flickr_2 sorting_options_flled-512

20161016

Sitges 2016: The Mermaid (Stephen Chow, 2016)

the mermaid


Precedida por el ruido que genera ser la película más taquillera de la historia del cine chino (ya ha superado los 3.000 millones de yuanes), me acerqué a The Mermaid con cuidado. Para empezar conozco poco la carrera de Stephen Show como director, y aunque tengo en mucha estima Shaolin Soccer, y Kung Fu Hustle, tampoco puedo decir que estén entre mis películas favoritas, más que nada porque su humor de trazo grueso a veces se me hace algo cargante. Por eso, cuando supe de The mermaid, antes de saber de su éxito en taquilla, mi primera reacción fue de indiferencia. El argumento no me atraía para nada, y sumado a la larga lista de gags sobre pescado (casi una marca de la casa) que se podía esperar de ella, la tenía totalmente fuera de mi lista de pendientes. Pero llega Sitges y la pone en la Sección Oficial. ¿Y lo está reventando en su país de origen? Entonces entra la curiosidad: ¿Por qué?

Pues una vez fuera de la sala, la respuesta es que no lo sé. La película se mueve incómoda en una trama infantil que sufre de brotes inesperados de una comedia física demasiado violeta y extrema para el tipo de público que al que parece ir dirigida, y también se atreve con números musicales y a chistes obscenos, por lo general bastante ridículos. Una especie de torture comedy, naïf y poco sutil, hasta que se vuelca a mostrar su historia: una sirena se mutila la cola para poder seducir al empresario que está acabando con su hábitat marino, con la intención de asesinarlo. Todo marcadamente humorístico hasta que un desenlace hiperviolento y brutal, donde se olvida del humor para convertir la trama en una locura sanguinolenta que no por impactante acaba de dar cohesión a una película extraña y exagerada.

No sé qué pensar. Me sorprende su éxito. Sus efectos especiales exagerados e hiperbólicos, sus forzadas sobreactuaciones, su romance sin chispa y rozando el abuso de menores, su historia infantil narrada con mucho veneno, su violencia cruel transformada en comedia...

No sé qué decir. A veces hay que rendirse y decir que te has llevado una gran decepción.




yume

No hay comentarios :