flickr_2 sorting_options_flled-512

20151205

en tierras de cine (IV): los Caminos del Rey Cuevo (Jonathan Extrange & Mr. Norrell - S01E04, 2015)



Grant: Bueno, díganos, ¿adónde ha desaparecido?
Jonathan Strange: No tengo palabras para describirlo. Es otra tierra por completo. Todo lo que Norrell y yo hemos hecho no es nada en comparación. Es el lugar más asombroso que he visto jamás.


Raven King


RELATO CINECARTOGRÁFICO

John Uskglass. El Esclavo sin Nombre. El hijo adoptivo de Oberón. El Rey Negro. El Rey del Norte. El Rey Cuervo. El Mago más grande de Inglaterra. El Conquistador. El Constructor. Tantos nombres como caminos convergen en sus tierras. Intransitables para los humanos, pero también para los seres mágicos. Sólo el mago práctico Jonathan Extrange ha sido capaz de encontrar su entrada, escondida detrás de los espejos, y recorrer sus caminos fascinado. No hay duda de que este lugar es una parte importante del Reino de las Hadas, pero cada cruce, desvío, callejón, puente, escalera, pasadizo y rampa no es más que una barrera arquitectónica para mantener separados el mundo de la magia y el de los hombres. Motivo suficiente que justifica toda esa salvaje complejidad. La serie Jonathan Extrange & Mr. Norrell opta por mantener el misterio sobre ese universo alternativo, y lo muestra en una única ocasión en su cuarto capítulo. Muy al contrario de cómo presenciamos infinidad de veces el baile encantado en el salón de El Caballero (bebiendo directamente, y diría que de forma consciente para aprovechar sus significantes, de esa gran escena de la historia fabricada en celuloide que es el baile del olvido del duende Jareth en Dentro del Laberinto). ¿Cuál puede ser la causa de ese respeto y afán proteccionista hacia los dominios del Rey Cuervo, cuando es un escenario de vital importancia en lo que acaba sucediendo en la historia? ¿Por qué el guión no le permite siquiera a Strange ser capaz de describirlo con palabras? Pues probablemente por la misma razón por la que se acaba representando el personaje del Rey Negro con esbozos, sin darle diálogo, y sin concederle tiempo en pantalla. Aunque eso es tema de otro análisis diferente, la idea es darle una fuerza aterradora al espacio y al hombre a través de impactos cortos y muy visuales. Lo que sí tiene lugar en nuestro relato cinecartográfico es la espectacular elección arquitectónica, atemporal, lejos de cualquier estilo o corriente determinada, por la que han optado. Lo evidente es la piedra, el musgo y un anochecer espectral que es todo lo que llegamos a avistar de ese territorio que se esconde de nuestro mundo desde el momento en que se nos acabó la magia. ¿Cuándo fue eso? ¿SXVIII? ¿Dejó en ese momento de crecer y acumular siglos de diseños, nuevas corrientes artísticas y empezó a decaer? Eso explicaría todas sus facetas: La primera impresión es la de algo muy viejo, casi druídico. Pero que presente construcciones, lo pone en ámbito del románico medieval. Entonces notamos otra cosa, la ligereza de las cargas y sus excepcionales alturas, que no puede ser otra cosa que un gótico tardío, pero tan sobrio que acaban pareciendo ruinas renacentistas. Pero sobre todas estas cosas, queda patente la alteridad del territorio. Impensable en nuestro mundo, demasiado extraño y retorcido. Nada funcional salvo para resultar una frontera insalvable. El Departamento de Arte, una vez más, ha creado una amalgama consciente que consigue su objetivo emocional: en esta ocasión hacer patente el poder multidimensional y terrorífico de un ser mitológico como Uskglass.


FICHA TÉCNICA
Nombre del lugar: Raven King's Roads (los Caminos del Rey Cuervo).
Visitante: Jonathan Extrange (Bertie Carvel).
Fecha de la Visita: Principios de un S. XIX alternativo.
Situación: Fairyland. Oculto tras todos los espejos de Inglaterra.
Dirigido por: Toby Haynes.
Director de Fotografía: Stephan Pehrsson.
Director de Arte: Freddy Evard.
Efectos Especiales: Milk Visual Effects.
Año: 2015



__________________________________________________________________________________________




y2_2

No hay comentarios :