flickr_2 sorting_options_flled-512

20141017

sitges 14, día 7

banner_dies


jueves 9



Relatos Salvajes (Damián Szifrón, 2014)
relatos salvajes
Película de segmentos cómicos, planteados como pequeñas historias desarrolladas hacia un gag final, en las que el objetivo es enseñar cómo el ser humano se comporta de forma salvaje y animal cuando se le plantean situaciones límites. Los actores están todos sensacionales, destacando especialmente Ricardo Darín como terrorista justiciero, y Erica Rivas como la novia que se entera en plena celebración de que su marido la ha engañado. Todos son personajes normales, pero que, cruzada la línea roja, no dudan en dejar libre el lado violento que tenemos dentro. Escaparate de sujetos que podrían ser nominados todos al más estúpido de los Premios Darwin a la mejora de la especie por su extinción, la moraleja final es que todo va bien si el amor es más fuerte. Graciosísima y muy bien resuelta. Una manera excelente de empezar el día en el Auditori.



Over your Dead Body (Takashi Miike, 2014)
over your dead body
Desde hace algún tiempo, Miike nos regala dos piezas al año, una totalmente chiflada, y otra seria y contenida (dentro de lo que se entiende como contenido en este autor). Y Over your Dead Body estaría dentro de este segundo grupo. De una forma muy serena, la película relata los ensayos de lo que será una nueva versión en teatro del drama de horror clásico japonés Tōkaidō Yotsuya Kaidan, uno de los cuentos de fantasmas más famosos de la cultura nipona, y que se ha llevado infinidad de veces al cine. La tradición cultural de Japón acepta y celebra siempre esa revisitación de sus propias obras, y Miike aprovecha ese tendencia natural para lucirse al mostrar una maestría endiablada en modernizar conceptos y llevarlos mucho más lejos. Porque la historia de fantasmas vengativos no se queda en la obra teatral, si no que va infectando la vida real de los actores (excepcional cómo son capaces de mostrar contención y histrionismo según el plano de la historia en el que se muevan), hasta que las dos historias se solapan y las fantasmagorías hacen de puente para que nuestra curiosidad como espectador deambule entre dos mundos que se han convertido en reales a través del sentimiento tempestuoso de los personajes. Una película magnífica.



El Ardor (Pablo Fendrik, 2014)
el ardor
(con la presencia del director)
Pablo Fendrik
Presentada como un western, como también se hizo con la iraní A Girl Walks Home Alone at Night, en este caso sí que se adscribe las reglas de ese cine (y si recordamos las campanas sonando en el duelo al sol final, incluso hace suyos alguno de los clichés más emotivos del género). Y eso que, a pesar de que durante la presentación de esos personajes que luchan por resistir en su granja en plena selva a pesar de los ataques de las grandes compañías expropiadoras, parece más una cinta de supervivencia en la jungla con un ligero toque místico. Mas reflexiva que argumentativa, está más preocupada por exponer la vida inmaculada de los expropiados que en el propio desarrollo de la historia. Aún así, y sobre todo por los guiños finales al western, acaba siendo un relato consistente y nada pesado.



Late Fases (Adrián García Bogliano, 2014)
late fases
Cima del homenaje a loo a 80 de este Sitges, Late Fases, acaba siendo una historia de terror crepuscular (entendido como en el ocaso del protagonista) con muchos puntos en común con Miedo Azul, incluyendo una comunidad cerrada y muy religiosa acosada por un hombre lobo, un protagonista con handicaps (es ciego en este caso, no paralítico), y por supuesto un traje de monstruo la mar de analógico. Y lo cierto es que esos efectos especiales no digitales acaban funcionando a la perfección, pero más que por nostalgia cinéfila, por la gran historia de venganza de ese remedo de Harry Callaghan, maleducado y pasado de vueltas, que pretende acabar con el licántropo que ha asesinado a su perro lazarillo. Y aunque destila humor negro por todos lados, no hay que confundirla con una comedia, porque acaba siendo una pequeña tragedia sobre la soledad en la tercera edad. En definitiva, se acerca tanto al homenaje al cine de terror ochenteno que todos los que estábamos en aquella sesión del Prado salimos encantados del local, y con una enorme sonrisa en los labios.



Faults (Riley Stearns, 2014)
faults
(con la presencia del director)
Riley Stearns
Ansel es un experto en sectas peligrosas que tiempo atrás tuvo su momento de éxito, pero que ahora vive sus horas más bajas. Siendo un perdedor cuya vida se refleja en la película casi como en una comedia, la única posibilidad de un futuro exitoso viene del dinero que le ofrecen los padres de una chica reclutada por una secta peligrosa para que la extraiga y la desprograme. Desde el momento en que este buscavidas sin vergüenza acepta el encargo, la película adquiere otro tono, casi teatral, en el que la comedia se convierte en thriller psicológico, dentro un escenario tan pequeño como es la habitación de motel donde se llevará a cabo la conversión. El juego mental acaba no siendo tan sorprendente como cabría esperar, y las cosas acaban resolviéndose de una forma demasiado precipitada para mi gusto, pero la solvencia de los dos protagonistas, y lo interesante de la historia hacen que se pueda perdonar el desliz de querer cerrar la trama con sorpresa a pesar de que no lo es tanto, y también de que sea tan poco creíble que algo así pueda suceder en tan escaso tiempo.




__________________________________________________________________________________________




y2_2

No hay comentarios :