flickr_2 sorting_options_flled-512

20131018

sitges 13, día 5


banner13

martes 15


wrongcops

Wrong Cops (Quentin Dupieux, 2013)
Dupieux tiene un estilo muy claro, y lo respeta hasta las últimas consecuencias. Y eso quiere decir que Wrong Cops no es sólo un nuevo juego surrealista como Wrong, la película que estrenó el año pasado, si no que es una especie de continuación borderline del universo absurdo y fraccionado que reflejaba aquella. Tan continuación, que podría ser la misma película, y eso es bueno en algunos sentidos pero acaba siendo más de lo mismo. Aún así, el rato que como espectador pasas delante de esta historia de policías malos es muy disfrutable. Además queda el consuelo de que cada año que pasa, el director les añade más trama y las aleja más de ser una película de gags.


only
Only God Forgives (Nicolas Winding Refn, 2013) (con la presencia del productor, y del director con un mensaje grabado)
Only God Forgives es la concentración destilada de las obras anteriores de Nicolas Winding Refn. Es, por hacer un símil tan subjetivo como evocador, su Inland Empire. Y extrae una esencia tan volátil y frágil que, de exceso de quietud y belleza, resulta una imagen estática más pictórica que cinematográfica. Y no pretendo exagerar en este punto: la fotografía de Larry Smith se hace notar desde el primer momento y en cada uno de los planos, poniendo todo el peso dramático en la composición y en la iluminación. [...]
Película maravillosa. La reseña completa aquí: Sitges 13: Only God Forgives y una edición extendida en El Pájaro Burlón


real
Real (Kiyoshi Kurosawa, 2013)
Sin duda la mayor decepción del Festival. Siendo un director que ya había pasado por el horror adolescente, y lo había hecho con una nota alta (y alguna que otra reversión americana) y que ahora había pasado a un cine más profundo, sorprende que vuelva a mirar hacia el público juvenil, y lo haga con semejante estupidez, manida y obtusa. Parece que sea un simple encargo alimenticio de una productora ansiosa por conseguir un éxito al estilo 20th Century Boys (hacer de recuerdos infantiles un horror adulto sin perder la pátina de lo naïf). Previsible, a ratos bochornosa, es una sorpresa desagradable tras otra. Sería la peor película del año si no estuviera por aquí The Jungle.


field
A Field in England (Ben Wheatley, 2013)
Ésta es una de esas películas que hacen certamen. Y lo es porque es extraña, y más cercana a una obra de teatro (o a un retablo pictórico en ocasiones) que al cine. Y lo es porque puede llegar a ser incómoda. Arranca el film con unos soldados ingleses desertores que poco a poco van mostrando que tienen agendas ocultas. Que buscan algo. Pero no hay nada demasiado anormal hasta que llega un punto de inflexión en el que, a través de la estroboscopia y de imágenes sincopadas, la historia se fractura y se desarrolla de verdad la trama, que no es más que el advenimiento de la magia. Necesito un segundo visionado, pero así, a priori, me ha gustado bastante.


lames
L'Étrange Couleur des Larmes de ton Corps (Hélène Cattet, Bruno Forzani, 2013) (con la presencia de uno de sus directores y del ilustrador)
Homenajes al Giallo son habituales entre las muchas películas que se estrenan en Sitges, pero L'Étrange Couleur des Larmes de ton Corps es quizás la que ha llevado el amor a ese género más lejos de todas las que he visto hasta hoy. Es una exaltación a la vez que una regeneración de los tics más comunes, pero todo presentado en lo que parece una exhibición de fuerza de lo que se puede hacer visualmente con el lenguaje cinematográfico. Tanto es así que la película acaba siendo un buen puñado de cortometrajes (excelentes todos ellos) aunados por un argumento común. Como bien me dijeron a la salida, es la evolución que hubiera debido hacer Dario Argento en vez de haberse enredado en telefilmes hitchcockianos, o en una enésima e inútil reversión de Drácula.


hookedup
Hooked Up (Pablo Larcuen, 2013) (con la presencia del director y parte del reparto)
Anunciada como la primera película rodada con iphone, todo presagiaba que iba a ser una excelente mala película que nos iba a permitir sobrevivir a una jornada que estaba siendo especialmente espesa y densa. Y así fue. Hooked Up es un slasher muy respetuoso con el género found footage, y conociendo las características del rodaje y su equipo técnico, resulta sorprendente los buenos resultados que acaba dando. Muy entretenida, y con un ritmo trepidante, funciona a la perfección como película profesional a pesar de su formato. Acepto que haya mucho esfuerzo en posproducción, pero lo cortés no quita lo valiente.


enemy
Enemy (Denis Villeneuve, 2013) (con la presencia del productor y con un mensaje grabado del director)
Ésta es una de las sorpresas gratas del Festival del presente año. Una cinta en la que el punto de partida es el dopplegänger, me tiene ganado desde el inicio, pero si además va manteniendo el misterio con un ritmo pausado y rebosante de posibilidades, y se entremezcla con filias especialmente raras (¿macroaracnofilia, en serio?), me deja rendido a sus pies. Eso y que Jake Gyllenhaal juega muy bien sus cartas en este tipo de películas enigmáticas, las dos bellísimas y excelentes actrices protagonistas dejan al respetable sumiso y aturdido, y, por descontado, sin olvidarse de ese final de fuegos artificiales y copa y puro.



__________________________________________________________________________________________




y2_2

No hay comentarios :