flickr_2 sorting_options_flled-512

20131210

sobre godzillas, humanos, y un montón de humo de colores.




Llevo un rato intentando aclararme sobre lo que pienso al respecto del trailer de la nueva versión de Godzilla que ronda desde ayer por internet. Y creo que sigo confuso.

Parece que respetan la vieja silueta del monstruo, y eso es razón suficiente para congratularse después de las poco afortunadas formas de la criatura de la película de 1998. Pero también soy consciente de que un nuevo reboot norteamericano conlleva aceptar varios peajes, entre los que se incluyen un montón de actores carísimos que deberán tener un tiempo delante de cámara directamente proporcional a su caché. Y a pesar de que la concesión que acabarán haciendo al clásico no pasará de ese perfil escamado de Godzilla y de incluir al japonés Ken Watanabe entre el elenco, considero seriamente la escasa necesidad de ser fiel a una serie de películas que de su propia autoexplotación no tiene nada verdaderamente inamovible que deba ser respetado hasta las últimas consecuencias. Por eso, me parece que el teaser consigue poner sobre la mesa un drama transversal y con una visión realista, cosa que encaja con la idea del primer Godzilla del 1954, nada paródico (en el sentido estricto) y centrado en la adversidad durante el transcurso de la catástrofe.

Pero me estoy desviando de mi intención en este post. En realidad quería hablar de lo curioso de ese primer cartel que ha aparecido junto al trailer. Éste, concretamente:

godzilla2014


Es muy bonito, no cabe duda, pero me parecía un poco fuera de lugar para anticipar una cosa tan grande como es una nueva película del más famoso de los kaiju. Entiendo (sólo en parte) que quieran mantener oculto al monstruo, pero le están otorgando de forma demasiado clara el protagonismo a los humanos, y además en una situación que no sirve más que para dar espectacularidad a la composición de la escena (sí, ya, las diagonales aportan dramatismo, igual que el humo que remarca catástrofe, sobre la ciudad, vidas humanas en peligro, adrenalina, aventura, valentía, rojos más dramáticos aún, bla, bla, bla, pero igual se han pasado con la escala de las escamas, ¿no?), el problema es que no tiene nada que decir de la cinta en si misma. Pero entonces lo he visto clarísimo. No es un cartel anticipando la película. Para eso ya están las páginas web virales que están apareciendo. Es un cartel de avance del propio trailer.

En ese caso, adquiere todo una nueva, extraña, pero tranquilizadora dimensión. Relájate y disfruta, que este viaje parece que va a ser bastante divertido. 

Luego ya veremos cómo es la película.  



__________________________________________________________________________________________






y2_2

No hay comentarios :