flickr_2 sorting_options_flled-512

20150223

Reseñas para mi hija de tres años, o ¿por qué está haciendo eso, papá?


totoro



Mi pequeña se llama Dana. Y con poco más de tres años, está en ese momento en que empieza, no ya a entenderlo todo, sino a cuestionarlo. Y también está consolidando la paciencia necesaria para ver largometrajes de principio a fin. Y claro, nada me hace más ilusión (y me enorgullece más) que ver películas junto a ella.

Por eso, y porque en casa todo lo vemos en versión original, disfrutar de una película se convierte en largos interrogatorios en los que ella pregunta y yo le intento explicar qué está pasando, mientras procuro hacerle entender qué es el Cine y cómo funcionan su trucos de magia. Y les recuerdo que tiene poco más de tres años, (y que yo también estoy intentado entender la película).

Además es evidente que en casa no nos limitamos a ver películas dirigidas al público infantil que (salvo algún ligero guiño) son totalmente accesibles. Y que conste con películas dirigidas a adultos no me refiero, por ejemplo, al tema zombie, que ella maneja con maestría desde hace muchísimo tiempo (supongo que es el signo de los tiempos). Lo verdaderamente complejo son aquellas situaciones cotidianas que, en la vida real de una niña de preescolar, nunca suelen llegar a los límites que alcanzan en el Cine y que, sin disponer de un conocimiento bastante concreto de su significado, es imposible entender de verdad las historias en las que suceden.

Y es aquí donde mi labor como padre se ha autoimpuesto ser totalmente sincero, mantenerme en términos sencillos, y ser tan exhaustivo como sea posible para conseguir que la pequeña Dana entienda (de verdad) las películas que se ven en casa. Ya sean cintas que vemos por ella, o que ella acaba viendo por nosotros.

¿Que cabrá aquí?, pues no acabo de tenerlo claro. Nada ceñudo, nada complejo, puede que cosas que a ojos de adulto parezcan demasiado simples, pero que como experiencia global pueda resultar algo interesante, De momento tengo medio preparadas mis experiencias con las ya esperables Pesadilla antes de Navidad, Coraline, o Only God Forgives...

Será, entonces, esta nueva sección un intento de reproducir las conversaciones y los resúmenes que tengo que improvisar en el momento en que una insistente niña de tres años me pregunta:

¿por qué está haciendo eso, papá?





__________________________________________________________________________________________




y2_2

4 comentarios :

José María dijo...

¡Me encanta Kuroi! Yo también tengo un pequeño de casi la misma edad (4 recien cumplidos) pero sin embargo aún no me he atrevido a ver con él más que largometrajes infantiles clásicos. Los niños evolucionan bastante maś despacio que las chicas con estas edades... A ver si con esta serie me animo! Gracias!

kuroi yume dijo...

mucha suerte! hace tiempo que vemos algunas cosas juntos en casa, pero aún hay que luchar para conseguir captar su atención. dana, como todos los niños, tiene tres o cuatro "películas de cabecera" que no deja de ver constantemente, pero poco a poco está empezando a confiar en el criterio de su padre... imagino que esta forma de ver cine no durará mucho y pronto me dirá "calla y déjame ver la película, papá!", pero creo que me quedan un par de años que prometen ser muy divertidos. en todo caso, la primera vez siempre es una sorpresa: la primera película a la que prestó atención, cosa que nos dejó totalmente alucinados, fue Splice de Vincenzo Natali!

Sr. Forfy dijo...

Has tenido una idea muy buena, por la parte que me toca (y por la cuenta que me trae) seguiré con interés esta sección. Lo único que puedo aportar de momento es que la pequeña N se queda embelesada con cualquier pantalla (y hay bastantes pantallas en casa, ejem).

Ah! Esperaré impaciente el de Only God Forgives para enviar la reseña al Defensor del Menor :D

P.d: Perdón por trolear pero con lo de la "mágia del cine" siempre pienso en tu mítico post del POV desde el culo de un gato. ¿El mejor post de internet? Posiblemente.

kuroi yume dijo...

Seguro!