flickr_2 sorting_options_flled-512

20160720

Tierras de Cinefagia - 11 AÑOS

ONCE

Porque nunca aparece este número en la simbología cristiana. Porque es una cifra maldita, pecaminosa e incompleta, que está entre el 10 (perspectiva humana) y el 12 (perspectiva cósmica). Porque los comensales de la Santa Cena quedaron reducidos a 11 después de la traición de Judas. Porque el 11 es blasón del pecado.

Y porque el 20 de julio del año pasado se me pasó completamente que Tierras de Cinefagia había nacido justo 10 años antes...

Así pues, y suponiendo que las cosas no vayan horriblemente mal, hemos hecho un nada necesario rediseño de la página que va a estar en precario y en ajustes los próximos días. Podríamos haber aprovechado para realizar un diseño apropiado para dispositivos móviles, pero no: en esta casa somos completamente contrarios a ese futuro en el que todo se estandariza para hacerlo mobile-friendly. Nuestra página debe verse tal y como está diseñada. Puede que se vea pequeña en su pantalla de 4,5", pero seguro que se ve preciosa. Es así, o nada.

Hacía muchos años que no realizábamos cambios importantes, exactamente desde que éramos unos jovencitos con ganas de hacernos oír y llamar la atención. Auténticos niños perdidos. El objetivo de Tierras de Cinefagia ha cambiado desde entonces. Muchas veces. Y puede que ya no quedemos tantos de aquellos jovenzuelos en activo. Pero ahora, en 2016, parecía que todo estaba en calma y tranquilo. Por eso era el mejor momento para generar un poco de caos y emoción: Seguro que surgirán algunos problemas, y algunas cosas pueden resultar raras durante un tiempo. O puede que no. A nivel visual parece que no hay demasiados cambios, pero internamente hemos hecho algún que otro ajuste importante. El principal, a nivel de archivado. Ahora todo es mucho más fácil de encontrar, espero que piensen lo mismo.

¿Y cómo es que nos ponemos a hacer cosas raras a nuestra edad? Pues más que nada porque a nivel narrativo, tdc hace tiempo que había decidido moverse por un camino que le era más propio. Cine, vicio, y subcultura, por supuesto, pero ahora ya nos habíamos propuesto mostrar el verdadero sentido de nuestro nombre: Poner el énfasis en los territorios ficcionales, de todo pelaje, pero dándole la importancia que de verdad tiene nuestra figura como activo allí en medio. Tomándonos la licencia de hacer de cartógrafos, de navegador digital, o simplemente de humildes guías turísticos por esos caminos que nos creamos, o que crean para nosotros. En Tierras de Cine.

Así que, ahora paciencia, tengan a mano los bastones de caminar mucho, guarden cerca el piolet para las rutas más escarpadas, y por supuesto las gafas de leer, que seguirá habiendo bastantes letras unidas en conjuntos semi aleatorios. Esperamos que queden la mar de monos.


yume

No hay comentarios :