flickr_2 sorting_options_flled-512

20131021

sitges 13, día 7


banner13

jueves 16


raze
Raze (Josh C. Waller, 2013)
Zoe Bell se merecía esta película. Y es que esta doble de acción barra actriz ya había tenido su gran momento estelar en su fantástica intervención en Death Proof, pero le faltaba un papel protagonista de verdad, en el que demostrar dotes dramáticas además de enfrentarse a todo el mundo repartiendo hostias como panes. Y aquí está Raze, una especie de concurso de supervivencia forzado, en el que se echan en falta más actrices dotadas para el combate, pero que Zoe llena sin muchos problemas. Muy divertida, la verdad.


onlylovers
Only Lovers Left Alive (Jim Jarmush, 2013)
Jarmush en su estado de gracia habitual nos regala esta nueva vuelta de tuerca a su obsesión por el vacío existencial actual, pero esta vez lo hace con el mejor de los ejemplos posibles: el mito vampírico. Y lo hace muy bien, pasando la mano por la cara a sus congéneres crepusculares, y haciendo una bella apología de la erudición y a la cultura. Una pareja de vampiros se dedican al vivir su inmortalidad mientras los humanos (zombies para ellos) se pierden lo que de verdad es la vida con sus mierdas sombrías y apocalípticas. Excelente en su sencillez y muy hermosa, es una de mis favoritas de este año.


philosophers
The Philosophers (John Huddles, 2013) (con la presencia del director)
Es difícil hablar de esta película, porque al verla no puedes más que sentirte engañado. La premisa podría dar para mucho (unos alumnos de filosofía se ven obligados a participar en una sesión de dinámicas de grupo en el marco del problema metafísico de quién debe sobrevivir al apocalípsis). Pero hay graves errores de planteamiento en lo que acaba siendo la película: como que entran en el juego desde una visión demasiado simplista de lo que son las teorías filosóficas y los dilemas morales, o que tanta inmersión en los papeles que les han tocado aleatoriamente es demasiado increíble. Pero sobre todo es engañosa porque monta un espectáculo de pirotecnia cinematográfica que no tiene nada que ver en realidad ni con la historia, ni con las intenciones finales del argumento, ni con nada mínimamente interesante.


straw
Shield of Straw (Takashi Miike, 2013) (con la presencia del director)
Miike en persona nos presentó esta película como una en la que no había mucha sangre, como disculpándose. Y a pesar de que tiene bastante razón en ese punto, esa declaración demuestra que el director tiene una visión errónea de lo que la gente de Sitges espera de su cine. Esperamos violencia desenfrenada, sí, pero más que eso queremos descontrol, sensación de vértigo, surrealismo, humor y esa incapacidad patente de centrarse en un único hilo conductor en cada una de sus producciones. Y de eso, Shield of Straw está llena. Porque si Miike intenta realizar una película muy clásica pretendiendo diseccionar la pena de muerte, le sale esto: una locura en la que la tesis (sea cual sea) no se sostiene por ninguna parte, en la que no se refleja su punto de vista, o si lo hace, demuestra que no se ha decidido aún por una posición clara. Y eso dentro de una historia que no es más que una versión loca de Ruta Suicida. En general bastante bien. Muy del autor.


danza
La Danza de la Realidad (Alejandro Jodorowsky, 2013)
Jodorowsky lleva a sus espaldas un buen puñado de películas excelentes (El Topo, Fando y Lis, La Montaña Sagrada, o Santa Sangre). Por eso tenía bastantes ganas de ver La Danza de la Realidad. Para ver la versión Gran Director de ese personaje que no acaba de gustarme con sus aspavientos psicoanalíticos y sus aires de gurú de la autoayuda. Pero a pesar de que la película que ha presentado tiene toques de aquella genialidad que mostró antaño, en su conjunto acaba resultando un muestrario de lo que pregona en su teoría psicomágica pero aplicada a exorcizar sus propios demonios de niñez. O quizá es que su personaje público cada vez es más transparente y se detectan rápido sus tics simbólicos puestos en marcha a través de analogías simples y bastante naïfs. Insisto en que no es una mala película en absoluto, con toda seguridad demasiado larga, pero las costuras de la historia son demasiado visibles (por usar una frase ya célebre en este festival) y se echa en falta un poco de magia de verdad.




__________________________________________________________________________________________




y2_2

No hay comentarios :