flickr_2 sorting_options_flled-512

20151021

Sitges 15, día 5 [martes 13]

banner_sitges_2015_days




martes 13

Nina Forever (Ben Blaine y Chris Blaine, 2015)
nina forever
El embrujo malsano del amor perdido se contagia a través del fantasma de los celos. Este es básicamente el tema de la película, algo tan profundo que sorprende que se haya planteado casi como una película de zombies cuando la protagonista de la historia se tiene que enfrentar al rechazo, que no violencia, de la novia muerta de su nuevo novio cuando se les aparece, rota y ensangrentada, en los momentos de más intimidad. Mezcla de historia de fantasmas, de no-muertos y de drama sentimental, sorprende por su tratamiento tragicómico de esa relación a tres. La ya de por sí turbadora Fiona O’Shaughnessy (Jessica Hyde en Utopia), borda el papel de resignada, pese a que en desacuerdo, fantasma acosador, mientras la adorable pero testaruda Abigail Hardingham intenta mantener la relación con su nuevo novio a toda costa. Resulta un idilio tan imposible como inquebrantable, pero alguna de las tres partes tiene que ceder, y la lógica, o el desastre, se debe acabar por imponer. Me ha encantado Nina Forever.


The Dead Room (Jason Stutter, 2015)
the dead room
Correcta (pero demasiado tópica para mi gusto) película con casa encantada, investigadores de lo paranormal intentando dilucidar si es un engaño o hay algo sobrenatural y con un giro final, a estas alturas, tópico también. Tiene cosas buenas, como que los actores son excelentes y realizan su trabajo de forma tan sobria y seria que afecta en el buen sentido a la película, pero a parte de alguna idea curiosa, se siente como algo recogido de mil sitios e hilvanado de forma poco más que competente. Al final parece algo nuevo, pero no lo es.


Some Kind of Hate (Adam Egypt Mortimer, 2015)
Some Kind of Hate
Un campamento para chicos problemáticos, donde en vez de plantear soluciones, se repiten los mismos esquemas de abuso. Monitores ausentes o directamente negligentes. Y al final una especie de súcubo extraño que viene a ser la salvación de todos los afectados por bullying. Sin noción de causa efecto ni sentido de la catarsis, el resumen es que un espíritu vengador hace cosas y nadie entiende nada. No creo que tenga que decir nada más.


The Crimson Whale (Hyemi Park, 2014)
crimson whale
Con la presencia de la directora.
Hyemi Park
Una auténtica preciosidad. The Crimson Whale es una versión pequeña y distópica de Moby Dick, con sus personajes enfrentándose a un destino más grande que ellos, que al final resulta ser una lucha contra si mismos. No había visto antes una película de animación coreana, pero ésta se siente tan cercana al cine europeo como al más concebible anime japonés. De lineas no tan limpias como la animación nipona habitual, su forma de tratar la distopía huye se la espectacularidad y sólo se deja llevar por lo grandilocuente en las escenas finales, que serían el remedo de la lucha final entre Ahab y la ballena blanca. Y el tratamiento del futuro en el que viven acaba resultando terrible, al presentarse desde los ojos de una niña pequeña con la capacidad de comunicarse con las ballenas, y que vive de traficar con drogas para sobrevivir. Hermosa y dolorosa.


Inner Demon (Ursula Dabrowsky, 2014)
inner demon
Con la presencia de la directora y de la actriz principal.
Ursula Dabrowsky
Inner Demon arranca con las intenciones de un slasher australiano, pero su extraño giro sobrenatural anula sus logros iniciales. Una joven es secuestrada de su casa junto a su hermana pequeña por una pareja de asesinos en serie rurales. Ella logra escapar, pero la mala suerte provoca que acabe llegando a la cabaña de los asesinos. Hasta aquí todo funciona al modo de Wolf Creek, pero en seguida todo tira por el camino del horror fantástico y queda una sensación inconexa, como si fueran dos películas diferentes cosidas a la fuerza.


Helios (Lok Man Leung y Kim-Ching Luk, 2015)
helios
Estoy delante de una película abrumadora. Sólo hay que imaginar que una mente privilegiada pretenda resumir seis temporadas de 24, con todos sus hilos argumentales y personajes, en un guión de dos horas. Pues es algo parecido a lo que han hecho con Helios. Es inabarcable: la cantidad de tramas, de personajes, buenos, malos, que se van entrelazando, todos haciendo mil cosas a la vez, y todo ello en una historia de espías internacionales, y armas nucleares, y científicos, y policías, y agentes del gobierno, y sobre todos ellos la mente perversa del gran súper criminal llamado Helios. Desconozco si es un personaje popular que viene de antes, o si tienen pensado seguir explotando sus maquiavélicos planes, pero, en una única película se convierte en un auténtico despropósito. Y aún así es muy entretenida. Hay que ver cómo son de buenos haciendo cine estos chinos...


Office (Won-Chan Hong, 2015)
office
Office es una especie de slasher tan tramposo, que es hasta gracioso. Todas las tensiones que se acumulan entre los trabajadores de una oficina, en una país tan exigente como Korea, estallan el día en que uno de los empleados sale de trabajar, llega a casa, y acaba con toda su familia con un martillo. Todos sus compañeros se preguntan qué ha pasado, a dónde ha huido, y si será capaz de volver a la oficina para tomar represalias por todos los roces que han llevado a esa situación. En realidad suena mejor de lo que acaba resultando, y quizá es demasiado lenta para ser la séptima película del día, del quinto día de Festival.


__________________________________________________________________________________________




y2_2

No hay comentarios :