flickr_2 sorting_options_flled-512

20161029

Sitges 2016: día 8 [viernes 14]

cartell_p2016




viernes 14

neon demon
The Neon Demon (Nicolas Winding Refn, 2016)
La presentación en diferido del propio director ya pone en claro el tema de la película. Estamos inundados de belleza, lo envuelve todo, pero está en otro nivel de existencia. Es el objetivo último, lo idealizado, lo perfecto, lo bello, el fin último de la creación y la razón de todas las cosas. Y lo expone a través de un thriller de inspiración lynchiana, porque no podía ser de otra manera al tratar sobre Hollywood (Lynch sentó cátedra sobre la materia en el pasado), donde una chica llega a las colinas para ganarse la vida como modelo y se encuentra con un mundo dominado por la envidia y el deseo. Pero la joven, interpretada con mucha más profundidad de la que parece por Elle Fanning, acaba por descubrir el poder casi divino de la verdadera belleza, una que es inalcanzable para la mayoría, y lo hace cuando el tono de la película pierde realismo y entra un tono más oscuro, más cercano al horror. Esa bipolaridad divinidad-terrenalidad, y el choque entre ambas, emulando aquí una especie de vampirismo heterodoxo, no es si no la forma más simple de registrar la ascensión de una deidad, con el triángulo como elemento simbólico, y la carne consumida como metáfora del viaje. Y luego están los escenarios, y la iluminación, y la fotografía, y el síndrome de Sthendal...


dawn of the dead
Dawn of the Dead - European Cut (George A. Romero, 1978)
El verdadero clásico de los clásicos del horror. La película que marcó las reglas y asentó la mitología de lo zombie. Todo lo que ha sido el subgénero nació aquí, y ha tenido que escindirse la materia en otra clase de monstruo, el infectado, para poder aportar algo nuevo después de Dawn of the Dead. Los zombies lentos, los inicios de la plaga, los supervivientes atrincherados en un centro comercial, el escape en helicóptero, la banda de asaltadores, la creatividad en el uso de las armas, la descripción detallada de las fases del contagio, y las formas, los medios luchando por dar la última advertencia, y la paulatina desaparición de las noticias, la incapacidad para desvelar las causas, la casi total prohibición de usar la palabra zombie en el contexto que tiene desde ese momento... Y todo lo demás. Porque es una película enorme, trepidante, con efectos especiales prácticos que aún están por mejorar (Tom Savini manda), y además porque el dinero lo pusieron los Argento, y se nota su influencia en el montaje, en el planteamiento formal, y sobre todo en la música (inconfundible la banda sonora de Goblin). Así, en pantalla grande, restaurada, es un auténtico lujo que no había que perderse.


avalanche
Operation Avalanche (Matt Johnson, 2016)
Ya se habían hecho documentales antes sobre la teoría de que el hombre nunca llegó a pisar la Luna, pero Operation Avalanche llega un poco más lejos, al plantearlo como un found footage muy bien conseguido, aunque sin pretensiones de parecer realista. Muy bien pensado, tratado como una tensa y brillante película de espías, seria y concisa, pero con momentos muy divertidos, el equipo que ya nos trajeran The Dirties vuelven a crear una obra muy original y atractiva, capaz de hacernos olvidar obras anteriores con similar argumento.¿Cómo podría haberse falseado la conquista de la Luna?, ¿en qué circunstancias ocurrió para que fuera necesario tan engaño y para que no se haya descubierto la argucia todavía?


tunnel
Tunnel (Kim Seong-hun, 2016)
(con la presencia de su director y la actriz principal)
Tunnel narra la tensa lucha por la supervivencia de un padre de familia que queda enterrado en su coche bajo los cascotes de un tunel derrumbado en la autopista. A la vez, corren paralelas las historias de los esfuerzos de su mujer por mantener la búsqueda viva tras el paso de las semanas, y de los trabajadores que mantienen la lucha por liberar al hombre de bajo las runas. Y por otro lado, a su aire, van las reacciones gubernamentales, en una dura crítica al poco desinteresado trabajo de los políticos. El director de A Hard Day deja casi totalmente de lado la comicidad, para presentar una cinta muy seria, aunque bastante amable en lo que se refiere al tono de lo que podría haber sido semejante tragedia.


swiss army man
Swiss Army Man (Daniel Scheinert, Daniel Kwan, 2016)
Sin duda, una de las películas más especiales del presente Festival. Sin dar pie a que el espectador entienda la situación en la que sucede toda la acción, y que se desvela en un final sin efectismos pero chocante de todas formas, Swiss Army Man recoge lo mejor de la fantasía de "bajo presupuesto" de Gondry para contar una historia muy negra de amor obsesivo, necrofilia y amistad imperecedera. Pero el tono feliz y amable de la loca narración esconde en todo momento la oscuridad que queda detrás. Aunque el espectador nunca pierde la sensación de que algo está mal. En definitiva es una pequeña joya, y más gracias a una interpretación magnífica de los dos actores protagonistas, incluyendo a Radcliffe, en el papel de su vida, interpretando a un cadáver inanimado y rebosante de gases. Porque quién pensaría que una hora y media de chistes sobre pedos no iba a hacerse pesada. Para no perdérsela por lo valiente y divertido de su propuesta.




yume

No hay comentarios :