flickr_2 sorting_options_flled-512

20121105

desde sitges 2012... (VIII)


sitges 12






sábado 13



The Thieves (Dong-Hoon Choi, 2012)
the thieves
(con la presencia del director)
Con un reparto de superestrellas multinacional, cuya diversidad idiomática sabe aprovechar a nivel de guión de una forma excepcional (llegamos a contar hasta cinco lenguas en en la misma conversación), The Thieves es una de las mayores apuestas comerciales del cine oriental de estos últimos años, tratando de realizar un producto a la Ocean's Eleven, pero sin dejar de lado las tramas complejidad infinita y la acción tan propia del cine honkonés. Así resulta una película tan disfrutable que dejas de lado su regusto a prefabricado y sus escasas pretensiones artísticas, y te abandonas a un viaje frenético lleno de humor, enredos, dobles traiciones y varias sorpresas que dejan un poso más que agradable.



Outregi Beyond (Takeshi Kitano, 2012)
outregi beyond
Outregi fue la vuelta del maestro Kitano al cine de gángsters que le encumbró en los festivales internacionales, después de ese experimento masturbatorio que constaba de Takeshis', Kantoku - Banzai!, y Akiresu to Kame. Y fue una vuelta ansiosa, que parecía querer contener muchos temas que le rondaban por la cabeza pero que no cabían en su trilogía del ego, con muchos personajes, y muchas historias a la vez, lo que al final resultó en una película demasiado recargada y complicada. Por eso, dos años después, retoma los mismos personajes (los que quedaron vivos) y continúa la historia de esas familias yakuza que están en pleno proceso de cambio de estructuras y objetivos. Y lo hace de forma más sencilla, sin demasiadas complicaciones argumentales, y le ha quedado una película que fluye suavemente y sin interrupciones ni giros bruscos. Tanto es así, que el final nos cogió por sorpresa a todos, no porque haya un impacto mayúsculo, si no porque acaba siendo un corte abrupto de una narración que hubiera podido seguir (casi) infinitamente.



Beast of the Southern Wild (Benh Zeitlin, 2012)
beast
A medio camino entre el realismo mágico y el documental de denuncia, Beast of the Southern Wild narra la historia de los últimos habitantes de una zona pantanosa de New Orleans que las autoridades gubernamentales quieren desalojar para evitar problemas en caso de catástrofes. A su vez estos terrenos y sus casas se ven afectados por la construcción de los diques de defensa anti huracanes que se crearon tras el Katrina. Pero los pocos residentes que quedan no son tanto víctimas como parte de una resistencia pasiva, guerrera y suicida contra la estandarización y la civilización. Hasta aquí la película no tiene nada de mágico, más bien todo lo contrario, pero es que toda la historia se ve desde los ojos de una niña pequeña (maravillosa la pequeña Quvenzhané Wallis, que es el 98% del valor de la película), que fabula la supervivencia con una crudeza tan dura como enternecedora (aunque alejada de la fantasía maníaca de Tideland). Las Bestias del Sur Salvaje son tanto los mamíferos monstruosos prehistóricos que escapan del hielo por el calentamiento global, como los supervivientes del mundo globalizado que se resisten a abandonar sus hogares. Una película preciosa.



Happy Birthday Mr Zombie (David Leclerq, 2012)
birthday zombie
Divertido cortometraje en el que una fiesta de cumpleaños sorpresa que preparan un grupo de zombies acaba en desastre ante la imposibilidad del homenajeado a soplar las velas de su tarta de cumpleaños. Divertido y bien rodado, no pasa de la mera anécdota, pero cumple de manera excelente su función de calentamiento para la noche de terror zombie loco que arrancaba en ese momento.



Cockneys vs. Zombies (Matthias Hoene, 2012)
Cockneys Zombies
(con la presencia del productor, y del director de Zombie Ass)
Una película que apuesta por quedarse en la estela de un gran éxito tiene siempre las de perder, y Cockneys vs. Zombies tiene un duro trabajo para encararse con esa maravilla de culto que es Shaun of the dead. Humor y Zombies no es un tema nuevo, pero meterlo en la cotidianidad de un barrio londinense, con muchos personajes comportándose con resignación apocalíptica y con chistes típicamente británicos la deja en desventaja delante de la obra de Edgar Wright. La verdad es que no consiguió engancharme. Bueno, eso por un lado, pero por otro tiene el honor de ser mi última película del Festival de este año. Así que, agotado después de muchos días de sobredosis cinematográficas, y a la una de la madrugada, no pude aguantar y reconozco que me perdí demasiada trama tratando de mantenerme despierto. Más adelante puede que intente recuperarla, pero mis compañeros de sesión no consiguieron decirme nada bueno de ella, así que, por ahora, no tengo ninguna prisa.


Y eso es todo. Un año más, misión cumplida.



__________________________________________________________________________________________




y2_2

No hay comentarios :