flickr_2 sorting_options_flled-512

20151226

en tierras de cine (VII): el amanecer de nuestro tiempo (Prometheus, 2012)



David: Una especie superior, sin duda. Estoy seguro que sus cámaras de hipersueño les impresionarán.
Elizabeth Shaw: ¿Así que viajaban a algún sitio?
David: Sólo he podido descubrirlo a grandes rasgos, pero es bastante evidente que estaban el el proceso de partir, antes de que las cosas se salieran de control.
Elizabeth Shaw: ¿Partir hacia dónde?
David: A la Tierra.
Elizabeth Shaw: ¿Por qué?
David: A veces para crear, primero se debe destruir.


prometheus

RELATO CINECARTOGRÁFICO
Alien es sinónimo de espacios reducidos, techos bajos, subsuelos de metal, pasadizos de ventilación y agujeros de corrosión ácida. En cambio, Prometheus hace honor a su condición de precuela, y se conforma con no quedarse confinada en esos recursos, tan sólo pretende darles un inicio. Porque al contrario que en las anteriores entregas, aquí sí hay espacios abiertos, haciendo de la oxigenación del plano su razón de ser (esta técnica es ya casi una tendencia del cine posmoderno). Las bases de lo que acontecerá están todas bien expuestas en la primera escena, muy importante para el significado final de la historia, aunque casi nada para su transcurso. A saber: Los ingenieros abandonan a uno de los suyos en un planeta salvaje, elemental, donde las fuerzas de la naturaleza gobiernan el terreno sin ninguna oposición. Pero llega el sacrificio, en esa cascada de una grandeza tan imposible que no puede ser real, y de ahí surgirá la vida. Y si entendemos bien lo que Scott nos intenta explicar con esa representación ritual de la teoría panspérica, la fecundación acontece en la Tierra, y la metáfora nos acaba equiparando a esos depredadores perfectos de doble mandíbula y hambre insaciable que hemos conocido siempre como xenomorfos. Pero que la magia del cine no nos impida ver la realidad: Ese salto de agua existe en el mundo real, tal como se muestra, en el norte de Islandia y se conoce con el nombre de cascada de Dettifoss. De una belleza tan sobrenatural como auténtica, y con tal caudal de agua, que encaja perfectamente en el posible escenario del nacimiento acuático de la vida en el planeta. Y aunque la escena funcione igual como catalizador de vida y de argumento, resulta un escenario chocante para la saga. Y casi es sorprendente comprobar que no es lo único que han planteado como antítesis más que como origen de la historia. Para empezar, se desvía el foco de protagonismo del asesino espacial hacia el creador primigenio. Por esa razón parece que pasamos de una historia dirigida por la muerte (con ligeros retoques, todas las aliens anteriores podrían ser un slasher), a una precuela que trata desde el primer plano sobre la creación de vida. Visto el conjunto en su orden argumental, sería hasta lógico. ¿Pero es eso lo que estamos viendo? Yo diría que no. Es más, diría que en realidad es todo lo contrario. Todas las películas sobre Ripley acaban siendo una historia de supervivencia (Alien como survival horror), y Prometheus es la presentación ilustrada de que la humanidad es muerte. Porque nos hicieron así. Porque los que nos hicieron ya eran así. Y esa cascada primitiva es la que define todo el tono de la cinta. Luminosa, y bella, pero indómita y efímera. Como el resto de escenarios que se acaban mostrando. Como la ineludible mortalidad de sus personajes (salvo la final girl de este pseudo slasher y su robot, claro). Como las oscuras intenciones de esos titanes ancestrales. ¿Y dónde queda la criatura? Pues en un discreto segundo plano, presentada aquí como un embrión algo desorientado y poco definido, un terrible esbozo que no es necesario para narrar la historia, en un valiente esfuerzo de Scott por explicar cosas nuevas. Por todo ello, aunque la película tiene sus problemas, hay que admitir que es un excelente amanecer para la saga. Me muero de curiosidad por saber por qué escenarios se plantea el director continuar con ese preámbulo.



FICHA TÉCNICA
Nombre del lugar: Tierra Primigenia.
Visitante: Ingeniero Sacrificado (Daniel James).
Fecha de la Visita: Hace unos 4000 millones de años
Situación: Cataratas Dettifoss, Islandia.
Dirigido por: Ridley Scott
Director de Fotografía: Dariusz Wolski.
Director de Arte: Alex Cameron.
Efectos Especiales: Plowman Craven, The Visual Effects Company, Centroid Motion Capture, Halon Entertainment, Destroy All Monsters, Moving Picture Company, Weta Digital, Fuel VFX, Rising Sun Pictures, Hammerhead Productions, Invisible Effects, Prologue Films, Lola VFX, Luma Pictures, Pixel Pirates, Reliance Media Works VFXGener8 3D, Identity FX.
Año: 2012




__________________________________________________________________________________________





y2_2


No hay comentarios :