flickr_2 sorting_options_flled-512

20151018

Sitges 15: el top ten de tdc

banner_sitges_2015_days


Hace muchos festivales que no se hace en esta página un ranking de nuestras favoritas del certamen. No era una mala costumbre, pero al igual que puntuar las películas, era un hábito que había dejado atrás de forma consciente por lo injusto que me resultaba tanto para la película en cuestión, como para mi propio análisis, que se reducía a la simplicidad absoluta. Pero el compañero José Hernández, que escribe sus excelentes notas en CINeol, ha tenido la curiosidad de pedirnos a unos cuantos soldados del Festival poner en claro cuáles han sido nuestras preferidas. Así que aprovecho el "esfuerzo" que hice para él, y para justificar a continuación un poco los motivos de mi elección.  

1- The Witch (Robert Eggers, 2015)
¿POR QUÉ?: Porque es la gran película de terror de este año. En este 2015 no hay ninguna que se haya ganado mi corazón y mi adoración completa, pero esta es, sin duda, la que más cerca está, siendo la cinta de mayor ambición e indiscutiblemente mayor calidad.  
SE RECOMIENDA: A todo el mundo. Los amantes del horror, los amantes del cine clásico, los fans del fantástico...

2- High-Rise (Ben Wheatley, 2015)
¿POR QUÉ?: Porque es una puta locura. Porque realiza un trabajo a tantos niveles, es tan compleja, y es tan divertida que no puedo evitar pensar en verla mil veces para descifrar todos los juegos y trampas que la hilvanan. Una gozada.
SE RECOMIENDA: Es un plato difícil. Es para amantes de Ballard, del cine fantástico europeo con mensaje y de las comedias negras surrealistas. Y los amantes de Tom Hiddleston, claro. En realidad la debería ver todo el mundo, pero luego no quiero quejas.

3- Green Room (Jeremy Saulnier, 2015)
¿POR QUÉ?: Porque es un ejercicio muy emocionante, con ecos de los westerns de resistencia en el fuerte, y con un ritmo cojonudo que no decae en todo el metraje. Porque los actores están fantásticos y porque la historia es sencilla, y recuerda a otras parecidas pero maneja sus logros a la perfección.
SE RECOMIENDA: A todo el mundo que sea capaz de aguantar algo de tensión, hay momentos en los que se pasa bastante mal.

4- The Invitation (Karyn Kusama, 2015)
¿POR QUÉ?: Porque juega muy bien sus cartas. Por muy tópicas que puedan parecer, usa sus sorpresas en un orden bastante inusual (las trama de desvela muy rápido), lo que hace que el público ande algo descolocado hasta su interesante desenlace.
SE RECOMIENDA: Esta sí que es para todo el mundo. Sin peros. En definitiva, es bastante inocua.

5- Love 3D (Gaspar Noé, 2015)
¿POR QUÉ?: Por polémica, por provocadora y por ser una historia de amor muy bonita. ¿Qué más da si las razones de los protagonistas están equivocadas, y si algunas acciones reflejan algún criterio poco moral? ¡Por el amor de dios, que todos somos humanos! Y esto es, aunque a muchos le gustaría negarlo, un arte. Si este no es conmovedor para cierta gente, hay mucho más por ahí fuera. Despejando.
SE RECOMIENDA: A todo el mundo. Aquí estaré para defenderla sin ningún problema. Aviso antes, yo no lo consideraría pornografía, pero desde luego es muy explícita. Igual de explícita que pueda ser su vida privada, cuidado.

6- Baskin (Can Evrenol, 2015)
¿POR QUÉ?: Por las mismas razón que The witch, pero sabiéndose pequeñita y mucho menos ambiciosa. Sorprendente y adorable, el satanismo en el cine, presentado así, me provoca una ternura inexplicable. Y porque tiene a uno de los sacerdotes satánicos más aterradores de la historia del cine reciente.
SE RECOMIENDA: A los amantes del horror en general. Y a los curiosos por el cine de género de países poco explotados.

7- The Boy and the Beast (Mamoru Hosada, 2015)
¿POR QUÉ?: Porque es una auténtica obra de arte, maravillosa a todos los niveles. Es una preciosidad con mensaje, corazón y momentos alucinantes.
SE RECOMIENDA: A todas las edades. Me muero de ganas de verla con mi hija.

8- Veteran (Ryoo Seung-wan, 2015)
¿POR QUÉ?: Porque es trepidante, con un guión milimétrico, mucha acción, y sobre todo porque es la película más divertida que he visto este año. Humor del bueno, de gags físicos, y también de diálogos increíbles e inteligentes. Y eso que es una película de acción policíaca. Peliculón.
SE RECOMIENDA: Sí, joder.

9- Partisan (Ariel Kleiman, 2015)
¿POR QUÉ?: Porque hacen falta este tipo de historias, pequeñas pero con un trasfondo inmenso. De esas que no quieres que se acaben porque el universo que pueblan es demasiado grande para una sola película. Con actores gigantes en actuaciones colosales, y con niños actores con dotes interpretativas increíbles y ojos inmensos.
SE RECOMIENDA: A los que les gusta el thriller dramático, pero profundo, reflexivo, y los retratos familiares que se salen de lo normal.

10- Nina Forever (Chris BlaineBen Blaine, 2015)
¿POR QUÉ?: Porque todos queremos un Festival de Sitges lleno de películas de terror. Y ya puestos, que sean inteligentes y sorprendentes. Anda, aquí llega Nina Forever, y además trata sobre temas universales de forma bastante coherente... 
SE RECOMIENDA: A los nostálgicos de esos años de Sitges llenos de fantasmas, zombies y monstruos, que hacen muchas más cosas que perseguir humanos y comer.


MENCIÓN ESPECIAL
11- Summer Camp (Alberto Marini, 2015)
POR QUÉ?: Porque no entrará en ningún otro ranking, pero se merece un guiño de agradecimiento por  lo inteligente de su guión, y por sus sutiles juegos metacinematográficos.
SE RECOMIENDA: A los detractores de inicio del cine producido en el Estado. Una grata sorpresa si se sabe leer entre líneas.

OMISIÓN ESPECIAL
12- The Final Girls (Todd Strauss-Schulson, 2015)
¿POR QUÉ?: Por rabia. Está bien, sí, pero es tan poco malvada, tan suave, tan pop, que me muero de coraje pensando que la muy superior Cabin in the Woods se fue del certamen totalmente en blanco.
SE RECOMIENDA: Sí, claro. Será el éxito de la temporada...

__________________________________________________________________________________________




y2_2

No hay comentarios :