flickr_2 sorting_options_flled-512

20171019

Sitges 2017: día 7 [Miércoles 11]

banner sitges17




miércoles 11


brimstone

Brimstone (Martin Koolhoven, 2016)
La forja de una figura legendaria en el salvaje oeste es un lugar común en el género, y por regla general sigue unas normas bastante fijas. Y en Brimstone no es que las subvierta en su presentación de la trágica historia de Liz (interpretada deliciosamente por Dakota Fanning) desde su dura infancia hasta su redención, pero sí que hace un esfuerzo enorme por narrarlos de forma original al trocear la trama en cuatro actos y narrarlos hacia atrás, aunque dejando el desenlace para el final. Así, vemos primero cómo se desencadenan los últimos compases del nudo, después vamos descubriendo paso a paso cómo se llegó a esa situación y, por último, vemos como se resuelve la historia. Y la verdad es que esta forma de presentarlo funciona a la perfección en este caso, ya que los verdaderos motivos de todo lo que sucede quedan ocultos hasta casi el final, cuando se presenta la niñez de la protagonista. Grandes actores para una gran historia, intensa y dura, pero imprescindible.



marlina

Marlina the Murderer in Four Acts (Mouly Surya, 2017)
Con la presencia de la directora
En el Auditori, justo después del western crepuscular que nos presentaba Brimstone, llegaba Marlina the Murderer in Four Acts, que pronto se muestra con los tics y las formas de ese género, pero rodado en Indonesia y situado en la época actual (se le podría llamar estern crepuscular?). No hay héroes de acero más rápidos que su sombra, sino una viuda intentando sobrevivir en un mundo de pobreza y violencia masculina, pero demostrando que no se puede ser más heroína que una mujer intentando sobrevivir. El resultado es una película muy redonda, con unas actuaciones excelentes, y en un contexto cultural y social, el de la Isla de Sumba, que occidente desconoce por completo y resulta de un interés indiscutible.



my friend dahmer

My Friend Dahmer (Marc Meyers, 2017)
Con la presencia del director.
Basada en el cómic homónimo de Derf Backderf, My Friend Dahmer explica cómo fue la adolescencia de Jeffrey Dahmer, uno de los asesinos en serie más célebres de los Estados Unidos. Si en el cómic el punto de vista era el del dibujante, que fue uno de los compañeros de clase del protagonista, y todo lo que pasaba fuera de su vista eran puras conjeturas, la película opta por una narración omnisciente, dejando bastante de lado a los compañeros de clase de Dahmer, desvirtuando ligeramente el valor testimonial del cómic al presentar un biopic ficcionado per se. En todo caso, a la película le sigue faltando algo de pulso para hacer entender al espectador lo realmente terrible que es lo que se está cociendo allí, detrás de la máscara del monstruo. Aunque reconozco que el echo de haber sido rodada en la auténtica casa de infancia de Dahmer, un lugar sin duda lleno de fantasmas, le da un toque oscuro que no se escapa en su visionado.



animals

Animals (Greg Zglinski, 2017)
Una pareja en pleno viaje de reconciliación tienen un accidente automovilístico contra una oveja en una carretera rural, y se ven envueltos en una serie de extraños acontecimientos entre la normalidad y lo extraño, que les impide saber a ciencia cierta dónde y con quién están en realidad. Un ambiente conyugal enrarecido por la desconfianza y los celos no hace más que empeorar un clima de pesadilla que queda bien plasmado, a pesar de su factura televisiva. Thriller con toques fantásticos, correcto, pero poco más.



the wall

The Wall (Doug Liman, 2017)
Una auténtica sorpresa. Como todos los años, Sitges se encarga de elegir por nosotros muchas de las películas que podemos ver en sus salas, a costa de un sistema de gestión de accesos al ticketing infradimensionado y, sobre todo, a la enorme cantidad de películas que se proyectan, cosas que hacen imposible ver todo lo que nos gustaría. Por eso, a veces, hay que aceptar lo sobrante. Y The Wall no era para nada mi primera elección para esa noche, porque lo cierto es que no soy muy de cine bélico, y menos si su argumento recuerda tanto a Última Llamada. Pero no tuve otro remedio que escogerla, y repito, fue una auténtica (y muy grata) sorpresa. Acción medidísima, tensión muy bien administrada, personajes poderosos, y una voluntad sincera de explicar algo nuevo a pesar de estar construida con materiales reciclados. Y al final, con grato giro final incluido, The Wall se convirtió de inmediato en una de mis favoritas del año.







yume

No hay comentarios :