flickr_2 sorting_options_flled-512

20160507

etdc (XXVI): la memoria infecciosa (Spider, 2002)


Mrs. Cleg: It was different when I was a girl. We lived out in the country then. Essex. I remember how I'd go across the fields in the morning and I'd see the webs in the trees. Like clouds of muslin they were.
spider indoor

RELATO CINECARTOGRÁFICO

Lo sencillo es decir que eXistenZ es la última película New Flesh de David Cronenberg. Porque es cierto que ese concepto desapareció por completo en Spider, donde el director abandonó el análisis visceral y quirúrgico, y se metió de lleno en el estudio de la psique en sí misma, dejando de lado sus resultados en el cuerpo. Hasta este momento, los personajes del director buscaban la transcendencia a través de la corrupción y recomposición corporal a modo de metamorfosis. Pero eso ya no ocurre en esta película.

A pesar de eso, todo lo infeccioso que sigue incluyendo la historia que se narra en Spider no se marca en la carne, pero sí que se acaba geosomatizando (o más bien psicogeografiando, pero no me acaba de gustar del todo el significado que acompaña a esa palabra) en el entorno que rodea al protagonista. En las siguientes películas de Cronenberg, desde Una Historia de Violencia a Cosmopolis o Map to the Stars, la corrupción evolutiva a la que se abandonan los personajes es social, cultural, hacia un estado próximo a la violencia más básica, pero global. Lo que quiero decir es que en Spider aún hay somatización de la pulsión humana, aunque sea orientada al espacio exterior, no al interior.

En la película, Ralph Finnes, apodado Spider en su niñez por su madre, sale de una institución psiquiátrica para alojarse de forma tutelada en una austera pensión de Londres. Allí, a su manera disociada y confusa, intentará recordar su historia, visitando a modo de presencia mnemotécnica y hauntológica el suceso que marcó su experiencia vital: el asesinato de su madre.

El peso de la historia lo lleva esa muy psicológica reconstrucción activa del pasado, pero a nivel artístico me parece mucho más interesante cómo se construye de forma escenográfica ese recuerdo y lo actual: El pasado es sencillo, y se muestra a través de la miseria de un barrio obrero londinense en los años posteriores a la II Guerra Mundial. Es una visión subjetiva y sesgada, con tres localizaciones como máximo, y diversos puntos de vista imposibles para nuestro narrador, pero eso se explica porque se nos muestra desde la memoria del único testigo. De todas formas, a pesar de ser un recuerdo confuso, no provoca la sensación de extrañeza e incomodidad que sí que produce el presente. Por su parte, en la actualidad, la vida de adulto del protagonista es mucho menos realista que ese recuerdo alterado: Cristales rotos en forma de tela de araña, patrones entrelazados de hierro forjado, rejas, balaustradas, paisaje industrial de una posguerra que no parece querer acabar todavía, miseria, indigencia, y una sensación envolvente de enfermedad. Pese a que las personas ajenas a la historia con las que el Spider adulto se cruza llevan ropas actuales, la primera impresión es de que todo ocurre en un universo en estasis, muy influído por Kafka. Puede que sea así, pero la recursividad y la repetición compulsiva de patrones en ventanas y balcones, la obsesión reflejada en paredes de obra vista cuadriculadas e infinitas, y la omnipresencia de la estructura entretejida del depósito de gas, figura central del drama, hacen hincapié en que esa escenografía no es una elección casual o meramente estética. La explicación está en el concepto edípico de la historia, la metáfora de la madre araña que abandona a su cría para que viva su propia existencia, y en la pequeña araña que escapa del nido construido con seda, y rápido aprende a tejer su propio hábitat. Por eso todos los exteriores de la película sugieren enredados diseños naturales, y los interiores acaban llenos de cuerdas entrelazadas, donde el protagonista se siente seguro y construye su recuerdo. Y lo construye visitándolo de forma física, convirtiéndose en el espíritu del presente encantando el pasado. Pero tiene poca fuerza, apenas es un hombre real, simulando aumentar de tamaño y entidad acumulando capas de ropa. Por el contrario, el pasado es más poderoso, y es capaz de reconfigurar el presente. En su infancia los patrones no emulaban telas de araña, ni eran repetitivos. Es la reinterpretación del pasado la que acaba por reconstruir el presente. Con la infección de la memoria, la tela del pequeño Spider crece, se expande entre épocas. Alcanza el presente y lo infesta. Teje la trampa de lo que será el futuro.

Así, en Spider, lo que se conoce en psicología como la memoria de testigos es lo que acaba siendo real. Aunque se recuerden cosas que no sucedieron. David Cronenberg ha hecho de lo presente lo imaginario, lo que de verdad ha acabado por mutar.


spider outdoor


FICHA TÉCNICA
Nombre del lugar: Londres.
Visitante: Spider (Ralph Finnes)
Fecha de la Visita: Actualidad.
Situación: Reino Unido.
Dirigido por: David Cronenberg
Director de Fotografía: Peter Suschitzky.
Dirección de Arte: Arvinder Grewal, Lucy Richardson.
Dirección de Localizaciones: Ian Aegis, David Broder, Alan Pinniger, Barbara Pullan.
Efectos Especiales: ASA Visual Effects.
Año: 2002



__________________________________________________________________________________________






y2_2


No hay comentarios :