flickr_2 sorting_options_flled-512

20151019

Sitges 15, día 3 [domingo 11]

banner_sitges_2015_days




domingo 11

Vulcania (José Skaf, 2015)
vulcania
Lo de esta película es difícil de entender. Vulcania crea una atmósfera muy rica desde el primer momento, narrando la historia de dos familias enfrentadas por una larga tradición, con normas muy rígidas que se nos mantienen ocultas, aferradas a un pasado en un universo atemporal y extraño en el que la comunidad es lo primero (esa fundición donde trabajan) y el exterior es un ente aterrador sin que el espectador pueda hacer nada más que esperar a que se vayan revelando los misterios. Todo está muy bien creado, las simbología es poderosa, el vestuario bien pensado y los escenarios ricos y complejos. Entonces, ¿por qué las actuaciones son tan espantosas? ¿Quizá por un guión tan malo que es incapaz de aprovechar todo el trasfondo de la película para crear algo con un objetivo más allá del simple escapismo insubstancial? ¿De verdad hacía falta tanto esfuerzo artístico para semejante final ridículo y manido, en el que se desaprovechan todas las buenas ideas que se habían presentado antes, para hacer una especie de final twist a lo hermano pobre de El Bosque de Shyamalan? ¿En serio?


Baskin (Can Evrenol, 2015)
baskin
Salgo de la sesión de Baskin completamente torcido. No sé lo que me ha pasado por encima, porque se suponía era una película pequeñita, turca, con un inicio argumental interesante, pero que no estaba obligada a hacer nada del otro mundo. Pero ha resultado ser una auténtica sorpresa. Para empezar, los actores están tremendos en un juego a la Tarantino en la que la presentación de los personajes ocupa media película entre conversación y conversación. Y luego se desencadena el infierno, literalmente, a través de una imaginería satánica de lo más original. Pero no queda aquí, porque corriendo en paralelo a la acción se había ido mostrando un mundo onírico que acaba influyendo en el devenir de la historia. Muy pequeñita, pero muy interesante. Espero que no sea una de las pocas películas de género que vayamos a poder ver en el presente certamen. 


SPL 2: A Time for Consequences (Pou-Soi Cheang, 2015)
spl2
Con la presencia de Simon Yam
simon yam
Siempre es de agradecer que Sitges nos regale una película en la que se reparten y encajan hostias como panes. Y si quien acaba repartiendo es Tony Jaa, sin encorsetamientos históricos, mejor que mejor. En este caso, las hostias vienen de todos lados en una coproducción internacional de Media Asia que narra la desesperada carrera contra reloj de un montón de policías, contra un montón de traficantes de órganos, todos expertísimos en artes marciales, a cuchillo, en una vorágine de peleas en orden ascendente de capacidad de destrucción, con una música endiablada y un ritmo aún más increíble. Una verdadera gozada. Y por si eso fuera poco, antes de la proyección se le entregó el premio María Honorífica a Simon Yam, no sólo una super estrella, sino un verdadero caballero que se pasó varios días por Sitges repartiendo simpatía. 


Tag (Shion Sono, 2015)
tag
Con la presencia del director, actores y el creador de los FX.
shion sono
Antes de la proyección, el Festival le hizo entrega del premio Màquina del Temps al director japonés. Luego pudimos ser testigos de una de sus locuras habituales, en este caso un alegato feminista de poco alcance. Y digo poco alcance porque la simple forma de narrar esa historia de resistencia femenina en una sociedad completamente machista (la historia se divide en partes que ejemplifican el tratamiento a la mujer japonesa actual, como  puede ser el instituto, el deporte femenino, una boda, o el mundo de los videojuegos), pero lo hace de la misma forma equivocada que está tratando de criticar, a través de una fábula macarra, y completamente pesimista. Por lo tanto, al final resulta tan confusa la intención como suele ser habitual en su cine. En todo caso, se le agradece el intento, y las dosis infinitas de diversión sangrienta que ha introducido.  


The Hallow (Corin Hardy, 2015)
the hallow
Una familia se muda a una casa en el bosque y poco a poco se ven asaltados por espíritus de los árboles. No hay mucho que decir de esta película. Es cine de terror clásico, de ese que resulta correcto y entretenido, que aporta alguna buena idea al género, pero que no pasará a la historia precisamente por su originalidad. Entretenida y bien resuelta, comete el error habitual de querer dejar una marca cuando es consciente de sus propias limitaciones y planifica una sorpresa final a destiempo que, en este caso decepciona muchísimo. Estaba siendo una cinta seria, sobria, y se estaba pasando el tiempo muy fluido, y entonces deciden que es buena idea un susto final. Pues no, sobra.



__________________________________________________________________________________________




y2_2

No hay comentarios :