden haber parido una propuesta que quizás sea demasiado rompedora para algunos y difícilmente aceptada por aquellos que buscan un horror más "serio", pero sólo por su valentía ya se merece un puesto destacado en los estrenos de este año. Personalmente me hubiese gustado, sin embargo, que dicho giro en su premisa se hubiese revelado de forma más gradual y no directamente desde el principio, pero entiendo que en ese caso el choque habría sido quizás demasiado radical y la aceptación de la película por parte del público mainstream no hubiese sido la misma. De todas formas esto es sólo una apreciación personal que no resta puntos a la que desde ya recomendamos como una de las ineludibles de este año que casi termina.



__________________________________________________________________________________________

HL_1

No hay comentarios :